CANDIDATOS, DEBATES, PRECARIEDADES

Luis Ignacio Palacios 28/04/2015 Comentarios

Menudo lío se ha armado con los candidatos a diputados por el segundo distrito; merced a que un grupo de opinadores de nuevo cuño, preocupados por nuestra que en nuestra precaria democracia electoral, intentaron llevar a los candidatos a un debate ante “líderes de opinión” Já..! se toparon con la farragosa legislación electoral.

En otra cuestión de la transparencia que deben propiciar los candidatos, quienes prácticamente están blindados para darnos a conocer tres cuestiones de vital importancia para poder convencer al elector y votar por ellos.

A saber, a juicio del escriba, todo candidato para contender por la diputación federal debe de hacer pública: 1. Su verdadera declaración patrimonial; 2. Sus declaraciones fiscales de los últimos años; y 3. Sus posibles conflictos de interés dentro del entorno del grupo gobernante al que pertenece.

Mientras no lo hagan, pura madre que podrán convencer al más escéptico de los futuros votantes.

De los candidatos en la contienda por el segundo distrito, podemos explorar las capacidades de cuatro de ellos, los que abanderan a los principales partidos y al independiente, que según “radio bemba” de independiente tiene solo el nombre, ya que detrás de su candidatura están hombres connotados que sirvieron (o aún sirven) al sátrapa ex gobernador González; incluso me dicen que parte de su equipo de tierra, es el mismo que durante años ha usado este siniestro personaje.

El librito de marketing nos indica una serie de cualidades imprescindibles de todo buen candidato que se precie de ser tal; antes que nada tiene que ser un excelente comunicador; tener disciplina, ser ordenado, sistemático en su agenda, y saber llevar a cabo un plan de trabajo.

GIANNI Y GALVÁN

¿Gianni sabe comunicar..? ¿es ordenado, tiene bien organizada su agenda..? el ingeniero tiene un precario código de comunicación política y han incurrido en el peor de los pecados que se puede cometer en campaña; el primer elemento estratégico –lo dice la notable y experimentada Gisela Rubach- es el partido, quien junto al candidato deben caminar bajo la misma estrategia.

En el caso del tricolor y su singular candidato es evidente la desconexión y la falta de coordinación que existe en el desarrollo de las acciones de proselitismo.

Galván, el pegote panista, tiene –y es difícil aceptarlo- mayores precariedades que el priísta, intrínsecamente son personas de escasos valores, nada tienen para ser normatipos sociales, ejemplos para las nuevas generaciones, pocos atributos para abanderar reales problemas sociales o necesidades ciudadanas; logró el panista de nuevo cuño, hablar dislate y medio sin comunicar absolutamente nada..!

CASTELLÓN E IBARRA

Francisco Castellón tiene a su favor todos los activos de haber sido un académico, habiendo desempeñado un decoroso papel en el Senado, pudo sobresalir en las comisiones que asumió en aquella legislatura de la cámara alta; sin embargo, sus limitaciones son de comunicación, quizás influye su deformación intelectual y le cuesta trabajo, llegar a la sique del elector, convencerlo de sus propuestas, empero, es uno de los candidatos que si tiene agenda y un aceptable código de comunicación política.

El doctor Carlos Ibarra, mantiene la frescura de quien ha sido ajeno al trajinar del quehacer político y partidario; su propuesta inmediata de campaña es protegerse del manto incólume de “no ser político” y manejarse como el candidato de los ciudadanos sin partido; evidentemente que su discurrir –aunque limitado políticamente- puede convencer a los inconformes y enojados con los partidos y sus candidatos; pese a las imputaciones de que su candidatura ha sido impulsada por los tenebrosos emisarios del pasado reciente.

DE LA CHIQUILLADA

Se salva nuestro viejo amigo Vicente Peña Aldrete, quien representa ahora al Partido Humanista, quien ya tiene registro ante el INE y que en estas elecciones deberá de acreditar el 3% de la votación general para poder conservarlo; el hijo del “Chato” Peña Aguirre, merced a su excelente carrera de tenista casi profesional sabe desenvolverse ante los medios, utiliza bien el lenguaje corporal y aunque su código de comunicación política es elemental, constituye una opción para aquellos electores que han estado en contacto con esta corriente ciudadana, de ecologistas de deveras y anti gobiernistas.

Volviendo al tema del debate que pretendían llevar a cabo un grupo de inconformes contestatarios, con la ingenua intención de llevar a periodistas para que cuestionaran a los candidatos, por los candados que tiene la nueva legislación es prácticamente imposible; existe un documento que propuso el consejero presidente del INE que impone reglas estrictas para realizar este tipo de eventos y solo bajo el manto protector de su restrictiva normatividad.

Con la obviedad de la oposición del Pri-Verde, al parecer este debate no se llevará a cabo; la segunda edición –que no es debate- sino una comparecencia de candidatos ante la Canacintra Nayarit, se llevará en breve en la primera semana del mes que viene; un acierto más de Fernando Sánchez Zatarain, quien ha sabido darle a su presidencia, el valor agregado que estaban esperando sus afiliados; la ciudadanía abona al desarrollo de los proceso electorales ante lo estratificado de las normas que sigue imponiendo la partidocracia que padecemos en el país.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido