MEDELLÍN, IMAGINERÍA DE POLO

Luis Ignacio Palacios 12/04/2015 Comentarios

Siendo alcalde de la capital del Estado, dónde se focalizan las acciones trascendentes de los poderes; aquí, donde todo lo que ocurre en la entidad se reproduce y multiplica, es explicable que le hayan hecho mucho ruido mediático todas las plumas y medios, merced al inopinado viaje del edil tepiqueño y su dilecta comitiva a la ciudad de Medellín, la capital del Departamento de Antioquía y la segunda más importante de Colombia.

En su cuenta de Facebook, el propio Polo Domínguez, ha dado cuenta de sus actos de trabajo e ilustración que han tenido con diferentes personajes y dependencias de aquella ciudad; políticas públicas para reordenamiento urbano, parques y jardines, museos y contención delincuencial; los espíritus chacorreros de los cofrades les han cronicado la vertiente del número inusitado de su comitiva que incluyó a un regidora del cabildo de Santiago Ixcuintla.

¿Qué le pudo mostrar Medellín a nuestro edil y sus acompañantes..? que aquél país tiene desde 1891 una policía nacional que obedece a un mando único, el cual es ya netamente civil, puesto que en los noventas del siglo pasado la separaron del ministerio de la defensa; que tiene más de dos millones de habitantes de los casi 49 millones que tiene todo el país.

Allá tuvieron a Pablo Escobar, el epítome del más grande delincuente que haya existido y que contaminó a todas las instancias del poder nacional, estatal y municipales; una vez muerto, pasaron las de Caín, por los pleitos de las bandas menores que se disputaron el enclave del narco, del cuál aún no han salido; siguen teniendo exitosas relaciones con los cárteles mexicanos, el de Sinaloa y ahora el nuevo y sanguinario Jalisco Nueva Generación.

El asunto de lo que  hoy tiene Medellín, sus vialidades y hermosos parques, así como los museos, es que, luego de esa sangría en dónde tan solo en dicha ciudad hubo más de 80 mil muertes en menos de siete años, muerto Escobar, el gobierno norteamericano les inyectó millonadas de dólares en un singular plan anti drogas; y no solo eso, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD, les llevó aún más recursos de todo tipo para paliar la delincuencia y darle a los gobiernos capacidad de maniobra para enfrentar los cientos de miles de desempleados que dejó la narco industria.

Algo que debieron de haber conocido, Polo y sus acompañantes, es el fenómeno del sicariato, miles de jóvenes que brotaban como hongos en verano y adolescentes se orientaban a ver quién era el mejor asesino, para vender sus servicios a los capos de la droga;  o a lo mejor Polo ya leyó a Vallejo en su obrita “La virgen de los sicarios” texto de singular apología gay, y que plasma la vida del sicario, en la cual subyace la cruda descripción de la Colombia de hace unos lustros

CULTURA DE LA ANTI CORRUPCIÓN

Lo que los colombianos y sus políticos adquirieron luego de la larga sangría de la lucha contra las drogas, es que todo gobierno y ante la exigencia de la sociedad debe ser implacable en su política anti corrupción; mas de las dos terceras partes de sus políticos de todos los partidos fueron encarcelados y defenestrados de sus puestos; sobre todo, la cultura de la legalidad en la población es un logro que todo mundo debe de reconocerle a Colombia.

Eso sería lo que debió de haber impresionado a nuestro presidente municipal, que lograron en pocos años bajar los índices de la impunidad rampante de los órdenes de gobierno; con menos de la mitad de la población que tiene México, pudieron los colombianos unirse de manera mayoritaria para lograr avances sustanciales en este flagelo que hoy corroe a México.

El Ayuntamiento de Tepic, tiene muchas asignaturas pendientes con la población de nuestra ciudad capital; si Polo y funcionarios que le acompañaron pudieron constatar el grado de aceptación que tienen las autoridades de Medellín con sus ciudadanía, es porque tienen una proyectiva de servicio y atenciones comunitarias, el alcalde y su concejo municipal, son el primer nivel de gobierno que tiene el ciudadano ante el poder.

Los viajes ilustran dice el viejo adagio; si todo lo invertido en este viaje, el cual según sus detractores le ha costado al erario municipal más de un millón de pesos, Polo y sus funcionarios coligen que atender a la población debe ser un acto honesto, sin tintes partidarios, sin rencores y sin discriminación, que toda autoridad electa debe gobernar para toda la población, entonces nos damos por bien servidos.

Son evidentes los problemas que tiene el Ayuntamiento de Tepic para cumplir con los elementales servicios para con la ciudad que le impone la Ley municipal y sus reglamentos; seguridad pública, prevención al delito ahora en sus manos; el servicio de agua potable, alumbrado público, recolección de basura, obsolescencia en las juntas vecinales; y si a todo ello le sumamos el desdén y la cerrazón que tiene Polo y sus funcionarios de primer nivel para atender a la gente, entonces esperemos que la experiencia de este cuestionado viaje a Medellín, debe de servirles de algo.

Y si por asás, siguen igual de torpes y tozudos, seguirá la condena pública en su contra…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido