EL TIEMPO DE LOS ACELERADOS

Luis Ignacio Palacios 01/03/2016 Comentarios

La reforma constitucional en materia político-electoral promulgada el 14 de febrero del 2014, contiene grandes temas de enorme trascendencia para el Estado en su conjunto, a todos sus órdenes de gobierno, y como siempre sucede, este cuerpo de leyes es el menos conocido por la sociedad, por los partidos y por los suspirantes a las candidaturas electorales; en este tema, tenemos un país de lerdos con mucha iniciativa, todo mundo anda acelerado.

Era de esperarse que la sociedad y sus componentes tuviesen el conocimiento de las nuevas reglas del juego, las que en su objetivo superior, pretenden generar mejores condiciones en los derechos, obligaciones, atribuciones y sanciones en el sistema político mexicano. Pero nones, existe un enorme desconocimiento del marco legal y eso produce una serie de desfiguros en partidos, y en la ciudadanía que en las redes son los ignorantes opinadores del contexto actual.

Los Organismos públicos electorales locales, que es la nueva figura estatal, tiene entre sus variadas funciones a ejercer, “e) orientar a los ciudadanos en la entidad para el ejercicio de sus derechos y cumplimiento de sus obligaciones político-electorales..” y ahora que todo mundo anda desatado en acciones de proselitismo e inclusive ya se autodenominan no solo aspirantes a candidatos, sino candidatos al gobierno estatal, el común de los lerdos opinadores ya satinizan estas acciones y las califican como “campañas anticipadas”.

Conforme a la nueva legislación, el proceso electoral que tiene por objeto renovar periódicamente a los integrantes de los poderes, federal, estatales y municipales, solo se inicia en su modalidad ordinaria cuando se emite la convocatoria correspondiente; estas leyes fueron hechas por la partidocracia que domina el congreso federal y no era de esperarse que se dieran un balazo en el pié; dejaron muchos espacios sin normar, para el obvio aprovechamiento de estas lagunas legales.

Este tiempo anticipado –como vemos a nivel estatal- de movilización y formación de estructuras partidarias en el tejido social, que varios aspirantes han aprovechado, sencillamente no está normado, nadie ha cometido falta alguna, aunque el buen Celso Valderrama diga que no existen denuncias al respecto, y aunque existieran, ni son competentes para conocerlas ni existe eso que llaman “campañas anticipadas” en el contexto de la legislación que nos rige.

A nivel federal el proceso electoral ordinario se inicia en el mes de septiembre del año previo a la elección; y a nivel estatal el 7 de enero del año de las elecciones; y tanto los conceptos “campaña electoral” y “propaganda electoral” están específicamente normadas, son: la exposición, desarrollo y discusión ante el electorado de programas y acciones de los partidos, la divulgación de su plataforma electoral.

Todos los que andan acelerados, hablan con eufemismos, sin grandes slogans o frases ancla, solo la movilización para la formación en el imaginario colectivo de un posicionamiento a futuro.

AGITACIÓN DE ACOSTA

Don Lupito Acosta Naranjo, hace unos días, en Santiago Ixcuintla, en unos de sus encendidos discursos, se lanzó en contra del secretario general de gobierno; parte de su diatriba es veraz, el responsable de la política interior del gobierno actual, no debiera de subirse al ring de la contienda política partidaria, desnaturaliza y deslegitima su función; sin embargo, ya encarrerado, hizo la consustancial retahíla de epítetos y descalificaciones extremas en contra del gobierno y del fiscal de hierro; exagerado como siempre, Don Lupito acude a los fuegos verbales para enardecer al pópulo.

Y dijo enfático “no nos van a ganar.., por eso, Polo Domínguez, es mi candidato a gobernador…!” ah chingá –se pregunta el escriba- ¿a título de qué habló el santón perrediano..? siendo líder de una de las tribus de su partidazo, sus manifestaciones se toman tal cual se emiten. Digo…

Ahora, todo lo que están haciendo Manuel Cota con su nueva fundación; Antonio Echevarría hijo, con eso que llama “causas”; el pueril de Layín con “chirriar la cazuela”; Polo con su “el cambio nadie lo para” y demás minusválidos aspirantes, pudiesen ser calificados como “actos anticipados de campaña..” pero ninguno de los nombrados ha sido tonto como para promover su imagen o alguna proclama específica de su programa electoral.

Son acciones previas a las pre campañas, antes de la emisión de la convocatoria para la celebración de las elecciones; pretenden sacarle la vuelta a la norma y, al parecer lo están logrando; el numeral 41 de la carta magna, establece que “la ley” establece los plazos para los procesos y las reglas para las pre campañas; y “la ley” nos dice que las pre campañas, son aquellas acciones que se dan al interior de los partidos políticos, por aquellos aspirantes que buscan su nominación.

La ley general en materia de delitos electorales, en su confusa y prolija redacción, no contempla los actos anticipados de campaña, como ilícito, de hecho ni se menciona; lo que posibilita el desfile de todo tipo de gentuza que en estos tiempos de puerilidad extrema a donde han rebajado el quehacer político, cualquier imbécil quiera ser gobernador del Estado.

La verdad sea dicha, se ha sobre regulado todo el proceso electoral y, en ocasiones a los mezquinos intereses de la partidocracia, el tiro les sale por la culata..! el mesías tropical, el señor Liopez, se ha aprovechado en extremo de estas lagunas, ha difundido millones de spots con su imagen y sus propuestas, y al parecer no ha incurrido en delito alguno; ahora, los genios del Prian, van a reformar la Legipe…, para que sus pre candidatos hagan lo mismo..!

Pobre país..! con estos pillos que diseñan leyes y gobiernan con ellas, pobres de nosotros el pueblo indemne ante tanto agandalle….

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido