INICIA FUNCIONES LA 2/A SALA PENAL

*Así lo acordó el Pleno del TSJ para resolver miles de procesos pendientes en apelación

Ya no se referirán a ellos, como los integrantes de la «sala güevona»; sin incrementar su presupuesto, el Tribunal Superior de Justicia tiene una nueva sala penal, la segunda instancia de esta jurisdicción, con esta medida, podrá desahogar los miles de procesos que se encuentran empantanados, debido a la demanda naturale del sistema de administración de justicia, que va aparejado con la diversificación de nuestra sociedad.

Los magistrados que integran la ahora llamada primera sala penal, Thoth Aldrin Lomelí, Javier Rivera y  José Alfredo Becerra, se perdían sus rostros en sus escritorios y libreros llenos de cientos de expedientes en apelación para resolver; «nos va a ayudar muchísimo que funcione otra sala penal..» y no escatiman elogios para los magistrados que la integran.

Un excelente ejercicio de Pedro Antonio Enríquez que obtuvo el consenso del concejo de la judicatura para optimizar el funcionamiento de las actividades sustantivas del poder judicial; no aumenta el personal de apoyo, seguirán los mismos secretarios de estudio y cuenta; su chamba se incrementa y tendrán que responder al reto de sacar adelante el rezago en esta materia.

De ahí que, es  la carga de trabajo en los asuntos de carácter penal en segunda instancia, lo que produjo que este miércoles 1 de noviembre iniciará funciones la Segunda Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Nayarit.

La creación de dicho órgano jurisdiccional fue decidida por el Pleno del Tribunal Superior, que preside el magistrado Pedro Antonio Enríquez Soto, y se deriva del correspondiente acuerdo general 06/2017 que establece y distribuye las competencias entre las salas colegiadas y unitarias, que a su vez abroga el similar acuerdo 01/2010.

Los magistrados designados para formar parte de la Segunda Sala Penal son Ismael González Parra (presidente), Miguel Ahumada Valenzuela y Raúl Gutiérrez Agüero.

Cabe precisar que el Pleno del Tribunal Superior determinó en el mencionado acuerdo general 06/2017 que los magistrados que forman parte de esta sala seguirán integrando la Sala Constitucional, siendo la Primera Sala Penal quien instruirá el procedimiento de apelación y turno de tocas o expedientes de segunda instancia.

La Primera Sala Penal estará conformada por los magistrados Thoth Aldrin Lomelí Aguilar (presidente), José Alfredo Becerra Anzaldo y Francisco Javier Rivera Casillas.

La Primera y Segunda Sala Penal tendrá competencia para conocer de y resolver las apelaciones contra sentencias definitivas u otras que tengan ese efecto, dictadas en los asuntos del ramo penal del fuero común en los términos de la legislación, y del referido acuerdo.

Las mencionadas sentencias serán las que dicten juzgados de primera instancia respecto de asuntos pendientes de resolver conforme al sistema penal tradicional como los que surjan en el vigente sistema acusatorio y oral.

Enhorabuena por los justiciables, que Miguel Ahumada, Raúl Gutiérrez  e Ismael González cumplan con decoro y pulcritud la delicada tarea de administrar justicia y corrijan adecuadamente los desaguisados que en ocasiones dictan los ubicuos jueces de primera instancia.

Artículo anteriorGOBIERNO TRÉMULO
Artículo siguienteINDUCE  CONGRESO A MPIOS. LEY DE INGRESOS 2018
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.