EN LA UAN, EVIDENCIA DE LA CORRUPCIÓN

Luis Ignacio Palacios 15/11/2016 Comentarios

Hoy por al mediodía, Roy Rubio, auditor general del Órgano de Fiscalización Superior de la Cámara de Diputados local, rindió el informe de resultados de las auditorías y fiscalización que llevó a cabo sobre el ejercicio 2015 de todos los entes auditables en Nayarit; inexplicablemente, al parecer no exisitió ni una sola observación al poder ejecutivo que ejerció mas de 20 mil millones de pesos.

Una nota sobre el desvío de mas de 340 millones de pesos que se hizo en la secretaría de finanzas de la Universidad Autónoma de Nayarit, una soberana irregularidad cuando pr orden del rector de entonces, Juan López Salazar, se hizo una transferencia de estos millones de pesos a nombre de un simple empleado de la UAN, alguien que desempeña o desempeñaba una función de vigilante; el informe no aparce el nombre del beneficiado de manera tan extraña con esta irregular acción que representa sin mas un auténtico latrocini documentado de una parte del quebranto financiero que hoy aqueja a la universidad de todos los nayaritas.

Grave razón para que la inacción del rectro Jorge Ignacio Peña, modifique su calma y lenta actuación una vez que ya se conoce a cabalidad el monto, forma y orígenes del cómo, cuándo y dónde se llevó a cabo esta proditoria acción en contra de las finanzas universitarias; hoy mismo publica rectoría un comunicado oficial; y señala que «Sin embargo, reiteramos: toda vez que no corresponde a la administración universitaria imponer sanciones resarcitorias o administrativas, seremos responsables en no prejuzgar la actuación de los servidores públicos de esta institución señalados como presuntos responsables en el pliego de observaciones emitido por el órgano fiscalizador.«

Al parecer se hablan de dos cuestiones diversas; el boletín de la UAN habla de la «Auditoría Superior de la Federación» y lo denunciado hoy en el Congreso fue hecho por el ´Órgano de Fiscalización Superior de la Cámara de diputados locales.

Sea cualquiera de las instituciones, hoy, el rectorado que encabeza Jorge Ignacio Peña, llegó a un punto de inflexión, que le conmina a actuar con claridad y sin opacidad en esta trascendente situación; so pena de que devenga un demérito de su legitimidad por a obviedad de ser cómplice por omisión de aquellos responsables de los latrocinios a los recursos financieros de la UAN, que hoy, están siendo perfectamente documentados:

A continuación transcribimos el boletín de prensa de la rectoría:

«Tepic, Nayarit, 

Comunicado oficial

Respecto de los resultados de la Auditoría del Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Nayarit al gasto ejercido por la Universidad Autónoma de Nayarit durante el ejercicio fiscal 2015, entregados hoy ante el Congreso del Estado, la Administración Central de esta casa de estudios reitera su compromiso de seguir trabajando con transparencia como un principio básico para la rendición de cuentas no sólo ante los entes gubernamentales de los que derivan los recursos para nuestro sostenimiento, sino especialmente ante la sociedad nayarita a la cual nos debemos.

Al efecto, suscribimos el mensaje de la Auditoría Superior de la Federación en cuanto a que la fiscalización del gasto público, contribuyen de importante manera al cumplimiento de «la obligación que tienen todos los servidores públicos de mostrar, clara y oportunamente, el uso que han hecho de los recursos que les fueron confiados para el desempeño de sus funciones, y que asuman las consecuencias derivadas de los resultados obtenidos».

Al mismo tiempo, hacemos patente nuestra disposición para seguir colaborando con la alta tarea que tiene un órgano auditor, poniendo siempre a su disposición toda la información contable y financiera que nos sea solicitada, bien sea derivada de la revisión ordinaria o producto de las observaciones emitidas.

Habremos de coadyuvar también a realizar las aclaraciones procedentes, solventar las omisiones, corregir los errores e implementar las medidas correctivas resultado de la auditoría del Órgano de Fiscalización Superior del Estado.

En el caso de que se deriven responsabilidades legales de cualquier naturaleza, se habrán de realizar todas las acciones necesarias para que las autoridades competentes procedan conforme las leyes en la materia y en estricto apego a derecho. Sin embargo, reiteramos: toda vez que no corresponde a la administración universitaria imponer sanciones resarcitorias o administrativas, seremos responsables en no prejuzgar la actuación de los servidores públicos de esta institución señalados como presuntos responsables en el pliego de observaciones emitido por el órgano fiscalizador.

Pedimos como siempre, la confianza y apoyo de la comunidad universitaria para seguir caminando juntos en vías de solventar esta y otras dificultades institucionales; solicitamos también la solidaridad ciudadana, con quien seguimos comprometiendo nuestro mejor esfuerzo por formar a los ciudadanos que requiere hoy Nayarit, México y el mundo.

Atentamente 
Por lo nuestro, a lo universal

Jorge Ignacio Peña González 
Rector»

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido