SEMANA DEL ABOGADO EN EL TSJ

Luis Ignacio Palacios 07/07/2017 Comentarios

Conforme a su talante y tendencias intelectuales de su persona, Pedro Antonio Enríquez invita –como cada año- al gremio de Abogados a festejar su efeméride con una semana que trae programada una serie  de actividades que, nos permiten hacer un ejercicio de análisis crítico de la justicia penal; de la vigencia y aplicación de los tratados internacionales en materia de derechos humanos; y algo trascendente, un conversatorio sobre aspectos problemáticos de la aplicación del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Se ha invitado al embajador de la república de Chile, Héctor Ricardo Núñez Muñoz, para que el próximo lunes 10 de julio a las 12 horas en el auditorio de la sede del Tribunal Superior de Justicia, exponga una conferencia magistral; esperamos que en su disertación, muestre algo de la reciedumbre de la cultura jurídica de su país.

Se van a presentar libros, habrá un taller sobre justicia para adolescentes, la presentación del anuario estadístico del poder judicial; un coloquio sobre los municipios en el centenario de nuestro Estado y varias conferencias alusivas a la aplicación del canon de los derechos humanos en las funciones jurisdiccionales; en fin, un escenario variopinto para que los letrados tengamos la oportunidad de confrontarnos con los administradores de justicia y conozcamos los avatares por los que pasa actualmente el poder judicial.

Y como cada año, el escriba hace remembranza de la herencia intelectual de los juristas sudamericanos, es obligado recordar que a la edad de 45 años, Eduardo Juan Couture Etcheverry, el gran jurista uruguayo, impartió una conferencia en el Colegio de Abogados de Buenos Aires, reproducida en el Boletín del mismo en 1949; de donde nace una pequeña obra jurídica de enorme contenido ético, quizá de los más famosos textos de la literatura en la materia, los mandamientos del abogado, mejor conocido como El decálogo del abogado.

Existen obras en la formación de la carrera del Abogado que son monolíticas e imprescindibles, desde el vasto derecho romano, el código de Justiniano, la compilación de las Institutas; el derecho procesal francés, y desde luego que el decálogo del Abogado, de por sí indica por qué alcanzó gran reconocimiento entre las principales figuras del mundo jurídico, pues es se estima en el ámbito legal lo que todo abogado debe tener presente a lo largo de su vida profesional.

Hoy, en que con la multiplicidad de escuelas de derecho se generan licenciados hechos en ollas exprés, el bagaje de cultura jurídica, las sólidas bases históricas que todo Abogado debe tener y que brillan por su ausencia, el desarrollo de las actividades a las que nos convocan los doctorados Pedro Antonio Enríquez y Julio Romero, es una espléndida oportunidad de sembrar la semilla del estudio compensatorio en las nuevas generaciones de Abogados.

Nos invitaron a participar en el conversatorio, que por vez primera tendrá la participación de los Abogados litigantes del foro local, sólo que me dijeron que “no vaya a ser rijoso con nuestros jueces…” empero, considero que un ejercicio de esta naturaleza debe ante todo, ser una muestra de la honestidad intelectual de quienes operan las nuevas categorías jurídicas del NSJP.

Para muchos, todo se puede concentrar en ser codiguero y medianamente eficaz en la exposición verbal argumentativa; nosotros consideramos que antes que nada, el NSJP es la dialéctica desplegada, en donde se exploran las bases primigenias de la filosofía jurídica que subyace en el derecho judicial, debiera ser, un enorme esfuerzo colectivo en el inacabado proceso civilizatorio de nuestro país.

Y no la hibridez del sistema con ministerios públicos inquisidores y jueces comodinos que en las audiencias, le dan la carga de la taxatividad a los Abogados defensores.

Y en el programa, hemos de implementar al final de cada conferencia magistral o del mismo conversatorio, generosos brindis con buenos tintos mexicanos; es la semana del Abogado, festejemos jubilosos por la prevalencia de esta noble profesión..!

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido