SINGULAR FESTEJO DE LA CARTA LOCAL

Lo que no hicieron en su momento los gobiernos –estatal y municipales- emanados del PRI, que se suponen encarnan el nacionalismo revolucionario y debieron de hacer gala de los festejos para conmemorar el centenario de la Carta Magna; hoy, en el  Congreso del Estado integrado por una diputación disímbola en lo plural e ideológico, dieron muestra de un decoroso perfil político para iniciar los festejos del centenario de nuestra carta local.

En sesión solemne, el diputado presidente con su voz grave de tenor bajo, con esa su oratoria enfática y pausada, dio lectura a un buen documento, con el cual de inicio señala emoción y orgullo de conmemorar la efeméride; tuvo la atingencia de señalar los cánones del orden jurídico nacional, enfatizando sobre la configuración del sistema constitucional mexicano.

Expresando que hace cien años, los quince integrantes del constituyente local hicieron lo propio al adecuar el canon del sistema federal en nuestra carta local; señaló la prevalencia de este modelo constitucional y dijo que la transformación que ha sufrido la constitución de Nayarit, debe propiciar un análisis profundo sobre su significado y el valor de la carta local.

Polo Domínguez, el diputado presidente, dijo tener emoción cívica y política al festejar este centenario, sin perder de vista que la construcción de la democracia se lleva a cabo en la diversidad, la tolerancia y civilidad, bajo el manto de nuestra constitución; y aprovechó el marco  solemne del evento para señalar la inconveniencia de la patología del ejercicio del poder, que no se use en beneficio propio, y para que no se abuse de él, se requiere de la participación ciudadana.

Señala con puntillosa claridad que “la desinformación, la desigualdad, el crimen , la inseguridad y la violencia, la corrupción y la impunidad son los grandes enemigos de la democracia…”

Habló de los fines del Estado, de sus gobiernos, y que para vivir en paz y armonía es menester “un entorno democrático con una adecuada limitación del ejercicio del poder, basado en el respeto de los derechos humanos..” sociedades democráticas requieren la decidida participación de la ciudadanía.

A la que llama “la generación del centenario”  les dijo que retomando el constitucionalismo se deben sentar las bases sociales para “el desarrollo de una moderna democracia participativa e incluyente en donde la pluralidad y alternancia en el ejercicio del poder, transiten sobre bases sólidas, que inhiban acciones de intereses personales o de grupo y que afecten el interés general, valor supremo de nuestra sociedad..”

Cerró su intervención con un llamado al ejercicio ciudadano para perfeccionar las instituciones y derechos de todos que contiene la carta local; y dijo que ese será el mejor legado para las futuras generaciones.

El discurso fue el adecuado, en el marco solemne de la sesión con la presencia del gobernador y del representante del judicial; sin estridencias ni juegos verbales de artificios políticos, dada la contienda que aún prevalece con los emisarios del pasado reciente.

EL DICTUM DEL GOBERNANTE

Antonio Echevarría García, leyó un  documento que pretendió ser institucional, se refiere a ese extraño mantra que le acuñaron, “las causas de los ciudadanos” al referirse al festejo institucional señala las responsabilidades de los poderes, de la colaboración del ejecutivo con el legislativo; en su ecuación mental sobre el Estado, omitió citar al poder judicial.

Dijo que mucho preceptos de la carta local, “son meramente enunciativos..” y que hace falta “mucha más voluntad..” para cristalizarlos conforme lo diseñó el constituyente local.

Y desde luego no perdió la oportunidad de hacer apología de su gobierno que lucha contra la corrupción y el desastre gubernamental del pasado reciente, parco y limitado en sus asertos, no hubo florilegio alguno en este documento.

Dijo que se suma al festejo y a la reflexión de este centenario; y de lo poco que se salva de inconexo y abigarrado texto, es al final cuando señala que:

“Sin duda, nos falta mucho por hacer como estado, mucho por avanzar, mucho por entender, pero estoy cierto que es desde la ciudadanía donde se gestan los grandes cambios.

100 años de Nayarit cómo estado libre y soberano y 100 años de nuestra Constitución, son momento histórico para todos nosotros, para el pueblo de Nayarit.

Honremos a Nayarit con un trabajo que trascienda, sí podemos estar a la altura que la circunstancia demanda.

Hagamos trascendente en lo prioritario nuestro paso por el Poder Público.

Que viva Nayarit y su Constitución que hoy celebramos sus primeros 100 años.”

He ahí el festejo, fue la hora estelar de los diputados…

¿Y EL TEXTO ORIGINAL DE LA CONSTITUCIÓN..?

A propósito del centenario, vale la pena comisionar a Petrus, para que indague en dónde quedó el texto original de la Constitución Política del Estado de Nayarit; es un documento escrito a mano, con elegante letra tipo Palmer; corren varias leyendas urbanas sobre su desaparición; entre otras la que dice que fue el entonces recién nombrado notario Alfredo Corona Ibarra quien la sustrajo de los archivos de Palacio cuando era director del Registro Público de la Propiedad; y que a su muerte, sus descendientes iniciaron la venta de sus archivos y biblioteca; y ante ellos compareció el también extinto Enrique Hernández Zavalza, quien les compró gran parte de la biblioteca, entre cuyos documentos iba ahí el texto de la carta local; de esto ha hecho un sofisma el señoritingo de su hijo que presume su posesión, hoy avezado operador y consultor del gobernador Toño Echevarría.

Esperemos que el ubicuo fiscal general del Estado, inicie la indagatoria correspondiente; su patrón y el pueblo de Nayarit, se lo agradecerán.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

 

 

Artículo anteriorJORGE ANÍBAL… FOUCHÉ FALLIDO
Artículo siguienteEL PESIMISMO DE LA RAZÓN
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.