TSJ COINCIDENCIAS FUTBOLERAS

Luis Ignacio Palacios 14/03/2016 Comentarios

Para el magistrado presidente, Pedro Antonio Enríquez, la imaginería no tiene límites, sobre todo para imbricar cuestiones fuera del ámbito de su competencia -incluyendo las formativas- con tal de cumplir los fines superiores de la institución de administra la justicia en nuestra sociedad; y este viernes anterior, nos dieron una muestra de ello; rescatamos algo de su último boletín de prensa:

Para un árbitro, lo mismo que para un juez o magistrado, “no hay mejor satisfacción que a pesar de todos los entornos adversos que viven las autoridades, sepas que estás haciendo lo correcto”.

Este aserto lo expresó el ex árbitro mundialista Marco Antonio Rodríguez Moreno, Chiquimarco, al ofrecer una charla en la sede del Poder Judicial de Nayarit, y reiteró que “a los árbitros les da exactamente igual quién gana o quién pierde, también –supongo– a los magistrados y jueces; lo que nos preocupa o nos ocupa es que al momento de revisar una resolución exista la evidencia de que se hizo lo correcto”.

Rodríguez Moreno, se inició en el arbitraje y ejerció los primeros años de su carrera en Nayarit, añadió en referencia a los juzgadores y el rol que les corresponde en la sociedad, que ellos se convierten en una voz de justicia en un estado que clama por justicia, “de gente que espera en cada uno de nosotros una respuesta justa”.

A nadie –agregó– le gusta perder “y a veces alguien tendrá que ganar o perder pero lo más importante es que nuestras decisiones vayan apegadas a principios y reglas”.

El conferenciate Rodríguez Moreno recomendó no esperar el aplauso de la gente,” porque la autoridad difícilmente va a ser aplaudida” y ejercerla “conlleva muchísima responsabilidad y credibilidad no nada más de un sistema”, sino también de las personas que lo integran.

La charla de Chiquimarco, intitulada “Más allá del Mundial”, se efectuó en el auditorio Rey Nayar, como una de las actividades finales de la Semana de la Mujer.

El ex árbitro indicó que mujeres y hombres deben reconocerse como complemento, pues la vida en sociedad no se trata de una competencia. Más adelante destacó que según su experiencia, las mujeres se caracterizan por su alta capacidad de aprendizaje y no darse por vencidas ante los retos.

Consejeras electorales, estudiantes, comunicadores, árbitros y profesores de educación física, al igual que personal al servicio de la impartición de justicia, acudieron a escuchar a Marco Antonio Rodríguez, quien en forma amena compartió diversas anécdotas, su motivación y crecimiento en su vida profesional y personal, así como varios conceptos del arbitraje aplicables a la convivencia familiar y social.

Manifestó que “sería maravilloso que marcáramos falta y todos aceptaran”, pero no es así; acto seguido hizo notar que “si en los hijos el principio de autoridad se está minando ¿cómo quieren que respeten al árbitro, al juez, al magistrado? Y ese es un nuevo entorno al que nos estamos enfrentando día a día”.

De manera sencilla e inteligente la magistrada Ana Isabel Velasco García, presidenta de la Comisión de Equidad de Género del Consejo de la Judicatura, hizo una analogía entre la labor de los árbitros deportivos y los jueces.

La expresar su mensaje el presidente del Poder Judicial de Nayarit, magistrado Pedro Antonio Enríquez Soto, y dijo que así como Marco Antonio Rodríguez en una etapa de su vida tuvo que tomar muchas decisiones difíciles, así lo hacen los jueces todos los días, en una sociedad con una alta sed de justicia, “pendiente de lo que hacemos y no hacemos”.

Dijo que la charla de Rodríguez Moreno “nos ha dejado un alto aprendizaje y un gran compromiso de ayudar a construir una mejor sociedad, con una mayor calidad de vida”, en esta oportunidad “que tenemos de servir a Nayarit desde el Poder Judicial”.

Y sí, para los ahí presentes, el mensaje fue algo mas allá de una simple charla de tópicos futboleros…

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido