CRISIS SOCIAL, FAMILIA Y LITIS

Luis Ignacio Palacios 22/11/2016 Comentarios

En una sociedad como la nuestra, la corrosión del tejido social, de una u otra forma se expresa en el número de asuntos que judicialmente se tratan por los tribunales locales; es el Estado en esta delicada función quién prodiga a los particulares, el escenario para dirimir los conflictos que se generan en el seno familiar, la convivencia social está en crisis; de esta manera, al analizar el anuario estadístico que recientemente ha presentado el poder judicial de Nayarit, conocemos la naturaleza de estos conflictos y su impacto en la célula familiar.

Conforme a la estadística judicial, en los juzgados de primera instancia de Nayarit los asuntos más numerosos son los que involucran a la familia, pues con ellos se relacionaron 13 370 expedientes ingresados en 2015, es decir 40.85% del total de 33 370 juicios iniciados en dichos órganos jurisdiccionales.

Los asuntos de la materia propiamente familiar constituyeron el 36% de los expedientes ingresados el año pasado y el 4.85% restante, los casos de adolescentes en conflicto con la ley penal y los asuntos penales que atentan contra la estabilidad de la familia (abandono de familiares, violencia familiar, corrupción de menores, sustracción y tráfico de infantes, estupro y bigamia).

No obstante, la proporción de asuntos que involucran a la familia fue en 2015 relativamente menor que en los ejercicios 2012 a 2014, cuando el respectivo promedio fue de 41.26%.

Al presentar el  Anuario Estadístico Judicial 2015, el jefe del Departamento de Computación e Informática del Consejo de la Judicatura, ingeniero César Octavio Quintana Basto, precisó que por materia los expedientes ingresados a los juzgados de primera instancia fueron 36% familiares (como ya se indicó), 28% mercantiles, 25% penales y 11% civiles.

Considerando exclusivamente la materia familiar, los tipos de juicio fueron los de rectificación de actas (20%), pensión alimenticia (14%), juicios sucesorios (13%), divorcio necesario (10%), divorcio por mutuo consentimiento (10%), informaciones testimoniales (8%), ofrecimiento de pago (8%), divorcio incausado (6%), custodia (3%), paternidad (2%) y otros (6%).

Si se agrupan los diversos tipos de divorcio, tenemos que sumaron el 26% y por tanto se constituyeron como el principal tipo de juicios de la materia familiar.

Quintana Basto añadió que los juicios de divorcio iniciados sumaron 3310, que en relación con los 5528 matrimonios civiles registrados durante 2015 en Nayarit, constituyeron el  59.9%, es decir que por cada diez matrimonios civiles se iniciaron seis juicios de divorcio. Advirtió que esta es simplemente una relación entre cifras y no significa que seis matrimonios civiles registrados se hayan disuelto el mismo año.

Finalmente, indicó que la proporción más alta que se ha obtenido de juicios de divorcio iniciados contra matrimonios civiles es la de 2012, cuando fue de 66.3%.

El Anuario Estadístico Judicial puede consultarse en la página oficial www.tsjnay.gob.mx.

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido