ROY RUBIO Y LA SOGA DEL AHORCADO

Luis Ignacio Palacios 18/06/2015 Comentarios

El día de hoy por la mañana, en el museo “Emilia Ortiz” se llevará a cabo un panel, con el complicado tema “Anticorrupción y rendición de cuentas”, convocado ex profeso por el órgano de fiscalización superior de la cámara de diputados, que preside el letrado Roy Rubio; evento de importancia para los que en esto trabajan, que los trae alborotados, dada la personalidad de los ponentes.

Se trata de quién preside la asociación nacional de OF y control gubernamental, David Villanueva Lomelí, un polémico auditor general del Estado de Puebla, a quien en su terruño la prensa lo hace trizas, con notas como “De auditor a millonario” dado que funciona como eficaz tapadera del ambicioso gobernador Rafael Moreno Valle; y hasta le endilgan que fue él quién financió la campaña de su hermano Ricardo a la alcaldía de Guadalajara.

Le señalan que es “un auditor a quien nadie audita; opera el moche y amenaza a alcaldes” y se le acusa de ser “el brazo de control del morenovallismo contra enemigos del régimen y supervisa vía las cuentas públicas a los aliados para evitar que incumplan compromisos con su jefe político, el gobernador Rafael Moreno Valle.

A cambio, empresas ligadas a él reciben obra pública o contratos millonarios, sin que a nadie le rinda cuentas. ¿Cómo explicará la gran cantidad de propiedades que ha comprado en su tierra natal Jalisco, precisamente desde que fue designado nuevo auditor del estado, según se desprende de una investigación federal?”

Todo un personaje sin duda.

Otro de los notables que nos  visita, Mauricio Merino Huerta, es titular de la Red por la rendición de cuentas, doctorado en ciencia política en la complutense de Madrid y parte de las vacas sagradas del Colegio de México y del Cide; escritor y periodista de opinión  en el periódico El Universal, es un crítico del cambio político que se opera en nuestro país y durante siete años, fue consejero electoral del consejo general del IFE.

Estará el director ejecutivo de Transparencia mexicana, Eduardo Bohórquez, licenciado en ciencia política y administración pública; catedrático del Cide, del Tec de Monterrey y de la Ibero; demandante de una política de Estado en contra de la corrupción, escribía estas palabras hace dos años:

“Tras discutir durante meses reformas a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública y la creación de una Agencia Nacional Anticorrupción, el problema de la corrupción –opacidad, abuso de poder, discrecionalidad, o negocios ilegales— sigue siendo un problema visible y constante de la vida pública del país. Y más allá de la parálisis legislativa, la respuesta institucional todavía está lejos de ser equiparable con la dimensión del problema. Ello se explica, en parte,

porque no hay un marco que exprese con claridad qué buscamos controlar, cómo pensamos hacerlo y quién debe ser responsable de esta tarea.”

Guillermo Huizar Carranza, otro que estará presente en este panel, es contador público egresado y Maestro de la Universidad Autónoma de Zacatecas desde el año de 1984.

Co-autor de tres libros: Análisis de la Ley del Impuesto sobre la Renta; Evolución Económica de México y Análisis de la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria. Desde 2005 maestro titular de la materia de Finanzas Públicas en distintas Universidades e Institutos del País. Actualmente funge como secretario de la función pública del gobierno zacatecano.

Columnista de opinión y conferencista de temas fiscales y financieros.

¿LA SOGA EN LA CASA DEL AHORCADO?

Juntos, todos los participantes del panel, al cual ha convocado el auditor general local; constituyen una espléndida oportunidad de que conozcamos en sus palabras, la realidad que en este espinoso tema tiene en el país y en las diferentes entidades; y, también desde luego, es un escenario para analizar el qué y el cómo de la política anti corrupción local, y cuáles son las instancias de la rendición de cuentas de los dos órdenes de gobierno locales.

Nayarit, teniendo un gobierno consolidado, en esta administración que se hacen muchas cosas, muy pocas expresiones hemos tenido por parte del gobernador Roberto Sandoval, de alguno de sus secretarios o de los diputados, que se haya hecho un ejercicio de revisión y autocrítica sobre lo que se ha realizado en este gobierno y, lo que se haya dejado de hacer.

Poco diálogo con sus críticos, mas bién, lo que existe es un eficiente siloloquio del jefe político y su círculo del poder, un centro emisor eficaz que no ha instrumentado escenarios de interlocución con las oposiciones políticas o las organizaciones no gubernamentales; ¿porqué..? porqué no lo considera necesario en el discurrir de sus políticas públicas.

Sin embargo, la corrupción que es un fenómeno extendido en toda la clase política y gobernante, sin distingos de origen partidario, es el uso y abuso para sí, de los bienes públicos; y en el tránsito del sexenio anterior a la actual administración, el pasmo y el azoro de la sociedad ahí quedó; sin que esta administración no acreditara que sus acciones en contra de este flagelo fueran hechos contundentes y no meros procedimientos administrativos y lenes penales en contra de funcionarios “charalillos”.

La poca monta de éstos en el uso indebido de los bienes públicos a su cargo, de los funcionarios de la anterior administración y de dos o tres de la actual, lejos de contribuir al fortalecimiento de una política anti corrupción del actual régimen, lo dejó mal parado, puesto que hasta la fecha se tiene el prejuicio común en la ciudadanía de que siendo del mismo partido, el gobernante anterior y sus dos o tres principales operadores del peor latrocinio que haya tenido el patrimonio común de los nayaritas, no serán tocados.

Lo que ha sido –quizás- uno de los factores del desdén electoral que los votantes le han recetado al gobernador y sus candidatos en la capital del Estado.

Esperemos pues que este panel, cumpla las expectativas que ha despertado y se hable con claridad y honestidad, del cómo se puede ascender a niveles superiores de la administración pública en todos los órdenes de gobierno, desterrando estos fenómenos que corroen no solo las instancias de gobierno, sino a la sociedad misma.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido