DÍA DEL JUZGADOR MEXICANO

Luis Ignacio Palacios 08/03/2018 Comentarios
DÍA DEL JUZGADOR MEXICANO
  • La paz y la concordia entre los ciudadanos depende de la observancia de las leyes y su adecuada aplicación.

El 7 de marzo tiene un significado singular, que corresponde a la instalación del Supremo Tribunal de Justicia para la América Mexicana en Ario de Rosales, Michoacán, en el año de 1815, constituyendo el antecedente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y con ello, el inicio de la actividad jurisdiccional del México Independiente.

Hoy esta efeméride tiene apenas un par de años que se conmemora, porque en la actividad jurisdiccional la principal arma de los juzgadores es el Derecho con el que se logra dar rumbo a la sociedad y procurar el orden en las relaciones de convivencia.

Tenemos que revalorar la función del juzgador, porque por la vía del derecho, se ha logrado mantener un equilibrio social, concediendo y asegurando derechos a los individuos y grupos en nuestro país, que se viven tiempos difíciles, en los que el derecho tiene que dar muestras de gran flexibilidad y adaptabilidad para no caer en la anarquía, ni el despotismo.

Hoy, debemos de pedirles a los jueces en ejercicio, que sus funciones deben estar determinadas por un alto sentido político del Derecho, puesto que en las resoluciones de los jueces está de por medio la libertad, el patrimonio, la familia y muchos otros valores.

En Nayarit, como en todo México, la importancia de la justicia consiste en que los jueces y magistrados no deben estar supeditados a los órganos del poder político, deben estar seguros que gozarán de la garantía para que en el ejercicio de su función sólo prevalezca la legalidad, la independencia y la imparcialidad.

Son variopintas las actuales condiciones que tienen los juzgadores en nuestra entidad, y en sus filas hay de todo, tenemos doctores en derechos, muy dedicados a su función, y uno que otro prietito en el arroz, irresponsables corruptos que dictan sentencias «plus petito», como aquel vivales que resolvió una demanda de nulidad de contrato de compraventa y le dió al demandante una sentencia de de acción reivindicatoria.

Empero, nos consta que la mayoría de los jueces de Nayarit, ejercen sus funciones con dedicación y honradez, pese a las limitantes financieras de sus sueldos, que son unos de los mas bajos de los poderes judiciales de la república.

Esta efémeride, se imbrica con la celebración del día de la mujer, y este lunes anterior, en la ceremonia de todos los lunes primero de cada mes, la magistrado Ana Isabel Velazco, se refirió a sentidas cuestiones de género que prevalecen al interior del aparato del poder judicial de la entidad; nuestro país, atraviesa por una singular condición socio política, nunca como antes, hemos tenido este marco de libertades, que para los agresivos actores políticos lo ensucian con sus dicterios.

Quienes crecimos en las universidades cuando la crisis del Estado Mexicano de 1968 a 1971, hoy nos sorprendemos del irresponsable libertinaje político y de abuso del derecho de manifestar opiniones al que han degradado, los nuevos opinadores que, con las redes sociales se han multiplicados en su imbecilidad.

Hay mucho por hacer, para mejorar esta sociedad, y los jueces son parte inherente a la estabilidad social que merecen todos los mexicanos. Sean varones, mujeres o quimeras…

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido