JUZGAR CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

Luis Ignacio Palacios 01/04/2016 Comentarios

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) presentó en el mes de marzo de 2014 el «Protocolo para Juzgar con Perspectiva de Género: Haciendo realidad el derecho a la igualdad”, que buscaba orientar la actuación de  los jueces para acabar con los estereotipos que provocan la discriminación en la impartición de justicia y revertir la desigualdad y exclusión sistemática de los grupos históricamente en desventaja. El cual fue sugerido a todos los tribunales de justicia de los Estados.

Este Protocolo atiende las problemáticas detectadas y las medidas de reparación ordenadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) en los casos «Campo Algodonero», Inés Fernández y Valentina Rosendo, relativas al ejercicio del control de convencionalidad por por parte de las y los jueces, así como al establecimiento y creación de instrumentos y estrategias de capacitación en perspectiva de género y derecho de las mujeres. Este procedimiento, se refiere a las defunciones denominadas «las muertas de Juárez»

De esta manera, en el TSJ al resolver sobre la apelación de sentencias de primera instancia en tres casos de violencia familiar, la Sala de Jurisdicción Mixta del Tribunal Superior de Justicia ha dispuesto que junto con la pena privativa de libertad y una sanción pecuniaria, la persona sentenciada siga un tratamiento psicológico especializado en institución pública.

En su quinta sesión ordinaria del presente año, los magistrados Rafael Pérez Cárdenas (presidente de sala), Zaira Rivera Véliz y Ana Isabel Velasco García coincidieron en la necesidad de que las personas sentenciadas por violencia familiar modifiquen su conducta riesgosa para el núcleo fundamental de nuestra sociedad, sobre todo si aspiran a reincorporarse a él.

En uno de los casos, en el que concurrió el delito de lesiones simples, los magistrados resolvieron que la persona sentenciada esté bajo tratamiento por seis meses en una institución pública; en los otros dos asuntos especificaron que el tratamiento sea recibido en el Centro de Salud Mental y el Centro de Salud “Juan Escutia” de Tepic, respectivamente.

Durante esta sesión, la Sala de Jurisdicción Mixta del Tribunal Superior de Justicia resolvió veintitrés apelaciones a sentencias de primera instancia, de las cuales once fueron en materia penal, siete de justicia para adolescentes y cinco del ramo familiar.

En cuanto al sentido de las resoluciones, catorce confirmaron los respectivos fallos de primera instancia, mientras que en cinco asuntos se modificaron las sentencias originales, en dos se ordenó la reposición del procedimiento, en otro se revocó la determinación del juez primario y en el caso restante los magistrados dispusieron que el expediente regresara a la Secretaría de la Sala Mixta.

De esta manera, los magistrados que integran esta sala de jurisdicción mixta, aportan su cuota con plena certidumbre en el mejoramiento de la función jurisdiccional a su cargo, en este tema tan delicado y de profunda significación de juzgar con perspectiva de género; protección para las mujeres victimizadas por la violencia machista.

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido