LA INICIATIVA DE TOÑO ECHEVARRÍA GARCÍA

Luis Ignacio Palacios 07/09/2016 Comentarios

Con algunas pequeñas deficiencias de redacción y de formato, el joven empresario Toño Echevarría García, se ha lanzado al ruedo de los medios y del escenario político pre electoral con un singular documento, que pretende hacerlo una iniciativa popular para presentarla al congreso local; para adicionar una Ley ya vigente con un “Fondo económico para la inversión y el empleo productivo de calidad”.

Dijo que esta idea, es producto de su periplo que hizo hace semanas en la mayoría de los municipios que componen la entidad, y que el reclamo fundamental de la gente que convocó, es el empleo; noticia nada nueva, que algún cofrade de los medios le dijo que “descubrió el hilo negro”; sin embargo, fuera de chocarreras interpretaciones, no deja de ser una buena idea que busca reorietar el 0.01 del presupuesto de egresos que tiene actualmente el gobierno del Estado.

Una nada monetaria que sin alterar los actuales mecanismos de financiación de los recursos públicos que manejan los dos órdenes de gobierno en la entidad, se puede concretar, si existe voluntad política en quienes integran y dominan el grupo del poder en el congreso del Estado.

Solo que, Toño hijo, ni los asesores que le redactaron el documento se pudieron desprender de la gravitación que tiene el poder ejecutivo en la inter relación de los poderes estatales; la propuesta estará sujeta “a propuesta del poder ejecutivo” y en su caso que lo apruebe el poder legislativo en el presupuesto de egresos estatal de los poderes; no pudieron elaborar una obligación constitucional, que, a lo mejor sería tan ditirámbica como las que le dejó a Roberto Sandoval, el sátrapa de la Mololoa.

Es posible que, esta iniciativa esté diseñada para cuando el hijo de los Echevarría García, sea el titular del poder ejecutivo; cuestión que por el momento está lejos de poder concretarse en el proceso electoral que se desarrollará el próximo 2017; merced a lo complicado del escenario pre electoral que se la presentado con la emergencia de nuevas opciones de candidaturas ciudadanas que ya le llevan ventaja.

Sucede con este lance, lo que ha venido sucediendo desde hace lustros en la política mexicana; se presume que a base de decretos, de reformas y adiciones a nuestro marco legal, las políticas públicas del Estado van a cambiar; y, que nuestros güevones viejos y nuevos ciudadanos, al sonar la campanita de nuevos recursos, se van a poner a trabajar de manera productiva.

PROBLEMA DE ESTRUCTURAS…. MENTALES

La iniciativa es la muestra clara de lo cortoplacista que representa la visión del joven señor Echevarría García, su inexperiencia en las cosas públicas, su falta de conocimiento de la sique del mexicano y por la –aparente- carencia de un documento rector de sus acciones de proselitismo pre electoral, que le haya permitido conocer un real y puntual diagnóstico de la entidad, de las condiciones objetivas de nuestra economía y de lo complejo que resulta el conocimiento de los elementos subjetivos que subyacen en la gente de nuestras diversas regiones que componen la entidad.

Frente al sectarismo político y la falta de entendimiento que hemos visto en los pretensos del PRD, del PAN y del PRI, la iniciativa puede resultarles atractiva a una parte del conglomerado que tiene en su incipiente base social; nunca faltarán oportunistas ni gandallas que se aprovechan de todo lo que sale de campañas electorales y de los dineros públicos; empero, si analizan las condiciones de nuestra planta productiva, la orientación del documento va hacia la atomización de los micro empresarios.

Desde Luis Donaldo Colosio y luego con Ernesto Zedillo, se han hecho los mejores diagnósticos sobre el desarrollo y el crecimiento económico que podría tener Nayarit, merced a todas las condicionantes, físicas y humanas que tenemos; y esta iniciativa no va por ahí; la entidad requiere de una industrialización media, pequeñas manufacturas, desarrollo agro industrial, una pequeña cuenca lechera en el sur; minería y ganadería en la sierra, cultivos de hortalizas en las planicies costeras y turismo en las costas.

Mientras los nayaritas no tengan una verdadera fuerza política que surja del seno de la sociedad, no de los partidos ni de buenas intenciones empresariales, que transforme las actuales estructuras mentales, todo esfuerzo será vano, la estructura económica – política seguirá en las mismas.

Y para lograrlo, se requieren años, de machacar y machacar en el cambio de pensamiento y de actitudes; hay que ver por ejemplo (antes de que les llegara el narco) a Colima y Michoacán, con el cultivo del limón y del aguacate, fueron muchos esfuerzos hasta que concretaron estos cultivos, no fue una moda sexenal, sino un entendimiento de la sociedad y de sus productores… Digo.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido