ACELERADOS…

Luis Ignacio Palacios 28/09/2015 Comentarios

Una señal ominosa, una evidencia clara de que el Pri no funciona como eje conductor del desarrollo político de la entidad, es el brote de todo tipo de candidatos y candidotes que se han manifestado desde que Manuel Cota asumió el liderazgo nacional de la CNC; en otras condiciones, con un Pri hegemónico y con gobernadores que cuidaban las formas este escenario, sería impensable.

Es innegable que desde la secretaría general de lo que queda de la organización campesina del Pri, merced a su participación en el proceso electoral pasado, ha sabido potenciar este sitial, del modo que en la entidad, han surgido decenas de incondicionales y publicistas que le van dando forma a  diversos proyectos de comunicación política, con la obvia intención de ubicarlo en el dintel de los precandidatos a suceder al gobernador Roberto Sandoval.

Entendible en un cuadro político del Pri, que de alguna manera no corresponde al equipo político de Roberto Sandoval, puesto que en sus relaciones de poder, ambos se soportan en el ámbito de su competencia; y así vemos que se ha dimensionado la política de dejar pasar, dejar hacer.

Recientemente, con la llegada de Manlio Flavio Beltrones a la presidencia del Cen del tricolor, dada la cercanía que ha tenido Raúl Mejía con el sonorense, como presidente de esa singular organización de profesionales, la Liga de Economistas Revolucionarios, entidad que pertenece al pasado jurásico del Pri, de organizaciones corporativas de nulo o escaso poder real al interior del ex partidazo; se han venido expresando sus escasos incondicionales en el sentido de que “ahora sí” no se le irá la candidatura al ex alcalde de Tepic.

Y para abonar a este lance político, Rául, ha iniciado una campaña en redes sociales, en sus cuentas de Twitter y de Facebook ha pagado publicidad para masificar la distribución de su imagen, esa acartonada efigie del viejo político priísta que dice muchas palabras en una entrevista a modo, y muy poco es el mensaje político que contiene su larga disertación.

Ya en lo doméstico, vemos al diputado Héctor Santana que con una desafortunada campaña de medios ha incurrido en graves lances de posicionamiento, buscando con horribilísimas fotografías, una posible candidatura de su partido a la alcaldía de Bahía de banderas; según se trasciende, es a su propio hermano que se la disputa; ignorando el escriba si estos personajes tienen o nó la autorización del jefe político para estas acciones.

En la misma tesitura, con la salvedad de que representa el epítome de la corrupción rampante del sexenio anterior, Omar Reynoso, actual rector de la Universidad Tecnológica de BadeBa, ya hizo la anunciación de una organización de “amigos” que lo quieren llevar a la misma posición a la que aspiran los hermanos Santana.

La gente se pregunta sobre este inopinado lance, que tuvo más condenas que adhesiones ¿qué le debe Roberto a este personaje del pasado oprobioso..? ¿qué le saben al gobernador que permite este tipo de desfiguros..?  su efecto es un absoluto deterioro político del actual régimen; todo lo cual no pinta nada bién, con estos acelerados, de cara a la presentación del IV informe de gobierno de Roberto Sandoval.

Lo dicho, Roberto no tiene partido, no tiene cuadros político ni funcionarios que le ayuden al control de los suyos y de sus correligionarios de partido, que un año antes de la tradición, han iniciado sus precampañas; la lesión política que le endilgan al gobierno de Sandoval es evidente; ¿por qué lo permite el gobernante..?

Habremos de preguntarle su perspectiva de este inconveniente escenario que se está dimensionando en su propio feudo político…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido