TEPIC, ZONA DE GUERRA

Luis Ignacio Palacios 19/06/2018 Comentarios
TEPIC, ZONA DE GUERRA

El crecimiento de nuestra ciudad capital ha sido desordenado, sin control gubernamental se instalaron más de doscientas colonias, hoy constituyen zonas complicadas en todo a lo que se pudiese referir como un adecuado urbanismo; padecemos las consecuencias de ello y la autoridad municipal, responsable de prodigar bienes y servicios, no está respondiendo a la altura de estos reclamos sociales que son muchos y de urgente solución.

Cuando nos visitan personas de otras latitudes, les llama la atención el centro histórico, pensando que quizás se pueda caminar por la noche por sus calles, como en Zacatecas, Taxco, Guanajuato o Antigua –en Guatemala- se aventuran a hacerlo y oh sorpresa..! se encuentran con la desagradable vista de que la mayoría de las luminarias no funcionan, el centro, en la avenida México y calles aledañas, aquello es una boca de lobo.

En las colonias viejas, como en la Heriberto Casas, Emiliano Zapata, San Juan, por señalar algunas, las calles tienen una peligrosa condición, existen baches que son el nacimiento de cráteres; y no es broma, no tan solo están en mal estado las alcantarillas, hacinadas de basura por el actuar de gente irresponsable que arroja sus desechos cuando llueve.

No existe una cultura ciudadana, que cuide y aprecie su lugar de residencia, los comités de acción ciudadana que organiza el Ayuntamiento de Tepic, son instrumentos de acción política del grupo político en turno en rededor del edil; hoy, el maestro Francisco Javier Castellón Fonseca, ha llegado a su nivel de incompetencia en varios rubros que son de su exclusiva responsabilidad.

De hecho, el presidente municipal de nuestra ciudad capital, tiene la ventaja de que el gobernador puede ordenar acciones de obras públicas de manera emergente y resuelve problemas ingentes; hoy, el gabinete Montessori del ejecutivo estatal, la densa respuesta del poder legislativo, tienen a Tepic en un lamentable estado, que se ha agudizado ahora con el inicio del temporal de lluvias.

Aunado a esto, la crisis de seguridad pública sigue creciendo, los asaltos a casas habitación y negociaciones de todo tipo, es una constante, la Cámara de Comercio de Tepic, es el vocero a quien no le hace caso nadie en sus reclamos, sus agremiados son los clientes recurrentes de los amantes de lo ajeno.

Y la inefable fuerza municipal de Seguridad Pública, al mando de un viejo policía que presume sus blasones de haberse preparado en extremo, tiene como función, el joder a diario a los automovilistas que en una ciudad caótica, se estacionan en donde pueden encontrar un lugar, y ponerse afuera en las inmediaciones de los antros los fines de semana para detener y extorsionar a jóvenes pudientes que salen con aliento alcohólico antes de llegar a sus automóviles.

Y basta que cualquier institución o empresa, pongan una línea amarilla en su banqueta para que ya sea una zona prohibida para hacerlo.

LA RESPONSABILIDAD DEL EDIL

Voté por Francisco Javier, porque consideré que con su preparación académica era una excelente propuesta, sin embargo su desempeño ha dejado que desear, su ejercicio como presidente municipal, está en la picota del descrédito, su despacho para atender a los ciudadanos está en manos de gente irresponsable y sin oficio, extraño en la titular de prensa, que descansa en el secretario particular que es una deficiencia mayúscula.

En su núcleo de ediles y la síndico, se debaten las ambiciones por el aprovechamiento de los recursos públicos, sin vergüenza alguna y de manera impune la síndico ha extorsionado a la administración municipal para sancionar con su firma importantes decretos, como la donación del terreno de la Escuela Preparatoria 13 a la UAN, o el haber obtenido préstamos de decenas de miles de pesos de manera preferente y sin pagar un peso de intereses.

Los regidores, obedecen al egoísmo de su partido y es una rebatinga la disputa por las compensaciones, vales de gasolina y espacios para sus incondicionales en la nómina.

El resultado..? no existen recursos para proporcionar adecuadamente los servicios públicos que le son responsabilidad del Ayuntamiento, recolección  de basura, seguridad en las colonias, limpieza y desazolve de los canales de desagüe de las aguas pluviales.

Tienen un concejo de colaboración municipal partidizado y no “ciudadanizado” como lo proclamaron en su inicial constitución, lo que ha dimensionado una muy precaria presencia en la ciudadanía que jubilosa les dio su voto para el acceso al poder. Derechos municipales y gravámenes con incrementos inusitados.

En la tarea de gobernar ciudades, el presidente municipal Francisco Javier Castillón Fonseca, está en déficit, se le considera corresponsable de la ineficacia del gobierno estatal para responderle adecuadamente a los reclamos ciudadanos que son de todo tipo.

Peligrosamente los dos órdenes de gobierno se desdibujan, en periodo electoral, se difuminan sus responsabilidades, las decepciones ciudadanas son justificadas y mucho tienen que hacer para regularizar respuestas eficientes frente a la sociedad; y les urge..!

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido