UAN, RECTORÍA EN CONGRUENCIA

Luis Ignacio Palacios 07/09/2016 Comentarios

Una de las propuestas que le generó muchas adhesiones al interior del campus y algunas dubitaciones de los hacedores de los medios, durante sus acciones de campaña en pos de la rectoría que ganó abrumadoramente, es la de clarificar y reordenar la endémica crisis financiera que tiene la Universidad de todos los nayaritas desde hace lustros; y el camino se demuestra caminando; la conducta personal y la de sus cercanos colaboradores, Jorge Ignacio Peña, conduciéndose con sobriedad y sin la parafernalia con que se rodeaban rector, esposa y funcionarios.

El mensaje es claro, se tiene de entrada que predicar con el ejemplo, sobriedad personal, iniciando la desaparición del voluntariado, terminando canojías a los líderes de los sindicatos  y comisionados; y tratando con enorme responsabilidad el tema tan delicado, que por sus consecuencias, tiene a muchos con el alma en un hilo.

Esta semana, a instancias del rector, se inició un seminario con la presencia Federico Guzmán Tamayo, secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Transparencia del Instituto Nacional de Trasparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), quien en el acto inaugural dijo:

Hay un compromiso firme de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) por transparentar el ejercicio público de la actividad, no solamente en cuestiones de dinero, sino de la propia función académica, es la segunda vez que visito Nayarit en este mismo año y me parece que esas son señales del compromiso con la trasparencia

El Secretario Ejecutivo comentó, que las universidades se han considerado sujetos obligados a transparentar el ejercicio de la función pública, como de los propios recursos públicos que reciben, prácticamente desde que nacen ciertas leyes locales a principios del 2004; añadió, que la diferencia hoy, es que con la reforma del 2004 y con la reforma de la Ley General de Trasparencia queda claro que las universidades son sujetos obligados, no solamente indirectos, sino directos, inclusive frente a los órganos garantes locales y el INAI.

El tema, es la mar de importante, se abundó en lo que esto representa para la UAN “esto cambia mucho el dilema sobre la transparencia, de manera particular las universidades públicas no solo deben contestar solicitudes de información, sino que también en sus portales de transparencia deben tener de manera activa la información disponible a todo el público, con o sin solicitud; temas como las becas, el ejercicio del presupuesto, la plantilla de profesores, las asignación de cómo llegan a ser académicos en las propias universidades, y temas de esa naturaleza, que me parece que es una dimensión enorme con la reforma constitucional y legal en materia de transparencia”.

Y predicando con el ejemplo; este mismo día el rector Jorge Ignacio Peña hizo este público anuncio en su sitio de las redes sociales:

«Hoy se cumplen 8 días hábiles que inició la Auditoría al Fondo de Pensiones y Jubilaciones de la Universidad Autónoma de Nayarit, así como al fondo para reconocimiento de plantilla laboral. El primero de ellos maneja recursos exclusivamente de la Federación, mientras que el segundo se compone de fondos federales y estatales.

Las oficinas, el personal y la documentación necesaria para proveer de información suficiente y clara a los auditores, siguen disponibles las 24 horas bajo la responsabilidad del secretario de Finanzas y Administración, Francisco Gómez Cárdenas y del director de Control y Evaluación, Francisco Cobos Barrón.

Se revisa el ejercicio público de 2015 pero se requieren comparativos también de 2014.

De acuerdo con el plan de trabajo de la ASF, la auditoría concluirá al cabo de la siguiente semana. Habrá plazos perentorios para que la Administración de la Universidad Autónoma de Nayarit que encabezo, haga valer su derecho de réplica, y posterior a ello, se difundirán los resultados en el marco de las políticas de transparencia y acceso a la información.

Seguimos comprometidos con un ejercicio responsable y transparente de los recursos públicos que sostienen a nuestra Alma Máter, por lo nuestro a lo universal.»

Todo lo cual, en un escenario un tanto conflictado por diversos hechos que tienen que ver con la delincuencia de ex presidentes municipales y algunos de sus servidores que dispusieron de los dineros públicos, el rector de la UAN, incrementa su prestigio personal, porque ha tomado con la mayor seriedad del mundo este asunto.

Es de esperarse que a la hora de las definiciones e incluso de imputar responsabilidades, al rector no le tiemble la mano; la comunidad a la que sirve, se lo va agradecer.

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido