HONESTOS CONVOCANTES…

Luis Ignacio Palacios 21/11/2017 Comentarios
HONESTOS CONVOCANTES…

Mi abuelo José Beas, de cuando en vez me lo decía “alabanza en boca propia es vituperio…” la frase me vino de inmediato al escuchar la admonición del gobernador Toño Echevarría, con el énfasis de su locución y la voz engolada: “nosotroosss, sí somos honestos..!” la obviedad de su reiterado desmarque del sexenio anterior, ya había comenzado desde temprano por la mañana, cuando Jorge Aníbal posteó que las críticas a su gobierno se hacían sin convicción y como nostalgia del pasado.

La inferencia acusadora en contra del ex gobernador Roberto Sandoval y su fiscal Edgar Veytia, implica que ellos, pacificaron la entidad, merced a convenios con los grupos delincuenciales; y debe saber mucho el secretario de gobierno, puesto que hace seis años dijo que “la policía Nayarit.., son sus polizetas” aunque a las horas de arrepintió y ofreció disculpas por su aserto.

El reacomodo de los grupos delincuenciales no es desconocido para el gobierno federal; PGR, Sedena, Semar, Policía Federal, Gendarmería, Segob, todos ellos tienen el cabal conocimiento de lo que está sucediendo; el quid del asunto, es porqué el gobernador se sale por la tangente en el cumplimiento de sus responsabilidades y en vez de exigir una reunión permanente del concejo estatal de seguridad, convoca a un amplio foro para tratar este grave problema que padece sobre todo la capital y sus zonas periféricas.

Este concejo estatal, es sucedáneo del nacional de seguridad; espacio en donde se toman las grandes decisiones del gobierno federal y estatales para combatir la densidad delincuencial.

Nada tiene que hacer una anfictionía como la que quiere llevar a cabo Toño, frente a lo delicado del asunto; llegaron a su nivel de incompetencia y no tuvieron mejor receta más que difuminar sus culpas con las organizaciones gremiales de la sociedad; la señal es inequívoca, no tienen funcionarios que puedan responder a la altura del reto.

Y no se trata precisamente de negociar o concertar convenios vergonzantes, frente a la potencia de los grupos en conflicto, se debe imponer la hegemonía del Estado y llevarlos a sus guetos; para ello requieren sanear las fuerzas locales y concertar el necesario auxilio de las fuerzas federales.

GUERRA ASIMÉTRICA

Uno de los teóricos del combate a la guerrilla, ha señalado que “el primer acto de discernimiento, el mayor y el más decisivo que llevan a cabo un estadista y un jefe militar, es el de establecer correctamente la clase de guerra en la que están empeñados y no tomarla o convertirla en algo diferente de lo que dicte la naturaleza de las circunstancias”. Es un problema de estrategia, la tesis de que “se están matando entre ellos” no convence ya, por los cruentos daños colaterales que ha producido esta batalla por la plaza y su estratégico territorio.

Se requiere generar un marco teórico conceptual de guerra asimétrica que sirva de referencia a los procesos de formación de la política gubernamental y de estrategia policiáca para combatir a la delincuencia; y al parecer el secretario de seguridad pública, y el gobernador Echevarría no han discernido las acciones gubernamentales a seguir, se encuentran en estado catatónico.

Y no es para menos, la envergadura del problema ha mostrado su debilidad política; medrosos y elusivos, tienen ya una masiva condena de la ciudadanía, su inacción es incapacidad de discernimiento; sus naturales miedos es signo de la ausencia de un poder ordenador, que hace que se generen ciertas condiciones, dentro de las que se destaca la debilidad del Estado; un actor débil, frente a una fuerza mayor desatada que actúa en todo el territorio de Tepic y sus zonas conurbadas.

En Nayarit, se deben de atender las variables condiciones sociopolíticas en las que se desarrolla la llegada de un poderoso cártel, para limpiar y suplir a las pequeñas bandas locales que se pusieron a competir cuando se perdió el eje de poder que los mantuvo a raya.

Tienen que desacelerar el curso de los acontecimientos, solo así tendrían la oportunidad de oponer con éxito una resistencia armada a los comandos de exterminio, que han demostrado superioridad en sus recursos tácticos como por su organización delincuencial.

Y qué pena por el pésimo discurso que leyó el gobernante; en la real politik, la honestidad autoproclamada nada tiene que ver, pueden decirlo, que son muy honestos, pero ello de nada sirve ante el cruento panorama que hoy tenemos; en mi rancho les llaman de otro modo…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido