UAN, RESOLVER EL ACERTIJO DE RESPONSABILIDADES

Luis Ignacio Palacios 19/09/2016 Comentarios

Es el momento de deslindar las responsabilidades que en el pasado reciente fueron los directos responsables de la crisis financiera que ya le explotó en las manos al rector Jorge Ignacio Peña; lo anunció hace semanas, en la UA de Contaduría y administración, los rubros del serio déficit financiero, impagos al Sat, a servicios médicos, a proveedores, etcétera.

Y al impacto aquel causado por verla realidad de las tripas de la universidad, se junta hoy, dos temas que tienen variables en su interpretación y proyecciones hacia el interior del campus.

En efecto, ya lo dijo el rector Peña, el flujo de efectivo para el mes de octubre próximo se tienen problemas para el pago de la nómina, que impacta hasta el mes de diciembre a profesores y trabajadores tal cual se establece en los contratos colectivos.

Este primer problema se deriva por el exceso de nombramientos de docentes que en esta plantilla laboral, más prestaciones ligadas al salario, no han sido reconocidas en el convenio que está negociando Peña con la SEP y Hacienda. Empero, dentro y fuera de la UAN, es obligada la pregunta, ¿cuál fue el origen de esta atomización de las plazas docentes..?

La respuesta es simple, se crearon estas plazas fuera de la normatividad de la SEP, por vía de los pingües beneficios que recibieron los líderes de los tres sindicatos FEUAN (incluída en este calificativo) SETUAN Y SPAUAN; me dicen que son 584 e incluso más de 700 plazas que el rector en turno las repartió para fortalecer el control corporativo de la comunidad universitaria.

En su campaña para rector, Nacho Peña comprometió a los dirigentes SPAUAN Y FEUAN, para apoyar el reordenamiento de esta anomalía, porque obtuvo de la SEP el compromiso de que todas estas plazas se iban a regularizar mediante la asignación por oposición a docentes, que pudiesen ser los mismos que hoy detentan estas plazas de manera indebida; y al parecer la SEP no ha respondido a las peticiones que le ha hecho el rector en este asunto.

Otro tema es el que tienen que ver con los ingresos extraordinarios que reciben docentes e investigadores, mediante el Programa de estímulos al desempeño docente, denominado “becas” cuyo ingreso se forma de aportaciones de la federación y de la propia UAN; y aquí existen varias leyendas del origen del quebranto, un fraude de una institución del gobierno de la república y un mal manejo, maniqueo de las aportaciones del gobierno del sátrapa Ney González a la UAN.

EGOISMO, MEZQUINDAD

Este ingreso tiene varios niveles, y he escuchado que cada año, se asignaban a las dirigencias de los sindicatos, en decenas de asignaciones; e incluso que se llevaba a cabo de manera discrecional, como por ejemplo ponen los de UACYA, que fueron en ocasiones solo del nivel 9; para un lego, cada nivel impacta en cantidades superiores a los dos mil pesos mensuales.

Es un programa que dimana de la sub secretaría de educación superior para aquellos académicos que cumplan con estándares de calidad, dedicación y permanencia; empero, la queja de los docentes que sí trabajan, es que muchos de estos docentes e investigadores que reciben este estímulo, no tienen el perfil requerido, no trabajan, no dan clases, no investigan, son protegidos por los líderes de estos sindicatos; aviadores de lujo pues.

En diciembre del 2009 se emitió el reglamento para este programa, que implica las plazas registradas (más o menos un 30% de las plazas de la UAN) en la unidad de política y control presupuestal de la SHCP que debe tener el total de plazas y horas que tiene la universidad, y las fuentes de financiamiento implican a los recursos que la UAN recibe del gobierno estatal y los “propios” (que es un tema que es preciso explorar).

El asunto es que, merced a la mezquindad y perversidad del gobernador Ney González, ahí se inició el declive financiero; además de que estos recursos fueron orientados a otros fines, ¿a gasto corriente..? ¿para consumo suntuario e innecesario como el voluntariado..? ¿a canojías indebidas de los líderes..? ¿exceso de cartera para fondo revolvente, vehículos de lujo, pago de celulares, viajes y consumos excesivos..?

Pero además, los beneficiarios de estos recursos, no se han caracterizado precisamente por su amor a la UAN, son egoístas! solo cuentan sus apetitos que se satisfacen con estos ingresos extraordinarios, a los cuales desde luego no están ni por asomo dispuestos a renunciar, no quieren ni admiten hacer un sacrificio por la universidad que les ha dado todo, incluso en demasía por lo privilegiado y discrecional que significa la asignación de este famosa “beca”.

El rector Jorge Ignacio Peña, está obligado a abrir la caja de Pandora, para que se conozcan todos los demonios que causaron el quebranto financiero de la UAN, caiga quien caiga; no le queda de otra, para darle viabilidad a la universidad de todos los nayaritas, para erradicar el naciente fantasma de que a la UAN le puede suceder lo que le pasó a la U de Zacatecas, que entre su pésimo manejo y las duras exigencias SEP-SHCP la quebraron, desconociéndole la estructura de derechos de trabajadores y docentes. Porque ejercieron irresponsablemente una inusitada contratación de nuevas plazas y construcción de edificios, que no correspondían a los presupuestos autorizados, luego de su saneamiento financiero en el 2005.

Para mañana la siguiente entrega, el reordenamiento de las unidades de producción de las UA, y la obligada corrección de la política rectoral sobre sus ingresos.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido