EN LA UAN, CREAR CONSCIENCIA

No recuerdo en dónde lo leí –me sucede a menudo- y como nunca me apropio de frases de los demás, dejo el testimonio; a propósito de otear en estos días sobre el cúmulo de eventos que se han estado llevando a cabo en el campus de la Universidad Autónoma de Nayarit; por un lado las acciones sustantivas en las inherentes funciones cognitivas y de creación de conocimiento en las diferentes unidades académicas que la componen.

Y por el otro, los seminarios y foros que emprendió la organización estudiantil para llevarles voces de los medios y hacedores de cultura política de nuestro medio, a jóvenes interesados en liderazgos políticos que vienen en el paquete al ser líderes de sus escuelas y facultades; desde fuera del campus, la especulación intelectual se aprecia, poco pero ahí está, trascendiendo un tanto sus muros.

Empero, trasciende más en la sociedad y merced a los medios que consumen notas cortoplacistas, la especulación de su política interior en pos del próximo  mandato rectoral. Y en este escenario, el escriba aprecia que alumnos y docentes muestran sus preocupaciones trascendentes, están creando consciencia de su sentido de pertenencia a la institución y de la singularidad que ocupan en su proceso.

“El vértice en dónde se juntan la dimensión tiempo con el espacio, si te percatas de ello, eso es la consciencia” no me refiero al sustantivo sin la “s” que es un conocimiento compartido; sino con la “s” que implica el darnos cuenta de ello, de que son conscientes de su existencia y de lo que ello representa en este momento en la UAN.

Presentación de libros; congreso de ciencias económicas; conferencias sobre becas de pos grado; congreso nacional y foro de enfermería; información sobre becas de estancia en Francia; actividades que complementan la vida académica del universitario, que le abren el universo de salir de nuestro pequeño medio, con las armas que les otorgan los ideales de aprendizaje, y la certidumbre de que detrás de ellos, ya existe una universidad que lo respalda.

Cuando los liderazgos sindicales y los iluminados con el destino manifiesto de que hay una rectoría en su futuro inmediato, hacen politiquería barata, al viejo estilo corporativo, apreciamos la apertura al análisis crítico y propositivo de lo que hoy tiene la UAN, sin ambages ni cortapisas, en la federación de estudiantes de la universidad, de cara al no tan lejano proceso electoral, se han preocupado por recibir interpretaciones distintas a las que prevalecen en los actuales mandos del poder académico y administrativo, sobre lo que debiera ser el proyecto de renovación universitaria que encabezaría en su caso, el próximo rector.

Ángel Aldrete al abrir la interlocución con auténticos docentes comprometidos por los ideales más altos sobre lo que debe ser la universidad de todos los nayaritas, para quitarle lastres y reordenar hacia la excelencia académica el todo del actuar de la UAN, está acreditando que tiene preocupaciones trascendentes, y sí, están trabajando para crear consciencia en los universitarios, de sus responsabilidades como tales y del qué se quiere hacer en el futuro inmediato por la máxima casa de estudios de Nayarit.

Buena decisión, el darse cuenta, el percatarse con racionalidad del momentum que se vive en la entidad, significa quitarse las servidumbres morales que prevalecen en el conglomerado de los universitarios; por algo se empieza.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Artículo anteriorPROLEGÓMENOS A LA SUCESIÓN DE ROBERTO
Artículo siguienteDIPUTADOS IMPULSAN REFORMAS PENALES
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.