MIGUEL AHUMADA; CONSTITUCIONALISTA

Luis Ignacio Palacios 14/02/2017 Comentarios

*Cumplen juzgadores nayaritas el mandato constitucional en materia de impartición de justicia

*Responsablemente asumen la reforma en derechos humanos, los nuevos sistemas procesales y otros retos

La Carta Magna de 1917 es “la piedra angular, el sostén jurídico-político de nuestra nación, por ello  en su texto nos basamos para responder a los reclamos sociales, además de contribuir a que los ciudadanos conozcan sus derechos y a sustraerlos de la acción arbitraria del poder”.

Así disertó el magistrado de la Sala Constitucional del Tribunal Superior, Miguel Ahumada Valenzuela, en el acto cívico mensual de los servidores judiciales de nuestra entidad, en el que participan la totalidad de servidores judiciales de los juzgados de Tepic y Xalisco, así como los magistrados del TSJ que encabeza el magistrado presidente, Pedro Antonio  Enríquez Soto.

El orador, -master en derecho y doctorante- destacó la supremacía de la Constitución, que es —puntualizó— la columna vertebral de todo nuestro sistema normativo, manteniendo coherencia y la unidad del modelo republicano, la división y el equilibrio de poderes públicos.

El magistrado Ahumada Valenzuela señaló que la fuente de nuestra Constitución es la voluntad soberana del pueblo de México y ésta es resultado del pacto social que implica la convivencia armónica de la sociedad; “es ahí, precisamente, donde la función de los jueces cobra sentido y relevancia”.

En este contexto estableció que los servidores judiciales deben seguir actuando con pulcritud y decoro según los principios rectores de la impartición de justicia, establecidos en el párrafo sexto del artículo 100 constitucional: excelencia, objetividad, imparcialidad, profesionalismo e independencia.

Resaltó que el Poder Judicial de Nayarit ha cumplido cada uno de los mandamientos constitucionales en el ámbito de la impartición de justicia, como la reforma en materia de derechos humanos, la aplicación de la Ley de Amparo, la implementación del nuevo sistema de justicia penal y la justicia oral mercantil.

Toda esta carga nueva de tareas jurisdiccionales han significado grandes retos que el personal de la institución asumió como oportunidades y los ha cumplido con gran responsabilidad. “Por eso, compañeras y compañeros, nos debemos sentir honrados de pertenecer a esta gran familia que es el Poder Judicial”.

En el homenaje al Lábaro Patrio participaron la escolta de la institución e invitados como el coronel Héctor Miguel Sánchez Balderas, comandante del 43° Batallón de Infantería, y su banda de guerra; una vez mas, el poder judicial de Nayarit, cumple con creces el rito de nuestra liturgia cívica; ahora con la oratoria serena del magistrado Miguel Ahumada, el derecho constitucional se les traduce a los funcionarios que administran justicia, como la base fundamental de su quehacer jurisdiccional.

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido