ENTRAMADO JURIDICO CONSTITUCIONAL

Luis Ignacio Palacios 30/09/2016 Comentarios

El poder judicial de Nayarit, lleva a cabo diversos eventos dentro de un Seminario de estudios sobre la carta local y el centenario de la entidad; es una loable tarea frente al páramo de actividades académicas que el poder ejecutivo se ha abstenido de hacer, de cara a la conmemoración centenario de la erección de Nayarit, como Estado de la federación.

He aquí la nota del reciente evento que tuvo la participación de dilectos economistas, de sólida formación intelectual que disertaron sobre el valor de la constitución local, en sus contenidos sociales y económicos:

«Las constituciones políticas son parte fundamental del entramado jurídico con el que se relaciona el sentido de la actividad del Estado en materia económica y social dentro de un país o, como en nuestro caso, en una entidad federativa.

Este fue uno de los planteamientos de los especialistas que participaron este lunes en el tercer panel del Seminario de Estudios sobre la Constitución y el Centenario de Nayarit, organizado por la Universidad Autónoma y el Poder Judicial de nuestra entidad.

El panel “Proyecto económico y social en la Constitución” tuvo lugar en el salón de sesiones “Prisciliano Sánchez Padilla” del Tribunal Superior de Justicia del estado, con la participación de Francisco Javier Castellón Fonseca, Juan José Mendoza Alvarado (moderador), José Ocampo Galindo y Edel Soto Ceja, todos ellos pertenecientes a la Unidad Académica de Economía de la Universidad.

Los panelistas coincidieron en que las constituciones políticas, como sucedió con la de nuestro país y la de Nayarit, promulgadas en 1917 y 1918, respectivamente, en sus normas de los rubros económico y social reflejan concepciones e intereses de grupos hegemónicos en épocas determinadas; conforme a tales concepciones e intereses, dichas normas se reforman e incluso son derogadas.

Castellón Fonseca ejemplificó que a principios de los años cuarenta se derogó la norma relativa a la facultad del Ejecutivo del estado de legislar en materia laboral. En contrapartida, reconoció la importancia de que una reciente reforma a la Constitución de Nayarit reconozca a la ciencia y la tecnología como bases del desarrollo estatal y que todo nayarita tenga derecho al conocimiento científico y tecnológico.

Por su parte, Soto Ceja señaló que el original impulso constitucional al cooperativismo ha ido desapareciendo en perjuicio de sectores como el pesquero, mientras que Mendoza Alvarado destacó que la participación de Nayarit en el Producto Interno Bruto del país ha ido de 0.92 por ciento a fines de los años sesenta a 0.67 por ciento en 2014, motivo por el cual se debe repensar la política económica que se dice sustentada en normas constitucionales.

Ocampo Galindo, director de la Unidad Académica de Economía, dijo en su oportunidad que es tiempo de analizar el proyecto de entidad federativa que queremos y que compartamos todos, “porque una de las debilidades que tenemos es que los nayaritas no hemos sido capaces de procesar un acuerdo de Estado por el desarrollo de Nayarit”.

Un acuerdo —precisó—transexenal que perfile nuestras principales potencialidades y las  instituciones que se requieren para obtener los resultados deseados.

Posteriormente hizo uso de la palabra el presidente del Poder Judicial, magistrado Pedro Antonio Enríquez Soto, quien señaló que las disertaciones de los panelistas no solo nos ponen con claridad académica y neutralidad ideológica en el contexto de lo que ha sido Nayarit en el rubro de su historia social y económica, sino también nos plantean los retos por venir.

Luego de mencionar una reflexión del filósofo noruego Jon Elster sobre la legitimidad de las reglas del juego democrático impuestas por una generación muerta y el derecho de una generación viva a construir nuevas reglas, Enríquez Soto puntualizó que debemos aprender del pasado y a partir de él construir la nueva sociedad que requerimos.

Agregó que el Centenario es una ocasión propicia para que las generaciones de hoy, los milenials de hoy —reiteró—reflexionen sobre cómo van a construir el Nayarit ya no de los siguientes cien años, sino de los próximos cincuenta. Estoy seguro, añadió, que muchos de ellos ya se están formando en las instituciones educativas del estado, nuestro país y el extranjero.»

El cuarto panel se efectuará el próximo jueves a las cinco de la tarde en la Casa de la Cultura de Ixtlán del Río, con el tema “Derechos y obligaciones de los nayaritas”.

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido