OPTIMISMO VERSUS POPULISMO

Luis Ignacio Palacios 18/06/2018 Comentarios
OPTIMISMO VERSUS POPULISMO

México ha vivido una jornada de enorme optimismo, el futbol demostró una vez más, su poder aglutinador en torno al símbolo de la playera que portaron ayer los jugadores de la selección; es una muestra del cosmopolitismo que se deriva de la organización mundial de este deporte, nos demuestra lo poderoso que puede llegar a ser el sentimiento de adhesión y de pertenencia a los colores nacionales en una contienda mundial.

Estos eventos contribuyen a confirmar que nuestra sociedad actual es, la enorme aldea global que nos pronosticaran los sociólogos de mitad del siglo XX, de ahí que parece un contrasentido que en algunas sociedades surjan líderes iluminados que no son otra cosa que conservadores con el rostro de populistas.

Y muestras hay varias, Boris Johnson conservador inglés que encabezó el Brexit en Inglaterra; Donald Trump que gana inopinadamente las elecciones en la Unión Americana venciendo a la liberal Hillary Clinton; Hugo Chávez en Venezuela, pueblos de primer y del tercer mundo que cayeron seducidos por el anacronismo y la cultura política arcaica, de los ultranacionalismos.

Un famoso sicólogo cognitivo –Steven Pinker- señala que es el miedo y los prejuicios los que anidan en los populistas, y dice como paradigma. “los populistas están en el lado oscuro de la historia…”, exploramos este fenómeno porque en nuestro país está amenazado por el peor de los populismos posibles, que representa Andrés Manuel López Obrador.

Pese a lo aldeano y arcaico de sus posturas y propuestas políticas, sus huestes siguen enajenados ciegos, necios y obcecados de que votar por Amlo es la solución de los problemas sociales y de gobierno que tenemos.

Se requiere un poco de sentido común y ver la realidad tal cual es, para comprender el proyecto que nos presentan, gobierno de un autócrata, imbricado por la religiosidad de la secta cristiana de los adventistas del séptimo día; un hibridismo del nacionalismo revolucionario de mediados del siglo pasado; con peligrosos tintes de ilegalidad extrema al proponer una singular amnistía a los delincuentes.

Los fanáticos de Amlo, sin saberlo quizás, alientan este populismo que tiene una fuerte base de mentalidad rural y que se ha extendido por las capas menos cultas de nuestra sociedad, aplauden el becar a los Ninis; no entienden en absoluto la propuesta de desaparecer el Estado Mayor presidencial, de vender el avión que usa el ejecutivo federal, propuestas de un político mesiánico que presume una humildad mendaz.

EL COLMO

Propone desaparecer las fuerzas armadas Sedena, Semar, Policía Federal para crear un mando único una “guardia nacional”; no acepta los controles constitucionales del congreso, quiere poderes meta constitucionales, pretende gobernar por decretos y por consulta que haga a sus fieles, al pueblo bueno.

Todo eso, de difícil concreción sumiría a México en un periodo de incertidumbre y de estancamiento económico; pero optimista que soy digo que con mi voto no llegará a gobernar.

Empero de lo inaudito de sus proyectos lo que poderosamente me llama la atención, que nos revela la realidad delirante proyecto de Morena; quiere el establecimiento de un Tribunal Constitucional que esté en los hechos por encima de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, tal cosa es muy  peligrosa y un flagrante atentado a nuestro sistema jurídico político.

Más allá de lo bucólico de querer vivir en Palacio Nacional y no en Los Pinos, la ignorancia es supina, el ejecutivo federal no puede intervenir en el legislativo ni el judicial, de ahí lo espeluznante del proyecto de crear un Tribunal Constitucional, que no es broma, desde hace meses lo están estudiando en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, en dónde uno de sus fieles Diego Valadez, del equipo de Marcelo Ebrad, está a cargo.

El proyecto toma el ejemplo de España quienes tienen una evolución jurídica diversa a la mexicana; lo que pretende el candidato de Morena, es que el poder judicial federal siga igual, pero el Tribunal Constitucional sería una institución que estaría fuera de este poder, una institución autónoma, compuesta por ministros nombrados por….., el presidente de la república..!!!

En los hechos, este Tribunal Constitucional tendría autonomía y capacidad para enmendarle la plana a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, incluso al legislativo federal, pues tendría poder para nulificar sus decretos.

Como Abogado, como analista político rechazo la propuesta política de Amlo, por aldeana, arcaica y retrógrada; somos un país al que le ha costado sangre y sudor tener las instituciones y la modernidad de nuestra sociedad; es inadmisible la peligrosa propuesta del Tribunal Constitucional que sería el arma poderosa para imponer los caprichos de un autócrata.

Recordemos a Amlo y a todos los candidatos que el gobernante es UN CUSTODIO TEMPORAL DEL PODER, SOMETIDO A DEBERES Y LIMITACIONES.

Soy optimista, le voy a la selección mexicana de futbol y votaré por la capacidad y sensatez que representa Pepe “Mid”.  Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido