INICIAL (E INUSUAL) EVALUACIÓN: JUSTICIA PENAL

Luis Ignacio Palacios 12/01/2016 Comentarios

En la visita que hicieron el día de ayer al juzgado de oralidad penal, el presidente del TSJ Pedro Antonio Enríquez, así como algunos de los integrantes de la pléyade de magistrados que integran el obeso cuerpo colegiado, tuvo varias singularidades; se llevó a cabo con la presencia del fiscal de hierro, un Edgar Veytia ceremonioso  y atento con todo mundo; y que, ante la impronta de la vigencia del nuevo sistema de justicia penal, a unos cuantos días de su inicio, llevaron a cabo una inicial e inusual evaluación del sistema y de quienes son sus operadores.

Me dijo Pedro Antonio Enríquez que fue una reunión de coordinación, donde analizaron la incidencia de los delitos graves, del modo tal que se conoció que solo van dos procedimientos iniciales por homicidio y uno por extorsión, la etapa primera del nuevo sistema apenas se está construyendo, es cuando se concreta la importancia de la carpeta de investigación dentro del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Que es todo acto material de investigación debe ser registrado en actas y agregado a una carpeta, denominada “carpeta de investigación”, adquiere una dimensión completamente diferente al “expediente” o “averiguación previa” del sistema tradicional pues no tiene sus alcances ni se integra con sus formalidades, ni mucho menos adquiere valor probatorio alguno.

Podemos entenderla como “Un legajo o conjunto de actas e informes que contienen las actividades de investigación realizadas por el agente del Ministerio Público, auxiliado de la policía y de los peritos”

Y en estos trece días de la vigencia del nuevo sistema, los titulares del poder judicial y de la fiscalía general, coinciden en lo inédito de esta etapa histórica del devenir de la procuración y administración de justicia, que pese a las inherentes precariedades financieras y materiales en que se encuentran las salas de oralidad, la policía investigadora, los agentes del MP y que solo son tres jueces que se rolan las funciones de control y de enjuiciamiento, así como los defensores de oficio, la evaluación inicial, para ellos ha sido satisfactoria.

En Nayarit, el nuevo sistema de justicia penal, ya se encuentra en su segunda etapa de implementación, y está funcionando bien con la actuación coordinada de todos sus operadores, así lo dijo el magistrado Pedro Antonio Enríquez Soto.

Ya en la conferencia de prensa conjunta con el fiscal general Édgar Veytia, Enríquez Soto indicó que las instituciones públicas coordinadas cumplirán en tiempo y forma con la plena implementación del nuevo sistema, para lo cual el Congreso del Estado estableció el plazo del 30 de mayo, “y lo vamos a hacer —puntualizó—con los recursos a nuestro alcance”.

Por lo pronto se constata que en nuestro estado no existe una alta incidencia de delitos graves, y que junto con el secuestro, abigeato y narcomenudeo constituyen el conjunto de delitos de alto impacto que ya pueden juzgarse en Tepic, independientemente del sitio de Nayarit donde se cometan.

Los jueces con rostro, coordinados por el talentoso Rodrigo Benitez, y los agentes del MP pueden estar con la íntima satisfacción de que están haciendo sus funciones con decoro y sin mácula, con esta primera evaluación les ha sido reconocido su trabajo; sigue la exigencia de mejores salarios –para todos los operadores- y más salas penales con la infraestructura que se requiere.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido