AUTONOMÍA DE PODERES

Hoy en Nayarit, vivimos una condición inédita debido a la autonomía con que se conducen los poderes del Estado; es una autonomía no solo administrativa, sino política, que genera singularidades en la operación del quehacer sustantivo de cada uno de ellos, y trae consigo un contexto que no esperaba ninguno de los titulares del ejecutivo, legislativo y el judicial.

LEGISLATIVO

El ejecutivo con algunos enclaves administrativos en el legislativo ha cumplido con los extremos que la carta local y las leyes secundarias le imponen en el proceso de la manufactura de las leyes fiscales de la entidad, poderoso instrumento para reglamentar el gasto público y para normar la exacción fiscal, en un Estado como el nuestro, el reciclaje del capital se deriva de la aplicación de los recursos públicos.

De esta manera, la astringencia económica de los tres primeros meses, produjo un estado de necesidad generalizado, los recursos públicos que heredaron y las ministraciones de fin de año que la SHCP hace a la entidades, se difuminaron en quién sabe que cuestiones, el cuento es, que no llegaron al bolsillo de los empleados de los gobiernos, a los medios de comunicación y en la cadenita del consumo, no llegaron a las tiendas departamentales, ni al pago de las deudas de la burocracia que hace circo y maroma para sobrevivir.

En el legislativo, que cuenta con mando en su presidencia, no hubo problema alguno para la aplicación del gasto corriente, reordenaron el personal de confianza, y los problemas le surgieron al galeno Polo Domínguez, debido a la singular personalidad del –denso y hosco- titular de la secretaría general, quién junto a un diputado panista revelaron su inexperiencia en estos menesteres de irse de manera apresurada contra los emisarios del pasado.

Y en ésas andan, ahora que ya iniciaron los expedientes de juicio político en contra del ex gobernador Roberto Sandoval y algunos de sus funcionarios, incluyendo a los titulares del tribunal de justicia administrativa; proceso que tiene un pronóstico reservado, merced a la inutilidad de la resolución que puede recaer a su conclusión, traería un pequeño cisma en el TJA, si son defenestrados sus integrantes, y tienen que hacer el complicado proceso de designar nuevos titulares de este órgano jurisdiccional.

Con decoro el poder legislativo hace lo que le corresponde.

JUDICIAL

No imaginó Pedro Antonio Enríquez, el magistrado presidente, los desencuentros que iba a tener con los otros poderes; si en la primera reunión formal que tuvo con Toño Echevarría, estuvo como único testigo e implícitamente nombrado interlocutor y contacto entre ambos, Daniel Saucedo; sin embargo, varias expresiones públicas del gobernante, generaron un clima de animadversión que se palpa en los medios y en el talante con que se conducen los magistrados.

Quizás, su origen sean los yerros judiciales que ha protagonizado el Abogado litigante de Toño grande que aún tiene la monserga de los juicios que le demandó la doctora Verónica Becerra, sobre pensiones y cuestiones patrimoniales.

Empero, un tanto lentos en sus respuestas en medios, han sabido dejar en claro ante declaraciones rijosas y ante la opinión publicada del gobernador, que en los trabajos sustantivos del poder judicial, se llevan a cabo con la normalidad debida, con las dilaciones obvias que imponen la incómoda condición de que los juzgados penales, civiles y mercantiles están colapsados merced al cúmulo de negocios judiciales que conocen y la falta de espacios para responder a la altura de la demanda de los justiciables.

Tuvieron la tormenta legislativa antes de navidad, con la impronta de que la comisión de hacienda, en el congreso, por increíble que parezca, hubo novatez e inexperiencia de los secretarios de finanzas y de programación del ejecutivo, junto a la falta de capacidad del secretario general, que nos supieron distinguir el concepto “gasto federalizado” que integra el presupuesto de egresos del judicial, y estuvieron a un tris de violar la carta local, al rasurarle inopinadamente cien millones de pesos de lo que ejercieron en el dos mil diecisiete.

El magistrado presidente y cuates que le acompañan se conducen con urbanidad política frente a sus pares, y esperan con calma la tormenta que viene, la vigencia de las reformas laboral y familiar; la primera que llegará a la competencia de los poderes judiciales y la segunda, la ansiada oralidad para abatir los monumentales rezagos.

Del presupuesto aprobado para el dos mil dieciocho, requieren cien millones de pesos más, para la implementación de diecisiete juzgados de oralidad que implica la llegada al poder judicial tales reformas; y no se ve otro Miguel Ahumada para que vaya a la federación o a la USAID y traiga recursos extras para la creación de tales juzgados.

EJECUTIVO

Le han abierto muchos frentes de contienda al gobernador; su secretario general no actúa con la celeridad debida; algunos de sus funcionarios son invisibles, otros incómodos e ineficientes; lo peor que tiene, es la dirección de prensa, cuyo titular acredita que siendo gobierno, no tiene la capacidad para mantener sanas relaciones con los medios, se ha dedicado a darle salida a sus fobias y animadversiones; tiene Toño broncas monumentales como la quiebra de la UAN, cuyo rector y sindicatos se niegan a la eutanasia.

Y ni qué decir del tema de la seguridad pública; la densidad delincuencial tiene a los ciudadanos de Tepic y lugares aledaños, con el alma en un hilo, el número de ejecutados y desaparecidos es atroz; en este tema, no se ha imbricado al gobierno de la república, que está obligado a voltear a Nayarit, para que el consejo nacional de seguridad, al menos sesione en la entidad y cubra con su manto  –las fuerzas federales- para llevar a cabo las medidas de protección a la población y disuasión a los cárteles en conflicto.

Ante la precariedad de las capacidades del poder local, el gobierno federal está obligado a responder; ésa es una materia que tiene que acreditar Toño Echevarría.

Todo lo demás, es anecdótico; ahí la llevan con su sincretismo e inexperiencia; empero, la sociedad les demanda más y mejores respuestas para superar este shock que tuvieron al enfrentar la real politik que se deriva de haber llegado al poder público.

Y más vale que se apuren, ya tenemos encima el proceso electoral federal, y como se perfilan las cosas, los partidos de la alianza que les llevó al poder, no van a ganar nada en las urnas.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

 

 

Artículo anteriorFGE LIMITANTES DISCURSIVAS
Artículo siguiente2018, RETOS Y COMPROMISOS DEL PODER JUDICIAL
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.