JORNADA DE LA ONU MUJERES

Luis Ignacio Palacios 06/04/2016 Comentarios

A invitación expresa de Celso Valderrama –titular del INE local- y de la Universidad Autónoma de Nayarit, se tuvo la visita en esta ciudad capital la doctora Ana Güezmes García quien es representante de ONU Mujeres en México. En esta función apoya los esfuerzos nacionales para promover y fortalecer la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, en el marco del cumplimiento de los compromisos internacionales de derechos humanos.

Defensora de larga data de los derechos de las mujeres, ha promocionado la igualdad de género en las políticas públicas y de cooperación al desarrollo a lo largo de su carrera. Junto la Mtra. Paulina Roubet directiva de ONU Mujeres en México, llevaron a cabo en esta ciudad el desahogo de una apretada agenda.

En el congreso del Estado les dieron a conocer los avances en materia de igualdad de género y cómo ha tomado acciones específicas la legislación local, en el marco de la conferencia “Diálogo sobre Armonización de la Legislación del Estado de Nayarit con la Agenda de Género Internacional signada  por el Estado de México”.

La representante de la ONU reconoció el trabajo llevado a cabo por la Trigésima Primera Legislatura del Congreso del Estado de Nayarit en el tema de paridad de género por el avance de participación de las mujeres como representantes del pueblo,  y  felicitó a los diputados por lograr una votación unánime para eliminar el matrimonio infantil, ejemplo de una armonización que completa nuestra legislación con los estándares internacionales.

La distinguida ponente expuso los temas sobre el desafío que se tiene en materia de armonización legislativa con la paridad, la inclusión presupuestal con enfoque de igualdad de género, así como el trabajo legislativo que se realizará sobre la reforma política electoral, que son temas legislativos en los que se debe trabajar de forma enérgica para lograr la eliminación de acciones discriminatorias que aún persisten en algunos ordenamientos en todo el país.

La doctora Ana Güezmes García convocó al Congreso para que se realice un análisis integral en materia de armonización a fin de descubrir qué figuras legales conducen a una discriminación o generan un efecto discriminatorio, así como armonizar las leyes locales con los estándares internacionales de los derechos humanos.

Los representantes populares mostraron su interés de continuar avanzando en la armonización del marco jurídico nayarita en materia de igualdad de género, con el único propósito de que a las mujeres nayaritas se les otorguen más derechos y mayores oportunidades en su desarrollo profesional, familiar, político, social y empresarial, pero sobre todo respetando sus derechos como mujer.

REUNIÓN EN EL PODER JUDICIAL

En la sede del poder judicial de la entidad, fueron recibidas por la mayoría de los integrantes del pleno del TSJ y un importante número de Abogadas y Abogados que fungen como jueces; disertaron las visitantes sobre la actualización de las normas adjetivas, para profundizar en la función jurisdiccional con perspectiva de género; promoviendo el cumplimiento de la agenda de los derechos de la mujer en los poderes judiciales de los Estados.

En su oportunidad, el magistrado presidente Pedro Antonio Enríquez Soto, con su dictum ilustrado analizó desde dos vertientes el tema de la visita; desde el punto de vista institucional, dado que al interior del poder judicial, es menester romper “los techos de cristal” que impiden que las profesionales del derecho accedan a los cargos superiores de la función jurisdiccional, y que para lograr este proceso de igualdad, es menester tomar medidas adecuadas.

Se refirió el togado a una limitante que las jueces tienen, la proyectiva de movilidad periódica que deben tener los juzgadores.

Y segundo, desde el punto de vista de la responsabilidad social que tiene el poder judicial; al juzgar con perspectiva de género, señaló que ahí tienen “un déficit muy grande, por falta de cultura del juzgador, o también por la prevalencia del estéreo tipo social, y que es menester capacitar y entrenar a todos los jueces –hombres y mujeres que lo son- para ser garantes de los derechos de las mujeres.

Insistió Enríquez Soto, de que el estereotipo persiste en los juzgadores independientemente del género del juzgador.

En el poder judicial, no podrán ser garantes de los derechos de la mujer –dijo enfático el magistrado presidente- si se trastoca la visión de género y si no se introduce un proceso de diálogo, un debate más profundo, para evitar los actos de discriminación cotidiana de las mujeres.

Citó el convenio que tiene la conferencia nacional de tribunales con la SRE en materia procesal –búsqueda de deudores alimentarios- con USA y Canadá; le pidió a la doctora Ana Güezmes generar talleres y seminarios para que en la función jurisdiccional se desarrollen técnicas para identificar los ingredientes de género en juicio; y ratificó ante sus visitantes el compromiso del TSJ de ser garantes de los derechos de las mujeres.

Pregunta el escriba ¿a qué estereotipo se refirió Pedro Antonio? al que subyace en la cultura machista..? o a las mismas limitantes de la mujer en su proceso de inserción social..?

Hubo la coincidencia en seguir avanzando en el tema; y ante la existencia de múltiples entidades y organizaciones de protección de los derechos de las mujeres; “off the record” un dilecto magistrado le dijo al escriba “a ver si ya tenemos un “inprohombres” por las asimetrías que ya son evidentes en las políticas públicas del Estado mexicano.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido