SOLEMNIDAD EN EL CONGRESO

Luis Ignacio Palacios 04/06/2015 Comentarios

La naturaleza de las sesiones públicas solemnes en el congreso del Estado, implica una importante dosis de urbanidad y cultura política; aunque para muchos barbajanes es inexistente, aún en el Estado y sociedad mexicana, permanecen los valores y el reconocimiento que la mayoría de la población le tienen a las fuerzas armadas del país.

Ayer, el pleno de la cámara de diputados por medio de su XXXI legislatura, le rindieron un homenaje a la fuerza aérea mexicana en ocasión del centenario de su existencia; asistieron los titulares de los tres poderes, y en el espacio de la mesa directiva, se recibió al General diplomado de Estado mayor aéreo Carlos Antonio Rodríguez Munguía, Comandante de la Fuerza Aérea mexicana; todos ellos de buen talante, Pedro Antonio Enríquez y Roberto Sandoval, sonrientes y relajados en el arranque de la sesión solemne.

El diputado presidente Jorge Humberto Segura, conforme a su talante serio y con la sobriedad que le caracteriza, presidió la ceremonia en la cual, pueblo y gobierno de Nayarit, le rinden culto y reconocimiento a la Fuerza Aérea mexicana.

Luego de los honores a la enseña nacional, se cantó el himno nacional mexicano; y ahora con la presencia de la banda de música del Estado ubicada en las escalinatas de acceso a la sala de sesiones, se le dio un rango de solemnidad festiva al canto nacional, puesto que cuando solo es la banda de guerra de la zona militar, los ahí presentes muy poco entusiasmo le ponen al momento de entonar el himno mexicano.

La exposición de motivos de la celebración, que impone en el muro de honor del Congreso la frase “Fuerza Aérea Mexicana 1915-2015” fue disertada por el diputado Segura López, quien al leer su documento acreditó que en su manufactura pensaron en las virtudes de una adecuada exposición, corto, sencillo, sobrio y con dejos de elegancia argumentativa.

Recordó que fue Venustiano Carranza quien estableció la fuerza aérea; hizo un puntual descripción de sus funciones actuales, en la salvaguarda de la paz interior y en la defensa de la soberanía del espacio aéreo de la nación; informó que el decreto fue una iniciativa del gobernador Roberto Sandoval que tuvo la aprobación unánime de todos los diputados integrantes de la legislatura.

El colofón de su discurso estuvo excelente, reiteró la confianza de los mexicanos en las fuerzas armadas, ponderando el valor y patriotismo “de los soldados del aire..”

EL DICTUM DE ROBERTO

Como siempre, el gobernante inicia con un saludo institucional a los distinguidos visitantes, señala que “se cumple una responsabilidad en Nayarit…, damos gloria a quien gloria merece..” señala que la placa que se devela en el muro de honor del congreso es “el símbolo de su entrega a la Patria..” confirma que “el ejército mexicano es la institución más confiable para la sociedad..”

Una excelente frase de Roberto, “para todos los que aquí estamos presentes, es leyenda que la fuerza aérea ha contribuido a construir la historia de la patria con todos los mexicanos..” pondera los merecimientos para el homenaje “por sus cien años de servicio institucional, de valor patriótico y lealtad a México..”

Roberto, sabedor de las formas institucionales, cierra de excelente manera su intervención, resaltando que “hacer honor al ejército mexicano a la fuerza aérea, por llevarnos a un país libre y soberano; y que enhorabuena para todos los nayaritas que siempre contemos con nuestro glorioso ejército..”

Teníamos tiempo que no le escuchábamos al gobernante un discurso con tales atributos, conceptuoso, corto y verazmente argumentativo; propio de un titular del poder ejecutivo estatal.

LA GENEROSIDAD DISCURSIVA DEL GENERAL

El ambiente quedó listo para escuchar al general piloto aviador, que con todos sus lauros tiene la comandancia de la fuerza aérea mexicana, -este mazatleco, tocayón de estatura- un hombre que anda en sus cincuentas, con buena voz, tranquilo en su dictum, señala que “México se fortalece y se beneficia con esta ceremonia..” agradece al gobierno la deferencia de la inscripción en el muro de honor; rememora la creación de la FAM, y dice que “los anhelos de formar un mejor país, aún prevalecen..”

Luego con diplomacia, habla de nuestros pro hombres, a quienes les califica de célebres “que dan fe de la grandeza de esta entidad..” desde el caudillo cora Tlauitole, la prosa de Amado Nervo y la exquisitez arquitectónica de Antonio Rivas Mercado, “personajes que destacan con singular esplendor…, Nayarit es muestra de perseverancia y disciplina para toda la nación, sobresale entre los Estados…”

Y con un excelente conocimiento de nuestras vocaciones, señala los logros en turismo, pesca, ganadería, minería, la industria tabacalera y la molienda de azúcar; al grado tal de señalar que somos de una “creciente importancia estratégica para todos los mexicanos..” y culmina con elocuentes frases que reconoce al gobierno de Roberto el clima de paz que tenemos.

Expresa que con la satisfacción del deber cumplido, refrenda “el compromiso de ser, en la noble tarea, garantes de la integridad nacional.., con honor, valor y lealtad, para la salvaguarda del cielo de la nación –del cielo nayarita- porque todos, sociedad y gobierno hemos despegado en la búsqueda de nuevos y prósperos horizontes, ahora, juntos trabajemos para aterrizar nuestros más preciados anhelos y aspiraciones en la consolidación de un México mejor..”

Un excelente discurso, que cerró la sesión solemne, luego vinieron los abrazos y reconocimientos en corto y la prodigalidad de todos los diputados que hicieron buenas migas con los divisionarios y demás generales del “nido de águilas” que los visitaron, fotos de rigor con todos los ahí presentes; y una excelente atención de Arianna Llamas con su gente de comunicación social del congreso.

Una espléndida mañana ganada para el fervor patrio, que no cae nada mal, en estos momentos de tribulaciones sociales.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido