LA REELECCIÓN DE JAVIER MERCADO

Luis Ignacio Palacios 02/03/2017 Comentarios

Conforme al texto constitucional, reformado hace algunos años por el Senado, que entraría en vigor en el 2015, y ya insertado en la carta local, apenas el año pasado, un tema que era intocable antes de la alternancia política en la presidencia de la república, la reelección de diputados y presidentes municipales, que pareciera ser la primera playa para la prolongación de la vida rosa del funcionario electo, con toda su cauda de pingües beneficios, pese al desprestigio mayúsculo que hoy tiene la actividad política.

En las discusiones previas encontramos variopintos argumentos: “La reelección de los miembros del Poder Legislativo no se trata solamente de la profesionalización de la política. La sola reelección de diputados y senadores no tiene sentido si no va acompañada de una transformación del régimen político”. De otra suerte, se dijo, “únicamente se le facilitan los trámites a aquellos que están buscando chamba para quedarse en el Congreso un trienio o un sexenio más”

Consideramos que en una sociedad como la nuestra, la reelección de diputados y ediles es una de las reformas importantes y se necesita si se quiere tener  Congresos de altura –estatales y federal- dado que al evitar la reelección de legisladores tuvo graves consecuencias para el país, puesto que impidió la formación de parlamentarios experimentados y favoreció el exacerbado presidencialismo y gobernadores autoritarios.

Y ejemplos claros tenemos bastantes, baste ver la composición de los congresos de los denominados “gobiernos consolidados” cuyos integrantes son auténticas alfombras del gobernador en turno; este es, un terreno inexplorado, las nuevas generaciones de electores no alcanzan a entender los valores que le dieron sustento al viejo régimen y que hoy ha evolucionado hacia el actual.

Sabremos de su impacto, la reelección en Nayarit, para este proceso solo será posible para diputados; los ediles hasta el próximo periodo, y de todos los que piden licencia para tratar de reelegirse, destaca la figura del panista Javier Hiram Mercado, quién por méritos propios supo construir su patrimonio político en los trabajos de esta legislatura, dándole prez a su grupo parlamentario.

Ahora se encuentra en ciernes, ante el electorado, y no con la cómoda posición previa que fue la de representación proporcional; las interrogantes que surgen para él y otros diputados que persiguen lo mismo, ¿son lo suficientemente rentables electoralmente para la reelección..? ¿serán mejores que en su anterior ejercicio..? ¿evitarán los yerros propios de la inexperiencia..?

FORTALEZAS Y OPORTUNIDADES

Si la política clásica vuelve al terreno de las elecciones y se proponen a gente capaz, con el talento, la capacidad y la cultura que requiere esta demandante disciplina, entonces, los presidentes de las comisiones y, en general, todos los integrantes de sus mesas directivas serían expertos insuperables en los temas de los que se ocupan. Aventurémonos a decir: este desperdicio de talento y trabajo debe ser evitado.

La reelección legislativa es el más eficiente mecanismo que los congresos, parlamentos y asambleas del mundo se han dado para elevar la calidad de sus integrantes, para acumular las destrezas y conocimientos agregados de sus miembros y para dar continuidad y eficiencia a sus labores. ¿Queremos un Congreso fuerte y preparado? Ya suprimida la no reelección, veremos sus resultados.

Javier Mercado, desde fuera de los partidos hoy acreditados en el congreso local, resultó ser el diputado mejor calificado de esta XXXI legislatura, por su conducta pública, que no riñe con la privada; por su constancia y tenacidad para vencer las inercias del manejo incondicional y convenios impublicables de los jefes de su fracción.

Su trabajo en comisiones lo llevó a serios enfrentamientos ante las frivolidades y descalificaciones vacuas del entonces secretario general de gobierno; al exigirle respeto no solo para los diputados de su fracción, sino para todos sus componentes, frente a la disruptiva ingerencia del poder ejecutivo que ni siquiera se preocupó por guardar las formas.

Sus intervenciones en tribuna, fueron lo suficientemente distintivas para acreditar su capacidad como parlamentario y evidenciar su sólida formación jurídico política; llevó varios trascendentes proyectos a los textos legales que ya son vigentes, defendió como pocos la autonomía financiera del poder judicial y remodeló las leyes reglamentarias de la Fiscalía general y el sistema estatal anti corrupción.

En la coyuntura del proceso electoral de este año, sin duda era posible que disputara con éxito la nominación de su partido para la alcaldía de Tepic, frente a la aguerrida Ivideliza; empero, al comprometer el Pan la alianza con el Prd, le correspondió a este partido, su nominación, que, tal como se aprecia, perderá ante el candidato tricolor.

Javier Hiram Mercado, como cuadro político elaborado, tiene todas las de ganar en este proyecto de reelección como diputado; tiene ahora la oportunidad de acreditar su valía como legislador, veremos de que pasta está hecho, a la hora buena de los votos…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido