DE TRANSICIONES…

Luis Ignacio Palacios 03/07/2017 Comentarios

Cuentan dos aspectos, meramente subjetivos o sea “percepciones” como le seduce a Jorge Aníbal describir el entorno exitoso del gobernador electo; uno, que se saben exitosos y endiosados están que no se percatan que la real politik exige ante todo una racionalidad conductal, que se tomen en serio la dimensión del reto que enfrentan; y dos, olvidan la historia y como se aprecia, la repetirán con los yerros de antaño, con la novedad que hoy tendremos no un gobernante, sino un triunvirato.!

Veremos pa´dónde se inclina el hijo pródigo, si con mami o con su padre pendenciero. Dada la disociación que entre ellos tienen desde hace años.

Una administración gubernamental, aún considerando a Nayarit como una delegación de la Ciudad de México, tiene altos grados de dificultad, merced a lo prolijo de la estructura dependiente del gobierno federal, la multiplicidad de los convenios y la forma de aplicarlos, y que, pese a toda la campaña de mala prensa en contra del gobernante que entrega, en las tripas, en lo serio y trascendente, los hombres encargados están haciendo las cosas de manera adecuada.

Roberto Sandoval, está poniendo un puente de plata a Toño Echevarría, y él, y su progenitor insisten en que en el gobierno se está haciendo una rapiña, sin pruebas, solo con su dicho rijoso, tal cual si estuviésemos en la contienda de las elecciones. Poco seso de los protagonistas, de sus asesores, que saben perfectamente que la primera ratería, el aprovechamiento indebido de los recursos públicos, es, a la llegada, echarle la culpa al que se fue, de que se llevó todo y dejó un desastre.

Solo que el marco normativo establece controles, y si el proceso de entrega recepción lo llevan a cabo conforme a la ley que hizo un gobernante sin par, entonces debemos de ver racionalidad y no “percepciones” que dejan una evidencia de la escasa cultura política de los que llegan al relevo.

El aprovechar el voto del odio en contra del gobernante que se va, trae consigo una enorme responsabilidad política, si le apostaron al método chapucero del diseño de la campaña, es indecible que ahora, cuando las cosas se ponen serias, sigan con su misma acritud, de liviandad y soflamería.

Transición ejemplar fue la del coronel Rogelio Flores Curiel que le entregó a Emilio “eme” González, en la cual por cierto Antonio fue pieza clave como secretario de Finanzas; ellos eran profesionales de la política, ni como comparar al debutante electo que se dedicó a festejar su triunfo y luego se fue a la CdMx para pedir asesoría con la sombra de su progenitora, sin que le dijera a la sociedad un gracias o al menos que entraría con güevos a cubrir el inopinado vacío que existe en seguridad pública ante la ausencia del fiscal titular.

Rogelio Flores Curiel trajo un batallón de policías del DF; Celso Delgado se apoyó en la Sedena al inicio; Roberto hizo lo propio con un mando consensuado, hoy el panorama de la seguridad pública implica la obvia intervención del gobernante electo, y si mantiene su medrosidad los cárteles del norte y del sur que están llegando, liquidando a los tiradores locales, van a hacer de Tepic, un escenario sangriento de su contienda para lograr la plaza.

Y ahora, no se requieren “percepciones” para enfrentar el reto, sino talento, valor y acreditar que tienen profesionales de la política, hombres cultos y talentosos para ser los principales de un gobierno que despertó demasiadas expectativas, y no lo que hemos conocido en sus redes sociales, un atajo de improvisados con agrios sentimientos de revancha, mientras persiste el acobardado silencio y la falta de protagonismo de Antonio Echevarría García.

¿O tendremos que esperar que papá o mamá le digan cómo hacer las elementales cosas de encubrarse en el poder…? ¿y el “mundito” del próximo gobierno..? ¿no se percatan del difícil escenario que tenemos, en estos crudelísimos meses de interregno del poder..?

U´ta…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido