OSORIO Y LOS PDTES. DE LOS TSJ

Luis Ignacio Palacios 11/08/2015 Comentarios

La solicitud ahí estuvo desde hace meses, los magistrados integrantes de la conferencia nacional de tribunales de justicia de los Estados, -Conatrib- la han mantenido desde endenantes, tanto para el titular de la Segob, como para el mismo presidente Enrique Peña Nieto; y es que, solo ellos, los titulares de los poderes judiciales locales, saben lo que pesa el tercio; y, ya traen la lumbre en los aparejos, pese a lo que diga María de los Ángeles Fromow.

Ayer, de manera intempestiva, por conducto de magistrado presidente del TSJ del DF el doctor Elías Azar, se les hizo el llamado para reunirse con Miguel  Angel Osorio Chong, secretario de gobernación y responsable directo de todo lo que suceda en el país en este peliagudo tema de la implementación en las entidades, del nuevo sistema de justicia penal.

Fue una reunión largamente esperada y “off the record” se habló sin pelos en la lengua del tétrico panorama que se contempla –incluyendo a la SCJN- en todo el país, a 311 días de que termine la vacatio legis de la reforma constitucional del 2008; ahí en dicha reunión estuvo presente el magistrado Pedro Antonio Enríquez, presidente de nuestro TSJ, compartiendo las preocupaciones que le son comunes con todos sus pares de la república.

Me dice Pedro Antonio que fue aleccionador escuchar el mensaje del titular de gobernación, empero, lo singular de esta reunión que se llevó a cabo en uno de los edificios del TSJ del DF, es que a la hora de la comida, Osorio Chong, abrió el micrófono para que fuera de agenda, los titulares de los poderes judiciales locales, pudieran decir sus cuitas sobre esta trascendental reforma que tiene enormes problemas para su concreción. Actitud que le fue reconocida por los ahí presentes.

Y se constató que el problema que le es común a todos los poderes judiciales de los Estados, unos en menor y los demás en mayor medida, se centra en la carencia de los recursos financieros para implementar de manera cabal, todo lo que significa la enorme transformación de las fiscalías y los poderes judiciales para darle vigencia al NSJP en todo el país.

Se obtuvo el acuerdo en el sentido que los temas de justicia local, deben ser parte de la agenda nacional de gobernación; y en la mayoría de las manifestaciones de los magistrados locales, hubo un reclamo coincidente, que se impone una revisión sustancial sobre algunos preceptos del código nacional de procedimientos penales, cuya vigencia ya ha evidenciado algunas obsolescencias.

La Conatrib, será reconocida como entidad legitimada, al estilo de la Conago, para que sus acuerdos puedan ser aceptados por los órdenes de gobierno; y en este sentido se solicitó que se abriera un canal de interlocución con la SHCP para agilizar el escabroso tema de las finanzas públicas que le corresponden a los tribunales estatales.

LA ESPECTATIVA LOCAL

En esta singular reunión de los magistrados presidentes de los TSJ de todas las entidades, al final tomaron un acuerdo, elaborar un agenda de estos temas y de otros que son comunes a todos los poderes judiciales, tales trabajos serán parte del programa de actividades de la próxima reunión nacional de la Conatrib, la cual se llevará circunstancialmente en nuestra ciudad capital, los próximos 27 y 28 del presente mes de agosto.

Estos, dijimos hace unas semanas, son tiempos definitorios para la implementación del NSJP en todo el país; y es destacable esta disposición que el ahora titular del palacio de Bucareli, que ha manifestado con los jefes de los poderes judiciales, que están viendo las de Caín, entre las viejas generaciones de funcionarios de procuración y juzgadores, que no dan el ancho en la nueva práctica del sistema acusatorio; ante la llegada de nuevas generaciones de abogados, inexpertos en ambas ramas.

Y un foro, en donde las organizaciones de abogados litigantes no se han caracterizado por su obsecuencia a los límites y prácticas procesales que reclama del nuevo modelo de justicia penal; y también viendo la proliferación de universidades privadas y centros de estudio especializados que surgen como hongos en verano ofertando maestrías y doctorados en las áreas que son requirentes de la capacitación de los letrados para enfrentar esta revolución jurídica constitucional.

Son un mundo de cuestiones que se tienen que crear, como el sistema informático de gestión que muestra los indicadores sobre los avances y número se procedimientos que se llevan a cabo el poder judicial, pese a los buenos ejemplos de estadística que se publican cada informe del presidente del TSJ.

En la entidad, el sistema informático reclama una enorme inversión y se evidencian algunos problemas de capacitación para su operación,  sólo se cuenta con indicadores parciales sobre los avances del nuevo sistema de justicia penal en la entidad, ahora que desde el 15 de diciembre de 2014 en tres partidos judiciales se ventilan cinco delitos en el enjuiciamiento acusatorio, adversarial.

Sabemos que los problemas del mundo de la justicia no pueden ser resueltos solo con los juicios orales; tal vez puede ser un instrumento para abreviar, para facilitar, pero se tiene que luchar por una mejor preparación del personal de la FGE y del TSJ.

La ley –per se– no es mágica, en primer lugar hay que cumplir con ella, esto es impostergable; tenemos leyes buenas, tenemos leyes regulares pero si no se cumple con ellas no sirven, se tiene que cumplir con sus extremos; entonces se necesita la verdadera convicción, del personal del poder judicial y de la fiscalía general del Estado, el personal de las autoridades municipales, toda la representación pública, para que, convincentemente actúen a la altura de las circunstancias.

Ahora que, como lo dijo de manera venturosa Sergio García Ramírez, “no le pidamos a la justicia penal, lo que no nos ha podido dar la justicia social en este país…” en ésas anda Pedro Antonio en el seno de la Conatrib…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido