OMAR CAMARENA FUNCIONARIO INVISIBLE

Luis Ignacio Palacios 16/03/2016 Comentarios

Generoso que es con sus amigos e incondicionales, el gobernador Roberto Sandoval, cuando hace meses en conferencia de prensa ex profeso, nos diera a conocer los enroques y nombramientos de su gabinete, observando las dudas e interrogantes de los cofrades de prensa cuando nombró al nuevo titular de la secretaría de turismo, se explayó en explicaciones.

De Camarena dijo, que al igual que otros recién nombrados, ha tenido la experiencia necesaria para recibir el nombramiento, porque desde su gestión en el Ayuntamiento de Tepic, estuvo detrás de Raúl Rodrigo Pérez como su primer colaborador, apoyándolo en todo lo que su eficiente funcionario ido hacía por el gobierno municipal primero y posteriormente en la exitosa gestión en el gobierno estatal.

Pepe Espinoza que se encontraba a mi lado en la conferencia llevada a cabo en casa de gobierno, me dijo que Omar, “es un excelente diseñador gráfico y buen organizador de eventos…” en corto le pregunté: “y sabe de políticas públicas..? ¿es consciente de que el secretario de turismo es uno de los activos más importantes que debe tener todo gobernante, para relaciones públicas con entidades empresariales y medios..?”

Pepe, a quien no le gusta que le acorrales con cuestiones trascendentes me contestó: “hay que darle a oportunidad a este joven, es bueno en lo que hace…” me presenté con el recién nombrado y le dije que su antecesor es un buen amigo y que hemos mantenido un buen nivel de interlocución; y que estaría atento si como me dijo Raúl Rodrigo, “me iba a buscar..”.

De inmediato sucedieron dos cosas, una pública, Omar Camarena se tuvo que ir a Madrid, España; a la Feria internacional de Turismo, dentro de cuyo evento, es invitado el gobierno de Nayarit, dentro de la troupé que lleva la Secretaría de Turismo del gobierno federal; en cuya edición, en medios españoles como mexicanos, pasó desapercibida la muestra de nuestra entidad, la cual conocimos solo por los posteos de Roberto Sandoval en sus cuenta de Facebook y Twitter.

El otro asunto, es de índole personal, con su nuevo matrimonio surgieron varias voces que le hicieron llegar al escriba antecedentes y algunas aflicciones que en lo personal –al parecer- tiene el secretario invisible de Roberto; en este espacio no somos afectos a incurrir en frivolidades ni somos bocina de resonancia de calificaciones que afecten la moral o el prestigio del hombre público.

Sin embargo, el grado de adjetivos que le endilgan a Omar Camarena, hace levantar las cejas al más tolerante y comprensivo comunicador.

INVISIBLES

El gabinete de Roberto Sandoval, tiene funcionarios de dulce, de chile y de manteca; quizás –dicen sus allegados- por el grado de rijosidad que le imprime el gobernante en los regaños y reclamos por sus ineficacias, la mayoría de sus integrantes han optado por la comodina forma de no moverse, no salir a los medios para atender las cuestiones de su área y, no declarar nada de cosas públicas para no meterse en problemas.

Empero, lo que es quizás funcional para los servidores de primer nivel del gobierno, no lo es para el gobernante, que, desde luego materialmente no puede estar al tanto de todo lo que ocurre en la administración a su cargo, y en ocasiones se les barren asuntos públicos inherentes al gobierno que preside.

Ahora con la temporada de semana mayor y pascua, la entidad es un foco de atención de decenas de miles de turismo receptivo, la zona paradisiáca de Bahía de Banderas, de Sanbolas y hasta de Novillero playa, se transforma en una comunidad de población flotante que genera ganancias para hoteleros y comerciantes de todo tipo, y se reclaman acciones institucionales de prevención y no de reacción.

Y es ahí en dónde el singular secretario de turismo acredita su invisibilidad como servidor de un gobierno que quiere prodigar atenciones a los visitantes, no atiende en sus oficinas “porque anda en la feria..” nunca contesta su celular, dado el dicho de sus asistentes “está en una reunión, deme su número para que el señor secretario de inmediato se comunique con usted.”

La secretaría de turismo, junto con la unidad de prensa deben ser la mancuerna para la adecuada interlocución y atención con empresas de servicios, hoteleros y comerciantes, así como medios especializados; y, en ocasiones como lo hacían los talentosos Mundo González y Raúl Rodrigo Pérez, verdaderos maestros en atención a comunicadores, excelentes publirrelacionistas de Roberto; quienes con una llamada o un simple servicio, le daban prez a esta administración.

Hoy, la paradoja es que Rafa Vargas es operador político –además de medios- y Omar Camarena es invisible para cumplir su función y negociante de servicios de los eventos a su cargo.

Y como siempre, el primero y último responsable del (des)prestigio del gobierno es su titular; con funcionarios de este tipo –Camarena en turismo- no podrá Roberto esperar aplausos en el tramo final de su sexenio…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido