A PREVENIR LA OBESIDAD INFANTIL

Luis Ignacio Palacios 18/07/2016 Comentarios

En una sociedad de consumo, la población está influenciada en sus hábitos alimenticios; la libertad de comercio mediante artilugios publicitarios, influye en la mentalidad de las personas, la incultura, los bajos recursos, forman un cuadro de morbidez social; la obesidad infantil es parte del resultado de lo anterior y es, un padecimiento directamente vinculado con enfermedades, discapacidad y muerte prematura, además de afectar la calidad de vida de los niños en aspectos de autoestima y psicológicos.

Ante este panorama,  se tomaron acciones legislativas concretas mediante la aprobación de la reforma a la Ley para la Prevención de la Obesidad, Sobrepeso y Trastornos Alimenticios.

Esta enmienda entró en vigor el 6 de septiembre de 2015 se pusieron en marcha una serie de medidas preventivas mediante la realización de jornadas deportivas, conferencias sobre sana alimentación y monitoreo constante de la salud que fomenta la práctica del ejercicio y la alimentación balanceada, mismas que son llevadas a cabo a través de las autoridades de educación y salud en la entidad, las instituciones educativas y las dependencias de la administración pública estatal; hoy los diputados quieren hacer una evaluación.

Esta norma establece la coordinación entre las autoridades de educación y de salud para llevar a cabo la supervisión de los centros educativos para evitar la distribución, comercialización y fomento del consumo de alimentos y bebidas con bajo valor nutricional o que contengan ingredientes que propicien la obesidad, el sobrepeso o los trastornos alimenticios,

Se considera esencial para la adecuada aplicación de la ley en comento, que los gobiernos municipales, las autoridades educativas y demás instancias correspondientes promuevan acciones encaminadas a regular el comercio ambulante próximo a las escuelas vigilando en su caso que durante los horarios escolares, así como en las horas próximas a la entrada y salida de las instituciones educativas, se evite la venta de alimentos bajos en contenido nutricional que propicien la obesidad, el sobrepeso o los trastornos alimenticios. De ahí la demanda de los legisladores locales.

Los diputados que integran la Trigésima Primera Legislatura busca garantizar que el expendio y distribución de alimentos y bebidas dentro de las escuelas se hagan de manera adecuada, con los nutrimentos necesarios y el aporte calórico apropiado a la edad y condición de vida de las niñas y niños, procurando en todo momento la salud y bienestar integral de nuestra gente.

Veremos si las autoridades de cada escuela les hacen caso y cumplen con esta norma…

 

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido