EL FACTOR VEYTIA

Luis Ignacio Palacios 10/03/2016 Comentarios

Es el deporte nacional, y el estatal desde luego; surgen como hongos en verano, y hay de chile, de dulce y de manteca; tanto pretenso que quiere ser gobernador o presidente municipal dibuja de manera clara a nuestra sociedad, hastiado el ciudadano de los pésimos resultados de los políticos que provienen de los partidos tradicionales, ahora, el escenario se complementa con las aspiraciones de la nueva figura, los “independientes”.

Empero, ahora de aquí al siete de octubre el bloque de poder tiene que resolver necesariamente la impronta de la reforma constitucional que ordena que al menos una de las elecciones locales se empaten con las federales; este es un factor que cuenta en el redimensionamiento de los partidos y sus aspirantes de cara a los cambios constitucionales.

Analizando las opciones –de las cuatro posibles- le cito a Edgar Veytia en su despacho, la primera, “en Veracruz y en Puebla, se disputan con todo una gubernatura de dos años, ¿quién puede aceptar una candidatura de un año..?” el fiscal de hierro enfático contesta: “ni madres..! el narco  te chinga con un gobernador tan débil..” –¿entonces uno de cuatro..?

Y el güero, reflexivo señala que, “una reforma de este tipo, involucra a todos los aspirantes, y hay que ver quién la quiere..” -le reviro con un “tu vas a ser un fiscal dos años más en el próximo sexenio, y es obvio que puedes mantener la gobernabilidad, la seguridad pública..”

Veytia concluye –“habrá que ver los planes que tiene el gobernador para la reforma, cuenta con toda la información para tomar sus decisiones.”

De esta manera se colige que al interior del bloque gobernante, existe un impasse sobre este tema, que analizando los tiempos legislativos deberá presentarse el proyecto en un periodo extraordinario, porque el próximo ordinario se inicia en agosto y menos de dos meses para conseguir la mayoría calificada –que no la tienen- en los legisladores se antoja muy apretado.

Y eso sin considerar que si siguen las oposiciones con reclamos para con los funcionarios gubernamentales y los diputados de su bloque que no tienen urbanidad política para sacar acuerdos, es posible que en este tema, los diputados del Pan y Prd vayan a estirar el tema al máximo.

Si bien cuenta el gobierno con 14 cabildos para aprobar su reforma, la bancada tricolor tendrá que negociar o sacar la chequera para obtener la mayoría calificada para que pase la propuesta de reforma constitucional.

GOBERNABILIDAD, URBANIDAD POLÍTICA

Sea cual fuere el escenario de la reforma constitucional, que desde luego no es solo el término que le corresponda a un gobernador, ediles o diputados para empatar su elección a la federal; debe también instrumentarse la parte delicada de la rendición de cuentas, la opacidad característica debe trocarse en transparencia y la adecuada fiscalización que hoy es tema indispensable en la marcha de toda administración pública de los tres órdenes de gobierno.

Y ahí precisamente en este contexto, el gabinete del gobernador andan haciendo ejercicios para la entrega-recepción, que a juicio del escriba parece un tanto anticipado; lo que es vital e importante para la marcha de la entidad y las inversiones del gobierno de la república es mantener la paz social y la seguridad pública que siga conteniendo como hasta la fecha la densidad delincuencial.

El “factor Veytia” que hoy para algunos políticos tradicionales no es relevante, seguirá siendo el que proporcione los equilibrios que requiere el gobernador para hacer su reforma y preparar el gobierno y su partido para el tránsito de sexenios.

El fiscal de hierro, tiene un talante difícil, apto para el duro trabajo que tiene sobre sus hombros, un hombre que se adelanta a los escenarios que le corresponden, que tiene en sus manos la suficiente sensibilidad para el control de seguridad y el funcionamiento de la fiscalía para el nuevo sistema de justicia penal.

Y cuando lo quiere, tiene el trato terso para aquellos que tienen que congeniar con el gobierno, sabe aplanar el camino de su amigo y compadre para la toma de decisiones; sobre todo aquellos emisarios del pasado que quieren “robalear” ante la hegemonía política de Roberto Sandoval.

Eso, se llama urbanidad política con un factor que cuenta y mucho, siendo el responsable del aparato de seguridad y de la fiscalía no amenaza, no intimida al adversario, platica busca consensos y logra acuerdos.

¿Y.., que pasaría si el propio Edgar Veytia quiere ser candidato a gobernador del Estado..?

Uh.., pues entonces la correlación de fuerzas cambiaría y habría que ver las respuestas de los partidos de oposición y de los aspirantes de su propio partido; porque debemos entender que es miembro militante del institucional.

Hasta ahora, de los hombres funcionales del gabinete de Roberto Sandoval, quien ha hecho una religión de lealtad y de institucionalidad ha sido el fiscal de hierro, y en lo particular, desde este espacio hemos considerado que no sería adecuado, la ruta que tiene que recorrer, implica una senaduría o diputación federal, porque en cuatro o seis años, tendrá el peso político suficiente para ser opción viable.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido