JOAQUÍN GUZMÁN; LA CHAPOTERAPIA

Luis Ignacio Palacios 10/01/2016 Comentarios

La noticia de su recaptura, dio la vuelta al mundo; hasta la agencia de noticias china difundió el video de su caminata entre tres altos y rudos marinos, que lo metieron al helicóptero que lo llevó de nueva cuenta al Cefereso del Altiplano (y lo metieron en la misma celda de la cual escapó); la mirada hierática de Joaquín Guzmán Loera, al hacerlo voltear al mundo de reporteros que ahí estaban en el hangar de la PGR del aeropuerto de la ciudad de México, dice mucho; aún impactado por que los “engancharon”, pero no se ve el cínico –como la Barbie- ni abatido como otros capos.

Lo extraordinario es, el cómo un hombre que no terminó la educación primaria, se transformó en el jefe de la mayor empresa delincuencial del mundo que opera en más de 50 países y que la revista Forbes lo ubicó primeramente en el número 701 en la lista de los ricos del mundo para llevarlo unos años después en el top ten de los multimillonarios que tienen una riqueza superior a los mil millones de dólares.

Valdés Castellanos quién presidió el Cisen y escribió un libro sobre los orígenes del narcotráfico en nuestro país, ha señalado en varias entrevistas, que Joaquín Guzmán, nunca ha atentado directamente contra los cuerpos policiácos mexicanos; su violencia se ha generado en los graves enfrentamientos y avatares de dentro de la densidad delincuencial; este es uno de los perfiles prevalecientes de su personalidad, y el lado justicialista de sus enormes dádivas a los pueblos  y a los desprotegidos.

La cooptación de las autoridades de todos los niveles del Estado mexicano, de la administración de los penales que ha ocupado, de su guardia de corps que siempre tiene, dentro y fuera de la cárcel; muchas leyendas se han tejido a lo largo de su vida, sobre todo, a partir de que el propio gobierno lo convirtió en una celebridad; sus mujeres, el harem que tenía en Puente Grande; empero, la multinacional empresa que encabeza, ha atenido mucho que ver con el sostenimiento económico de muchos poblados.

Joaquín Guzmán, es una importante pieza del trasiego de las drogas en tres continentes; y sin embargo, siendo ilícita su actividad, los gobiernos mexicano y gringo, nunca han actuado en contra de sus clientes y distribuidores, sus socios americanos y canadienses nunca se les toca; por muy chingones que sean los sicarios y operadores de la droga mexicanos, es inconcebible que en unos cuantos años, sean los hombres del “Chapo” los que se hayan apoderado de las calles de Chicago, de Atlanta y de otras importantes plazas, centros de distribución.

QUE REPRESENTA

El enorme mercado de millones de narco adictos gringos, canadienses y europeos le ha posibilitado la acumulación de su enorme capital; en México, según encuestas del propio gobierno federal, la gente expresa simpatías por el ahora recapturado Guzmán y lo prefiere afuera que dentro de un penal. Su figura, es determinante para discernir sobre el grado de corrupción del Estado mexicano y el papel vinculante en la economía que hoy representa en nuestro país el trasiego de la droga.

Estuvo hace unos veintisiete años, en Ahuacatlán, asistió a un bautizo de un sobrino de uno de sus hombres que murió en un “viaje” de alucinógenos; entonces, un hombre  rústico de modales suaves, con una mirada penetrante y con los ojos siempre moviéndose; venía de un viaje de Canadá y buscaron a una enfermera para que lo inyectara, no tomó una copa, solo agua; en el poblado, esa tarde,  en vacaciones de invierno no hubo patrullas de policía municipal o de la judicial; solo en la entrada, estaban unas patrullas de…, la policía federal de caminos que resguardaron el acceso a la cabecera municipal, y otra de la misma corporación que se daba vueltas por la plaza y las inmediaciones en donde se hizo la fiesta.

Hombre de leyenda, un referente obligado de la agitada sociedad en que vivimos, sabe de las catacumbas del poder en México, empero, Joaquín Guzmán no ha operado con la indiscreción del mundo de funcionarios que ha tenido en su abultada nómina.

A lo mejor lo iba a filtrar en esa película que quería hacer de su vida; nunca lo sabremos, la vanidad –el pecado favorito de los humanos- lo hizo que indirectamente dieran con su periplo y lo recapturaran; estimo que todavía, en los próximos años se seguirá escribiendo sobre su persona. Escribe León Krauze que en 2015 el “Chapo” dijo lo siguiente: “cuando se trata de políticos, prefiero guardarme mis opiniones”… aserto que lo describe tal cual es.

Y en la recientemente publicada entrevista que le hizo el irredento actor gringo  Sean Penn y Kate del Castillo como traductora, se aprecia el real talante de lo que hoy es este hombre, un ícono del capo protector de los suyos, con una clara visión del negocio que preside y que, aún “el día que yo no exista no va a mermar en  nada el consumo de las drogas”.

Finalmente tenemos que colegir que el éxito del narcotráfico es el resultado de un Estado que no tuvo la fuerza suficiente para hacer cumplir las leyes que nos rigen.

En Nayarit tiene muchas querencias, en Carrillo Puerto y en Tepic; amigos, ahijados y compadres; sin duda, el gobierno de la república seguirá por algunas semanas con su “chapoterapia”.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido