EXITOSO CONGRESO DEL PODER JUDICIAL

Luis Ignacio Palacios 26/10/2017 Comentarios
EXITOSO CONGRESO DEL PODER JUDICIAL

El Tribunal Superior de Justicia organiza el primer Congreso Nacional de Argumentación Jurídica, tuvo su inauguración una respetable presencia abogados litigantes, muchos catedráticos y estudiantes de derecho, así como el pleno de magistrados y unos cuantos jueces que se escaparon de su chamba para escuchar a ponentes de calidad académica excepcional.

El primero de los expositores, Rafael Coello Cetina, secretario general de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de entrada a su alocución dio tremendo cebollazo al togado Pedro Antonio Enríquez, felicitó al poder judicial local, “por tener en Pedro Antonio, un presidente del TSJ quién se ha caracterizado a nivel nacional por defender la autonomía de los poderes judiciales de los Estados..”

Coello Cetina disertó ampliamente sobre el tema «Los defectos del juicio de proporcionalidad y la opción de la interpretación integral».

Con excelente talante, el diputado Javier Hiram Mercado Zamora, presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos de la XXXII Legislatura del estado, tuvo a su cargo la inauguración del congreso nacional, para el que se programó la participación de ponentes de la Suprema Corte, los poderes judiciales del Estado de México y Nayarit, varias universidades y el Centro de Ética Judicial de nuestro país.

El magistrado Enríquez Soto expresó que «vivimos la mayor revolución jurídica de los últimos tiempos en nuestro país» y para mantenerse en el mercado laboral, abogados y abogadas requieren una permanente capacitación.

Señaló que la presencia de profesionales del derecho en el congreso nacional confirma su interés de estar al día respecto a dicha transformación jurídica; y se congratuló por la asistencia «de quienes tenemos la delicada tarea de resolver las controversias que llegan a nuestro conocimiento para hacer que las reformas penal, mercantil, la reforma laboral que viene, así como las del sistema familiar y en materia de derechos humanos, sean posibles en este país».

Y destacó la concurrencia de estudiantes y puntualizó que el futuro de la transformación jurídica del país «está en la apuesta que hagamos en favor de la nueva generación de abogadas y abogados».

En su oportunidad, con una excelente disertación la magistrada Zayra Rivera Véliz, integrante de la Sala de Jurisdicción Mixta del Tribunal Superior de Justicia del estado y presidenta de la Comisión de Capacitación del Consejo de la Judicatura, hizo la exposición de motivos del evento nacional.

En esta primera jornada del congreso nacional tuvieron lugar tres ponencias, adicionales a la del secretario de Acuerdos de la Suprema Corte; a cargo del doctor Ramiro Contreras Acevedo, de la Universidad de Guadalajara; del magistrado Pedro Antonio Enríquez Soto y finalmente, el doctor Ángel Adrián González Delgado, de la Universidad Autónoma de Nayarit.

MALEDUCADOS

Lo que fue una decepción para los organizadores, fue la ausencia del representante del gobernador del Estado; un acto de esta naturaleza, cuando viene el secretario general de acuerdos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, merece la presencia del huidizo gobernante, o en su ausencia, del secretario general de gobierno.

Recibieron la indicación que el representante del ejecutivo estatal sería el sub secretario jurídico, Guadalupe Campos, un letrado que fue un gris magistrado del TSJ y que reveló sus limitaciones ante el foro por su singular personalidad –misántropo- lo esperaron 45 minutos y ante la impaciencia de los ahí presentes se inauguró el evento.

A la hora, llegó por ahí un mal vestido funcionario de cuarto nivel de la secretaría general de gobierno, que según esto representaba al poder ejecutivo; todos los ahí presentes, vieron el hecho con cara de pena ajena.

Algunos magistrados me preguntaron del cómo interpretar la ofensa al poder judicial y la falta de urbanidad del gobernante; viendo el talante del nuevo gobierno les dije que es parte de la atmósfera que priva en el gobierno y en los medios sobre el inopinado lance que el testaferro perrediano trae en contra del poder judicial; y que a lo mejor es una respuesta desdeñosa a unos inopinados acuerdos que un juez de primera instancia hizo en contra del padre del gobernador en sus inacabados pleitos judiciales.

Son reiterados los pésimos acuerdos y conductas criticables de los juzgadores; nadie los controla en la primera instancia, hacen trapacería y media, y el concejo de la judicatura no se ha atrevido a correrlos; hoy Pedro Antonio está en un brete por la liviandad del juez de Tecuala y Rodrigo González Barrios lo anda exhibiendo en las redes sociales.

Sea cual fuere la causa, quedó en el ambiente la falta de urbanidad política del gobernador; alguien por ahí terminó la especulación con un “y qué esperaban..? son pesaditos y mal educados..”

Pese a este pelo en la sopa, el evento estuvo a la altura de la expectativa que causó su convocatoria; quedan dos días de vasto trabajo intelectual.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido