PROFESIÓN DE FE, PROTEGER A LA MUJER: AEG

Luis Ignacio Palacios 15/11/2017 Comentarios
PROFESIÓN DE FE, PROTEGER A LA MUJER: AEG

La protección de la mujer nunca más será letra muerta en Nayarit, sostiene Antonio Echevarría García 

* Luchar por la memoria de aquellas mujeres a quienes les fue arrancada la vida, compromiso del Gobierno del Estado

En México, y en Nayarit por igual, tenemos un flagelo, parece que viene en los genes de los latinos, empero la violencia contra la mujer tiene unas raíces profundas en nuestra manera de pensar, actuar y comunicarnos, razón por la cual a veces hombres y mujeres llegan a justificarla o incluso a promoverla como un medio de control social.

En España, cada dos minutos una mujer es golpeada; en Colombia cada hora una mujer es violentada sexualmente o es muerta por su agresor; los datos estadísticos son espeluznantes.

Es un teratoma social, y es común los casos en que una mujer que es agredida por su marido y no lo denuncia pensando en “hice algo malo para que él me golpeara”, o cuando se justifica un caso de violación a una mujer y pensamos “mire como se viste ! es que cómo no la iban a violar si se viste así”, a propósito hemos visto este afiche de mujeres que fueron violadas:  “Nadie pregunta lo que mi violador llevaba puesto”.

La Asamblea General de las Naciones Unidas, 2006, estableció este dignóstico sobre el tema:

«La inequidad de género y la discriminación son las causas  raíces  de la violencia contra la mujer, influenciada por desequilibrios históricos y estructurales de poder entre mujeres y hombres  existentes  en variados grados a lo largo de  todas las comunidades en el mundo.

La violencia contra la mujer y las niñas está relacionada tanto a su falta de poder y control como a las normas sociales que prescriben los roles de hombres y mujeres en la sociedad y consienten el abuso. Las iniquidades entre los hombres y las mujeres trascienden las esferas públicas y privadas de la vida;  trascienden los derechos sociales, económicos, culturales y políticos; y se manifiestan en restricciones y limitaciones de libertades, opciones y oportunidades de las mujeres. Estas inequidades pueden aumentar los riesgos de que mujeres y niñas sufran abuso, relaciones violentas y explotación, debido a la dependencia económica, limitadas formas de sobrevivencia y opciones de obtener ingresos, o por la discriminación ante la ley  en cuanto se relacione a temas de matrimonio, divorcio y derechos de custodia de menores.

La violencia contra las mujeres y niñas no solo es una  consecuencia de la inequidad de género sino que refuerza la baja posición de las mujeres en la sociedad y las múltiples disparidades existentes entre mujeres y hombres».

En este contexto, es relevante que al inicio de su administración el gobernador Toño Echevarría intente darle una puntual respuesta a este estado social de excepción que se desborda en variopintos frentes.

“Que nunca más sea letra muerta la protección de nuestra mujeres y niñas, que nunca más desde el Gobierno se observen conductas negligentes, que nunca más haya oídos sordos al reclamo ni se pretendan callar voces de protesta”, comprometió el Gobernador Antonio Echevarría al participar en la sesión de reinstalación del Sistema Estatal para la Atención, Prevención y Erradicación de la Violencia Contra la Mujer, en el Estado de Nayarit.

Este órgano es presidido por el Secretario General de Gobierno y está integrado por representantes de dependencias estatales, como el Sistema para el Desarrollo Integral de la familia y el Instituto de la Mujer Nayarita, así como de los Ayuntamientos y de organismos sociales que tienen la obligación de vigilar el respeto a la vida y los derechos humanos de mujeres y niñas para garantizarles un desarrollo social armónico, al margen de toda índole de violencia.

El mandatario aseguró que las tareas de prevención de la violencia contra la mujer deben de ir desde lo más simple, como alumbrar las calles por las que transitan en las noches y garantizar la seguridad con especial atención a las zonas de riesgo. «Cumplamos con lo básico, que es además nuestra obligación. Orientemos, eduquemos en una campaña de conscientización en medios con lenguaje sencillo, reconocimiento del problema, planteamiento de la solución y esperanza de que sí podemos tener éxito», propuso el Gobernador.

Ante autoridades de los tres niveles de Gobierno —a quienes convocó a unir esfuerzos— el mandatario destacó que con absoluta convicción, impulsará, sin reserva alguna, las tareas necesarias para ni una mujer o una niña sea violentada en nuestra entidad.

Destacó que se pondrá especial atención en los municipios con alerta de violencia de género como: Acaponeta, Bahía de Banderas, Del Nayar, Ixtlán del Río, Santiago Ixcuintla, Tecuala y Tepic; además que se establecerán acciones especificas para los municipios con predominante población indígena Del Nayar, La Yesca y Huajicori.

Puntualizó que con voluntad absoluta, se trabajará para avanzar en la prevención y castigo a quienes atenten contra mujeres y niñas. «Les pido luchar por la memoria de aquellas mujeres a quienes les fue arrancada la vida, por ellas vamos a demostrar que sí podemos cuando decidimos trabajar honestamente y en equipo»

A estos buenos deseos -señala el escriba- se deben de dotar los recursos presupuestales para construir otra cultura social; tarea de romanos sin duda…

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido