EN PRIVADO SU CONVERSATORIO TSJ-FGE

Luis Ignacio Palacios 19/04/2016 Comentarios

Ya lo dijimos en este mismo espacio hace algunas semanas, un conversatorio, se tiene que dar un contexto específico, para que las reglas básicas funcionen, el conversatorio del sistema penal acusatorio se constituye de fuentes de nuevas, se analizan cuestiones respecto a los principios e instituciones procesales, a los roles de las partes y al contenido de los derechos.

Un conversatorio de esta naturaleza es un escenario de situaciones problemáticas cuya solución no está precisada en las fuentes formales o que pueden ser objeto de diversas soluciones; situaciones que se vislumbran a partir de audiencias de simulación y posteriormente en la experiencia misma de las audiencias de control de garantías y conocimiento.

La base del conversatorio es el estudio de casos, identificando y analizando las experiencias de los mismos, debe ser planeado, definiendo previamente los temas; preparando previamente las ponencias en casos específicos de tópicos del sistema; deben tener guías para la argumentación y una de conclusiones.

Es importante la búsqueda de soluciones conjuntas, aunque el consenso no es el objetivo, deben respetarse la independencia de jueces y el cómo se sujetan al principio de legalidad; en suma..! las características del conversatorio se funda en el libre intercambio de ideas, visiones, argumentos compartidos o nó, que pueden ser contradictorios y provocadores.

Para un evento de esta naturaleza, se requiere una hipóstesis previa; el día de ayer, el Poder Judicial y la Fiscalía General del Estado realizaron «su» primer Conversatorio Interinstitucional de Operadores del Sistema Penal Acusatorio en Nayarit.

Al inaugura el singular evento el magistrado Pedro Antonio Enríquez Soto, presidente del Poder Judicial, dijo que el conversatorio no tendría por objeto “ponernos de acuerdo sobre un caso específico, sobre un asunto en lo particular, sino revisar cuáles son nuestras mejores prácticas para reforzarlas y dónde hemos observado debilidades o fallas para que podamos corregirlas”.

Y en el acto de clausura el fiscal general Édgar Veytia felicitó y reconoció el trabajo coordinado de los operadores del nuevo sistema penal acusatorio, destacando el empeño de éstos por brindar y garantizar una justicia pronta y expedita.

Y reiteró que apoyado en el clima de seguridad de nuestro estado, este sistema sigue avanzando a casi un año y medio de haber iniciado en Nayarit.

En este primer  conversatorio institucional se registraron 110 participantes, entre magistrados, jueces de primera instancia y secretarios de juzgado; agentes del ministerio público, defensores públicos, mediadores, peritos, así como personal administrativo y de informática, entre otros operadores del sistema acusatorio.

En total se presentaron cuarenta propuestas de mejora en ocho distintas mesas de trabajo, que se instalaron con motivo de dicho conversatorio, efectuado en el Centro Regional de Justicia Penal de Tepic. Un integrante de cada mesa de trabajo hizo la relatoría de propuestas y comentarios de los participantes.

Los participantes recibieron sendos reconocimientos de sus autoridades y de la comisión de coordinación interinstitucional para la implementación de la reforma al sistema de justicia penal en el Estado de Nayarit, cuyo secretario técnico es el magistrado Miguel Ahumada Valenzuela.

El colofón de este singular evento, es, que al ser privado, realizado solo por los servidores del poder judicial y de la fiscalía, los obvios y naturales temas que están controvertidos, solo ellos decidieron el cómo tratarlos y el cómo encontrar soluciones a las interferencias de la vigencia del NSJP. Es de tal trascendencia el sistema penal acusatorio que se impone algo de transparencia para que el foro, abogados litigantes, justiciables y medios, conozcamos los interiores de esta procuración y administración de justicia niña que tenemos los nayaritas.

Este, sin duda es uno de los tópicos que mas problemas les da a los nuevos operadores del NSJP, estar en un escenario de transparencia y publicidad, aún quedan los resabios del sistema inquisitorio, en el cual los ministerios públicos y sus auxiliares son el eje de la averiguación previa, en donde el acusado no conoce las probanzas en que se funda su imputación y carece de acceso al expediente, y junto al ofendido, son victimizados por la prevalencia de añejos vicios.

No está de más recordar que la profunda transformación del sistema penal mexicano, abarca temas de seguridad pública -cuerpos de seguridad y prevención del delito- muchas de las disposiciones que se derivan de la reforma, van más allá de la materia penal y se proyectan hacia el conjunto de nuestro sistema jurídico; y como ejemplo está el mandato del 17 constitucional para prever medidas alternativas al proceso, que se aplica no solo en materia penal, sino en todas las demás.

Hoy, con la paulatina vigencia del NSJP en Nayarit, son claros los espacios que no se han cubierto, y las obsolescencias que son expósitas, sobre todo en las policías ministeriales y en las policías de los ayuntamientos; son ellos, los que tienen el primer conocimiento de la noticia criminal y son los responsables de implementar los pasos primeros de la carpeta de investigación, sus actuaciones están marcadas por una notable ineficacia; la policía municipal no previene los delitos y los ministeriales, aún tienen conductas y actitudes del viejo modelo, dado que en la entidad, los MP´s ya les confían a ellos la integración de la carpeta para llegar a la audiencia de control.

Ignora el escriba si estos temas y los que se derivan del tópico, fueron tratados en el singular conversatorio llevado a cabo intra muros y alejados de testigos incómodos; solo los titulares del TSJ y de la FGE, saben el verdadero estado en que se encuentra la implementación y cómo viene operando del NSJP, dado que Miguel Ahumada, sigue con su consabida opacidad.

Si ambas instituciones están trabajando con el mismo personal que tiene lustros en el viejo sistema, la sociedad reclama información, en la obviedad de que al menos en la entidad, la implementación del nuevo modelo acusatorio y adversarial, le «siguen metiendo vino nuevo en odres viejos…»

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido