EL CANDIDATO QUE NO LO FUE

Luis Ignacio Palacios 08/03/2017 Comentarios

Pero que pudo serlo, y con creces; Orlando Jiménez, el eficiente funcionario público que a lo largo de la presente administración de Roberto Sandoval no solo ha recorrido la Sedesol local, luego de una inopinada defenestración que probó y templó la pasta de lo que está hecho; dando un ejemplo de lealtad y la probada capacidad de administrador en la Fiscalía y el sistema de seguridad estatal, en los servicios de educación, la secretaría particular del Congreso, y ahora en el cierre, cuidando los egresos de la Secretaría de Finanzas.

Un hombre polifuncional, difícil de encontrar en las nuevas generaciones de aprendices de políticos y administradores que llegaron con el actual grupo del poder; de todos los hombres y mujeres que ascendieron a la administración pública con Roberto, reconocidos por Tiros y Troyanos, se cuentan con los dedos de la mano y sobran; con un perfil sin vacuas vanidades, podría ser un excelente candidato a legislador con alto rendimiento electoral.

Orlando sigue trabajando como siempre, con horarios extendidos y robándole horas al descanso, estudia un post grado en una prestigiada universidad en Guadalajara y no deja de participar en las acciones de los programas asistenciales del gobierno estatal.

Sin embargo, por las actuales condiciones del contexto político del PRI y su proceso interno para la nominación de sus candidatos electorales, al parecer las oportunidades de tener una candidatura se le han cerrado.., por el momento; en el quehacer político nunca existen derrotas terminales ni victorias totales, ahí está la vía de las suplencias de los legisladores federales, que en los momentos menos pensados, son llamados a escena.

Una democracia política en formación –con tumbos y estancamientos- como la nuestra, tiene que salir de la puerilidad extrema a la que llevaron, personajes grises y bribones que solo han utilizado sus puestos para denigrar al partido y al bloque del poder que ahí los llevó; hoy que en el cierre del sexenio, cuando ya se hace de dentro y fuera del gobierno el balance y el juicio histórico empieza, figuras como la de Orlando Jiménez recibe reconocimientos de propios y adversarios.

Es necesario la madurez y talento en la clase política que nos gobierna y que sigue aspirando a gobernarnos, para que los hombres y mujeres capaces puedan seguir siendo útiles a la sociedad, independientemente de colores partidarios; Nayarit y sus gobiernos, requieren de muchos tipos como el ahora subsecretario de egresos…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido