MIGUEL ÁNGEL, EL DISCURSO DEL MÉTODO

Luis Ignacio Palacios 13/03/2017 Comentarios

La semana pasada, el jueves por la noche, Miguel Ángel Navarro, el abanderado de MORENA en la entidad, que va en pos de la postulación para ser su candidato al gobierno del Estado, disertó en el auditorio de Economía de la UAN, una interesante conferencia sobre la expectativa actual en México y Nayarit; y al escuchar sus palabras, con duros y claros datos, recordé el título del quizás haya sido el libro más conocido de René Descartes.

Toda vez que el desliar de Miguel Ángel me hizo recordar la frase cartesiana “para dirigir bien la razón y buscar la verdad en las ciencias..” y sí, el galeno expuso de manera racional su visión del contexto en el que nos encontramos, empero, apeló sin duda a lo emocional en su mensaje, llevó buen ritmo, hizo las pausas adecuadas para incrementar la importancia de los argumentos expuestos.

El público, universitarios en su mayoría, respondían con empatía a las frases con que calificó las incongruencias del sistema político mexicano; un país que se debate en la modernidad del México urbano, empero, cuyos gobiernos no han podido sacar de la pobreza a más de la mitad de los mexicanos; poniendo en duda las cifras que el propio Inegi publica en este rubro.

Su pasión humanitaria, iba imbricada en la exposición de las cifras de la morbilidad que padece nuestra entidad; así, utilizaba frases en positivo, que, pese a esta ingente realidad, no todo lo que tenemos es catastrófico, existe mucha fortaleza en los ciudadanos, y en los que menos tienen existen el coraje para salir del estado de oprobio en que los han sumido políticas públicas ineficientes.

Obligada la referencia a la propia Universidad Autónoma de Nayarit, señalando lo inadmisible que es para la sociedad el estado de latrocinios en que la han sumido quienes no tienen responsabilidad para dirigirla.

Dijo que “si hablamos de educación superior, es importante reorganizar y corregir el rumbo de nuestra universidad: volver a su esencia y misión como máxima casa de estudios, que sea símbolo de excelencia académica a la altura de las demandas sociales y vinculada a las realidades y necesidades del mercado laboral a nivel local, regional y nacional…”

También, se refirió de manera alegórica a que en los procesos electorales no gana la sociedad, sino los cárteles; y con índice de fuego señaló a quienes detentan los “cárteles políticos” (incluso, uno de los sempiternos dirigentes de una franquicia partidaria ahí presente, se hizo pequeño en su butaca al escuchar lo anterior).

Y cerró su ponencia con un sentido mensaje esperanzador:

“Invito a los jóvenes de la Universidad a hacer realidad la visión de un Nayarit mejor, con prosperidad, con oportunidades y que se dibuje una sonrisa de felicidad en todos; los invito a elevar su voz y a rescatar juntos la esperanza en Nayarit. Necesitamos unirnos para transformar el estado en la casa común que todos queremos…”

Esta disertación fue parte del seminario de estudios sobre Nayarit, que Julio Plascencia ha llevado a la UAE, un excelente evento para universitarios, de crítica política y social profunda; y con espléndidos señalamientos de Miguel Ángel Navarro, su discurso al final, propositivo y esperanzador…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido