LO QUE NO SE MIDE: EL VOTO DEL ODIO

Luis Ignacio Palacios 08/06/2017 Comentarios

Cuando la demoscopia nace y sistematiza sus métodos, la sociedad era una masa informe a expensas de la costumbre y las argucias de los partidos políticos; al menos en México, tomó un par de lustros para que, esta disciplina que nace de la sociometría tomara carta de residencia; se apoyó en la estadística primero, empero su naturaleza pertenece al universo de las ciencias sociales, lo que determina su carácter, no es una ciencia exacta, sino un “arte interpretativo” que, desde luego impone límites empíricos a la especulación e imaginación política electoral.

Dicho esto como introito al análisis del método chapucero que utilizaron los gurús del candidato de la derecha que resultó triunfador del pasado proceso electoral; lo que sabían Jorge Aníbal Montenegro, sus asesores (dicen que vino en el engendro de JJ Rendón) y su publicista convenenciero, doble cara de Enrique Hernández, era el grado del desprestigio que Roberto Sandoval y su CDE del Pri tenían en la población.

Con un candidato que tiene expósitas limitaciones discursivas, sin capacidad de comunicación política y el lastre de lo que significa la figura de su progenitor en importantes estratos de la gente bonita de Tepic, junto al socio restaurantero metido a operador político, hicieron un galimatías que, tuvo el afortunado resultado como el pollino que tocó la flauta; aprovecharon sin duda el grado de puerilidad extrema al que llevó el quehacer político y partidario actual para capitalizar el voto de castigo.

Ellos se sorprendieron, esperaban la victoria pero al igual que hace tres años, no con ese diferencial; ningún método puede medir el voto de castigo, o “voto del odio” como lo califican ex gobernadores del tricolor

Y existe el factor Layín, ese engendro delincuencial que le arrebata más de 50 mil votos al estamento popular que antes tenía el Pri y que abandonó el gobierno de Roberto Sandoval.

Y el factor Raúl Mejía que le quita 21 mil votos de clase media y alta a Manuel Cota; el diseño para que ganara el candidato de la derecha, se aprecia cabalmente a la luz del resultado electoral.

NUMERALIA

El triunfo electoral de Toño, es magro en la obtención del voto, no llega a 180 mil, merced a la atomización de las ofertas partidarias, votaron más del 62 por ciento de la lista nominal de electores; abajo del porcentaje de votos que le dan legitimidad a la elección de todos los gobernantes anteriores, de su padre para acá.

Nuestra prospección, previo a las campañas, lo dijimos en el chat del Notario Antonio Herrera, en dónde participan los ubicuos Aníbal y Enrique, era que el candidato triunfador ganaría con 185 a 190 mil votos, ellos, en sus delirios afiebrados señalaban que su candidato obtendría más de 220 mil sufragios; y helos ahí, ahora con el triunfo, ya se repartieron todo el gabinete, siguen en la cruda de la borrachera de la victoria y muy poco han dicho de la enorme responsabilidad que tiene que asumir el joven empresario.

Lo señalamos en este espacio hace un par de días, la primera señal es acreditar su capacidad de maniobra individual, si puede volar con sus propias alas o si ocupa los bules de sus padres para nadar en el proceloso mar de la política gubernamental.

Este es el mejor de los desenlaces de la elección para el gobernador, ha ocurrido; los pactos concertados el año pasado en su idílico rancho de Aután así lo prescriben, a menos que el junior nos sorprenda con un lance político que los haga nugatorios.

Empero, si alguien dubita lo anterior, recordemos las palabras del ahora gobernador electo en los prolegómenos de su campaña, “el programa PROSA va a seguir…. y desde luego que en nuestro gobierno Edgar Veytia seguirá como fiscal general que le ha dado seguridad al Estado…”

Y en el segundo acto de esta ópera bufa, solo nos falta ver al bigotón alcoholizado espetando: “ya ven pendejos…!! Se los dije, y la gubernatura me salió barata..! sólo pagamos la franquicia, ni le metimos lana a la elección…”

Preparemos nuestro espíritu y capacidad de asombro; veremos quienes serán su secretario de finanzas, de obras públicas y de la contraloría, al momento de que nombre el joven gobernador su equipo para la entrega recepción…

Preparémonos…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido