LA CONSTRUCCIÓN DE UN CANDIDATO

Luis Ignacio Palacios 10/10/2016 Comentarios

Javier Hiram Mercado Zamora, Abogado y actual diputado de la XXXI Legislatura, por el Partido Acción Nacional, representa la genuina transformación de un eficiente asesor y auxiliar de los legisladores federales de ese partido, que metropolizado -terco en regresar a su terruño- trabajó para ser representante popular desde el 2011, no logrando su escaño; y ahora que lo tiene, desde hace dos años está demostrando la enorme utilidad social y política que ello representa.

Ahora, es un cuadro político que ha cumplido al pie de la letra el abc del quehacer partidario; como integrante de la actual legislatura, se decidió a darle salida a su vocación de servicio, dejando una huella bien plantada en los trabajos legislativos, de un modo tal, que sus atinadas intervenciones y propuestas de adecuaciones legales, son ahora letra viva del cuerpo de normas que rigen la vida pública de los nayaritas.

Desde que la alternancia política es una actuante realidad en nuestro país, les correspondió a los tradicionales partidos políticos del Pri, como Acción Nacional y el Prd, una etapa de hondas transformaciones, en estos tres lustros, han acreditado lo bueno y la malo que tenían en sus nomenclaturas partidarias, tuvieron que aprender que la democracia, es un sistema político vivo, actuante, que reclama profesionales del servicio público, para que le respondan a una sociedad cada día más informada y por tanto vociferantemente reclamante.

Precisamente, este periodo de la vida pública de México, ha permitido que los ciudadanos conozcan a cabalidad de qué clase de pasta están hechos los políticos que tenemos; hemos hecho estudios de todo tipo, y en este espacio no estamos de acuerdo en el dicho de que los actuales gobernantes, son el reflejo del país que tenemos; desde luego que nó.

Hay mucho talento, cultura e inteligencia en los mexicanos; el chiste del asunto, es, que los partidos que tienen las llaves de acceso al poder, posibiliten en sus prácticas, la llegada de los hombres y mujeres que son necesarios en este momento para nuestra sociedad.

El grado de deterioro de los partidos y de los políticos se debe a su cerrazón, a la obcecación de no permitir que el poder lo ejerzan aquellos que ejercen el oficio de pensar; hoy en Nayarit desde hace meses estamos observando el cómo se construye el espectáculo político, en una sociedad erizada de inconforme, que reclama honestidad y eficiencia de sus gobernantes.

LA GENUINA REPRESENTACIÓN POLÍTICA

En México, tenemos problemas particularmente intensos al tratar el tema de la representación política; algo no está funcionando bien en este campo; ¿son los partidos..? ¿son los políticos que proponen..? ¿es el marco legal que nos rige..? con la diáspora de los políticos de sus partidos, ahora la figura de los candidatos independientes, son –dicen socarrones sus teóricos- un exceso de democracia, que desnaturaliza al propio sistema democrático.

Entendamos, nuestra democracia política –aún sin avanzar como debiera- es una democracia representativa; de ahí el por qué los partidos deben escoger a un grupo de ciudadanos, que tengan la prudencia y la capacidad para discernir adecuadamente cuáles son los asuntos verdaderamente importantes que hoy reclama la sociedad.

El caso del diputado Javier Mercado es un ejemplo del cómo un cauteloso político, con fuertes ligas en el comité nacional de su partido, vino a hacer talacha en la entidad, sabiendo de que, todo comité ejecutivo estatal de cualquier partido político representa los intereses objetivos del grupo político dominante; y que, en ocasiones se margina a otras corrientes del mismo; y esa es la razón por la cual, los partidos políticos son los elementos primarios e importantes para la construcción de la democracia.

Si el movimiento se demuestra caminando, el accionar del diputado Mercado se llevó de manera paulatina, cuidando las formas, respetando a todos los panistas, sus escisiones internas solo ellos las conocen, los intereses controvertidos de los que aspiran a tener el comité estatal, tuvieron que ver, que el quehacer legislativo y político de Javier Hiram, no ahondaba las divisiones, sino todo lo contrario, unía y ampliaba el patrimonio político panista.

Se lleva bién con Polo Domínguez, porque sabe el galeno que su capacidad de promoción y gestoría entre los peticionarios, le da sentido y presencia a su gobierno municipal; en esta vertiente, Mercado Zamora personifica la frase aquella de Don Jesús Reyes Heroles: “diputado: procurador de pueblos”.

Para Ramón Cambero, el activismo legislativo y los debates en comisiones de Javier, se ha convertido en un eficiente instrumento de la contienda política que prevalece al interior de las bancadas que le reclaman casi todo a la frágil mayoría que tiene el tricolor; en la evolución de nuestras normas, los panistas se le han adelantado al bloque del poder.

El siguiente peldaño para el diputado Mercado, será sin duda, la contienda partidaria de su partido contra el Pri y sus gobiernos; es una lucha ideológica, de argumentos y de obvia estridencia; porque la política es eso, el encuentro de ideas, argumentos, dichos en todos los tonos, y la condena que hacen las oposiciones al gobierno en turno, es la obviedad del trabajo político de todos aquellos que serán abanderados para las elecciones que vienen en el ya inminente 2017.

Y para estos comicios, Javier Mercado ya tiene suficiente patrimonio y legitimidad para aspirar a ello, la lógica nos indica (si es que en alguna ocasión hay lógica en la política) que puede sumar los muchos votos de Tepic y sus cinco distritos para el que resulte abanderado del Pan, con alianza o sin ella, para el gobierno del Estado.

Contacto.-cronicaslip@gmail.com

 

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido