CONGRESO A TUTELAR DERECHOS DE ADULTOS MAYORES

Luis Ignacio Palacios 24/06/2015 Comentarios

El congreso del Estado de Nayarit, en este receso de sus actividades legislativas, está realizando un excelente ejercicio, están levantando una encuesta de amplio impacto, orientada a los adultos mayores, para que, llegado el momento se pueda elaborar una ley que corresponda a las características socio políticas de la entidad.

Recordemos, la Organización de las Naciones Unidas estableció que a partir de los sesenta años toda persona es considerada adulto mayor y debe gozar de derechos especiales. En 2002, el gobierno de México publicó la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores; un estrato poblacional que en ocasiones tienen graves flagelos o descuidos en el entorno familiar o de su trabajo.

Para la ONU, las personas mayores tienen derecho a vivir con independencia, participación, cuidados, autorrealización y con dignidad; nuestro país reconoce en su legislación los siguientes derechos:

Integridad, dignidad y preferencia. Acceso a una vida plena, con calidad, libre de violencia y sin discriminación. Respeto a la integridad física, psicoemocional y sexual. Protección contra toda forma de explotación.

Seguridad y certeza jurídica. En cualquier procedimiento judicial, el adulto mayor tiene derecho a un trato digno y apropiado; a recibir el apoyo de las instituciones federales, estatales y municipales, con asesoría jurídica gratuita y con un representante legal cuando sea necesario. En todos estos procedimientos se  tiene derecho al trato preferente en la protección del patrimonio.

Salud, alimentación y familia. Se tiene derecho a los satisfactores básicos, como alimentos, bienes, servicios y condiciones para una atención integral y de manera preferente. Para el cuidado de la salud se debe contar con el apoyo subsidiario de las instituciones públicas, además de orientación y capacitación en materia de nutrición, higiene y todo aquello que favorezca el cuidado personal.

Educación. Acceso a la educación de manera preferente en instituciones públicas y privadas, las cuales deben incluir en sus planes conocimientos relacionados con las personas adultas mayores y contar con material educativo autorizado por la SEP en el tema del envejecimiento.

Trabajo. Igualdad de oportunidades o de otras opciones que  permitan un ingreso propio y desempeñarse en forma productiva, además de protección de las disposiciones de la Ley Federal del Trabajo y de otros ordenamientos de carácter laboral.

Asistencia social. El adulto mayor tiene derecho a programas de asistencia social en caso de desempleo, discapacidad o pérdida de tus medios de subsistencia; de vivienda digna y de acceso a una casa hogar o albergue, sólo en situación de riesgo.

Participación. Incumbencia en la planeación y toma de decisiones que le afecten, así como de desarrollo social en general, ya sea de manera individual o mediante la libre asociación con otras personas; participación en los procesos productivos, de educación y capacitación, y en la vida cultural, deportiva y recreativa de tu comunidad.

Denuncia. Denunciar de manera personal cualquier hecho, acto u omisión que produzca o pueda producir algún daño o afectación en los derechos y garantías; también pueden hacer denuncias de este tipo toda persona, grupo social, organizaciones no gubernamentales, asociaciones o sociedades.

AMPLIO ESPECTRO NORMATIVO

Todo lo anterior se deduce la ley federal, y son cuestiones de importancia para la vida diaria del adulto mayor; una vez terminada la encuesta que ordenó hacer el diputado presidente Jorge Humberto Segura, se conocerá el amplio espectro de expectativas que los adultos mayores de la entidad tenemos en este tiempo; todo lo cual, les va a permitir a los diputados el diseño de una ley de protección y derechos que es necesario establecer.

Existen varios tabúes sociales que con un ordenamiento adecuado, pudieran reducirse su impacto; el adulto mayor, que ha dedicado su existencia a trabajar, a formar y ayudar a sus familiares, tiene el derecho irrestricto a gozar de un tiempo de jubilación que le sea pleno; debe tener un entorno para trabajar y gozar de deportes y el imprescindible esparcimiento para gozar de una vida plena.

La sexualidad desempeña un papel muy importante a lo largo de la vida. Mientras se conserve un buen estado de salud, no hay motivo alguno para creer que con la edad desaparezcan el interés o las prácticas sexuales. Por lo general, la sexualidad se ha relacionado más con la juventud y tradicionalmente la sociedad ha alimentado muchos tabúes y estereotipos negativos acerca de la sexualidad en la vejez, sobre todo cuando el adulto es viudo o divorciado.

Para comprender la sexualidad del adulto mayor es necesario no solo comprender los cambios fisiológicos, sin embargo, sino ubicarlos en su contexto social y cultural, así como su propia historia, experimentada a lo largo de la vida en el desempeño de su sexualidad.

Esta acción de los diputados locales, puede contribuír a un mejor reconocimiento de la existencia vital de los adultos mayores; un importante segmento poblacional que ha permanecido en rezago…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido