SACAR FUERZA DE FLAQUEZA…

Luis Ignacio Palacios 20/12/2017 Comentarios
SACAR FUERZA DE FLAQUEZA…

“Nadamas vean qué armamento trae la Policía municipal, qué armamento trae la Policía Preventiva Estatal y pues qué armamento trae el crimen organizado; nosotros no podemos. Nosotros nos vamos a dedicar a gobernar, a hacer infraestructura, a ver por la salud, a ver por lo que le haga falta al pueblo de Nayarit y la seguridad que la tomen personas de ese nivel, como son las Fuerzas Armadas, ellos si tienen con qué responder”.

Antonio Echevarría García, gobernador de Nayarit.

Esta declaración del gobernador, circuló ayer por la red del FB, y el asunto es, la reacción espeluznante de la clase política y de los ex gobernadores, que señalan con pasmo,  las debilidades políticas de Toño Echevarría como gobernante; ante la impiedad mayúscula de los tres grupos delincuenciales de cobrar revanchas y ocupar territorios, esta expresión no debiera ser la declaratoria de rendición de la plaza.

Cuando la sociedad desconoce la etiología de los hechos delincuenciales, cuando la impunidad es constante, cuando la ineficacia del scretario de seguridad es manifiesta, se produce la disolución del poder, existen de manera formal por tanto se impone la creación de una matriz de comunicación política, le corresponde al ejecutivo darle certidumbre a la ciudadanía.

Todo este contexto parece que Nayarit es un territorio de excepción, la extraterritorialidad para la vigencia de la hegemonía del Estado, y ese extraño alejamiento con el  poder judicial, llegar al extremo de negarles los dineros que les pertenecen, que el secretario de finanzas Juan Luis Chumacero rechace las llamadas del poder judicial es más que un olímpico desdén, es, una actitud pendenciera que implica la corrosión del sistema de equilibrios y controles de los tres poderes que constituyen el Estado; y tal actitud no abona al buen entedimiento planteado con Pedro Antonio, en su primera reunión ya como gobernante.

El librito del ejercicio del poder señala que, en manos medrosas no debe estar el destino de las instituciones del poder del Estado; esa extraña actitud del super secretario sin cartera, que se empecinan en desconocer la realidad de nuestra sociedad, la ausencia de protagonismo del poder ejecutivo, cuando tiene aún el bono de legitimidad para actuar y exigir al gobierno de la república la presencia cotidiana de las fuerzas federales para la disuación de los grupos en contienda

El gobernador debe emerger como el supremo poder del Estado, no debe de achicarse –y menos públicamente- a las graves responsabilidades que tiene de cara a la densidad delincuencial,  deben de aconsejarle, tiene la legitimidad suficiente para exigir al CNS que dejen de ser omisos y vean a Nayarit como un nuevo foco de sangriento escenario de contienda de carteles en conflicto.

Y al ver su rostro abrumado, con la angustia existencial a cuestas, a Toño no le queda otra que sacar fuerza de flaquezas; es grave su responsabilidad ante el escenario que le han impuesto las disputas  delincuenciales; para que ya nadie diga pobre Nayarit, pobres de nosotros…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido