CÁTEDRA DEL MGDO. PÉREZ CÁRDENAS

Luis Ignacio Palacios 04/10/2017 Comentarios
CÁTEDRA DEL MGDO. PÉREZ CÁRDENAS

Con su sólida formación intelectual, disertó este inicio de semana, el magistrado Rafael Pérez Cárdenas, fue el orador en  el acto cívico mensual de quienes laboran en el Poder Judicial de Nayarit, en dónde funge como presidente de la Sala de Jurisdicción Mixta del Tribunal Superior de Justicia y de la Comisión de Disciplina del Consejo de la Judicatura.

Señaló que ante las grandes pérdidas ocasionadas por los sismos del 7 y el 19 de septiembre pasado, el pueblo de México ha dado en forma extraordinaria ejemplos de unidad nacional: “Estamos diciéndonos y diciéndole al mundo que México está de pie, que seremos la nación fuerte y poderosa que demanda esta sociedad, para bien propio y de nuestros hijos”.

Ante la presencia del presidente del Poder Judicial, magistrado Pedro Antonio Enríquez Soto, y al que asistió como invitado el comandante de la Décima Tercera Zona Militar, general de brigada Armando Montaño Ponce, el magistrado Pérez Cárdenas añadió que ante los retos del momento la institución responsable de impartir justicia debe seguir dando muestras de transparencia y ataque a la corrupción. Un tema recurrente en las quejas de los litigantes del foro local.

Aunque no son conocidas sus resolutivos precisó que “toda queja o denuncia que se nos presenta por conductas de cualquier servidor judicial, se sujeta a proceso de responsabilidad y tiene una resolución; por ello –agregó– hemos aplicado penas desde la separación del cargo de jueces, secretarios, actuarios, notificadores y demás personal administrativo, con irrestricto apego a sus derechos al debido proceso”.

Reiteró que las autoridades judiciales han demostrado “que todo acto de corrupción que se denuncie y se pruebe será atendido y sancionado, porque en la casa de la justicia a nadie se protege si alguien tiene una responsabilidad que afrontar; esta es la determinación de la Constitución y del marco normativo que cumpliremos estrictamente”.

El togado informó que como parte de las reformas de julio de 2016 a las normas contra la corrupción, a partir de mayo del próximo año todos los servidores públicos deberán hacer pública su declaración de modificación patrimonial, que en Nayarit se presentaba en octubre y no era del conocimiento de la ciudadanía.

En su alocución, al final le dió tintes de filosofía política al mencionar diversas conmemoraciones nacionales e internacionales que tienen lugar durante octubre, el servidor judicial reiteró la importancia de que en la búsqueda del bien común se actúe “dando de sí, antes de pensar en sí”.

Un discurso sobrio, oratoria serena, dictum claro y convincente, de nuestro condiscípulo en la Facultad de Derecho de la Universidad de Guadalajara.

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido