ESPALDARAZO A LOMELÍ PAYÁN

Luis Ignacio Palacios 15/04/2016 Comentarios

Esta reunión, no debió de haberse calificado como albazo, o que era inusual en el campus, dado el escenario de la contienda y la estrechez de sus prolegómenos, de que todo se hace “debajo del agua”, en negociaciones ocultas y, en ocasiones concertando compromisos impublicables.

El hecho es que, personajes de toda ralea le dieron un importante espaldarazo al director de Derecho de la UAN, al doctor en derecho Humberto Lomelí Payán, para que sea contendiente en el proceso para designar rector en el ya inminente mes de mayo.

En la facultad de Derecho, aún quedan algunos personajes siniestros que de ninguna manera le dan prez a la institución y menos aún, es recomendable su respaldo para su director, su desprestigio político, académico es un hecho notorio, son muy malas compañías.

Personajes que en esta reunión desplegaron su ego en esa singular hoguera de vanidades que se constituye cuando se instrumentan reuniones de universitarios con aquellos que se niegan ir a las vitrinas de la historia de la UAN, profes barco o faltistas a mas no poder, rémoras de la universidad de los nayaritas.

Fue un desayuno cuyas intenciones son a todas luces providenciales, porque de facto abre frente a la comunidad universitaria, ante los medios y la sociedad, una posición de universitarios muy sencilla, clara y sin ocultas intenciones; respaldar al director de la UA de Derecho, por todos los que ahí trabajan (o cobran pues) es una acción de congruencia, imbricada de los compromisos que como universitarios se tienen para con la sociedad, tal cual lo expresó José Miguel Madero, una de nuestras vacas sagradas del derecho constitucional.

Junto al dictum del magistrado señalado, se salvan las intervenciones del talentoso Abogado Juan Antonio Echegaray; del magistrado presidente del TSJ Pedro Antonio Enríquez, quienes expresaron en su momento, los tópicos trascendentes que deben de atenderse en este momento en la UAN.

Los abogados y catedráticos de Derecho, andan en busca de un liderazgo que han carecido desde hace lustros, es una excelente oportunidad para que Lomelí Payán alcance la rectoría; a quien le señalaron la conflictiva a la cual se enfrentará el próximo rector, las finanzas que están en situación crítica; rescatar el fondo de pensiones, y modernizar los servicios médicos que debe la UAN proporcionar a sus trabajadores.

DENUNCIAS A TORO PASADO

Algunos de los siniestros personajes, con su bucólica elocuencia, hicieron graves señalamientos, sobre negocios e irregularidades financieras que se han llevado a cabo en la UAN; pero no le pusieron nombre ni apellido a los responsables, ellos que estuvieron cerca de los gobernadores, que fueron rectores, y que no movieron un dedo para modernizar el estatuto jurídico o mejorar las prácticas de control político.

Se requieren de pruebas y güevitos para que las denuncias sean procedentes y no meros artificios verbales.

El aludido y fortalecido doctor Humberto Lomelí Payán, al agradecer el respaldo de los catedráticos llamó a que “pase lo que pase, nos mantengamos unidos como lo estamos demostrando hoy”. Y si en este proceso es designado rector por el consejo general universitario, hizo la promesa para eliminar el tratado humillante que se les prodiga a los catedráticos al “negociar” su renuncia a derechos laborales, como el de la jubilación.

Cosas veredes Sancho..! una reunión que abre el proceso sucesorio, fue pasto de algunos abogados metidos a –pésimos- periodistas de opinión, que condenaron la presencia de servidores del poder judicial y de los notarios que ahí presentes son catedráticos de la UA de Derecho; sin duda miasmas acordes con la estrechez de su visión como universitarios. Imbéciles hay en todos lados…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido