POLÍTICA FINANCIERA

Luis Ignacio Palacios 25/11/2014 Comentarios

En una sociedad como la nuestra, el presupuesto de egresos y la ley de ingresos del gobierno del Estado, es, el mejor instrumento de política pública que permite dinamizar la magra economía de la entidad; tanto lo que gasta el gobierno, como lo que recauda, son los mecanismos financieros que le dan vida y sentido a una buena parte de la economía de la entidad; eso fue lo que trataron el día de ayer los diputados integrantes de la XXXI legislatura.

Estos son los instrumentos normativos que sientan las bases recaudatorias para el ejercicio fiscal del próximo año, y en lo que respecta a la Ley de Ingresos, se trata de que el incremento del 3.8 % es inferior al índice de la inflación que las autoridades hacendarias y el Inegi establecieron en el presente año, lo que nos indica una política de captación de impuestos, derechos y demás rubros fiscales, de correspondencia social, sin sobresaltos financieros al ciudadano.

Ya en comisiones, el Secretario de Administración y Finanzas, Gerardo Siller Cárdenas, les informó a los diputados  que la estimación de una captación de recursos por un monto de 17 mil 739.9 millones de pesos,  representa un incremento del 11.1 por ciento respecto del 2014, bajo esta tesitura de no ir más allá del índice inflacionario que tiene el país.

Conforme al esquema actual del sistema nacional de tributación en México, los ingresos para el estado contemplan cuatro grandes rubros que son; los ingresos propios, participaciones federales, aportaciones federales e ingresos federales, del cual el 93 por ciento de la Ley de Ingresos corresponde a estos últimos 3 rubros y el resto a los ingresos propios que genera el estado.

Se estima  que se obtendrán por ingresos propios un monto de mil 207.3 millones de pesos; de Participaciones Federales 6 mil 114 millones de pesos; de Aportaciones Federales para Nayarit 8 mil 463.7 millones de pesos, en otros ingresos un monto de mil 945.4 millones de pesos lo que suman 17 mil 730.9 millones de pesos que representa un incremento global de mil 774.6 millones de pesos y el 11. 1 por ciento de incremento.

Lo que nos indica, que en esta materia, el gobernador Roberto Sandoval, se movió bien y en serio, el incremento de casi dos mil millones de pesos en los momentos en que vive el país, sin desdoro de nadie, podemos reconocerle al ejecutivo estatal, su capacidad de convocatoria para este incremento que, dadas las condiciones de la entidad, es un importante aporte de oxígeno puro a una administración que, por tercer año consecutivo, instrumenta sus presupuestos de ingresos y ley de ingresos sin que medie ningún financiamiento; el manido mecanismo de deuda pública ha sido no utilizado.

Bien decía el diputado Gianni Ramírez ayer; este es un instrumento de política financiera elaborada sin populismo y con enorme responsabilidad para con la sociedad, esperemos su aprobación y el impacto que tendrá en el reciclaje del capital local.

MAGISTRADOS SUPERNUMERARIOS

Ayer, en la larga espera para el inicio de la segunda sesión convocada ex profeso, familiares y amigos de los letrados que a la postre fueron nominados como los magistrados supernumerarios del Tribunal superior de justicia, nombramientos que se encontraban acéfalos; junto a los ungidos posteriormente, se tomaron fotos en el proscenio de la sala de sesiones, flores, jolgorio y toda la parafernalia que ello implica.

Pecaron de protagonismo sin duda, si ellos y sus familiares ya sabían que Irma Leticia Bermúdez Cruz, María del Socorro Marín Reyes y Guillermo Agustín Romero Ríos, todos ellos actualmente jueces de primera instancia, serían los supernumerarios del TSJ, sin duda no supieron guardar las formas y nadie de la presidencia les dijo que se comportaran a la altura.

Lo que destaca en su nombramiento, es que todas las ternas estuvieron integradas por jueces de primera instancia, mercantiles, civiles, penales; lo que puede constituir un hito en la conformación del TSJ, normalmente estos magistrados supernumerarios, de manera excepcional, llegan en ocasiones a ser titulares al suplir una ausencia definitiva de los titulares; y en el momento de la salida por jubilación o porque se les cumplió el tiempo para el que fueron nombrados, existe una constante, no son nominados a la magistratura titular.

Quizás por eso, se permitieron la liviandad de exhibirse como supernumerarios antes de su toma de protesta; y luego tienen pruritos cuando se les califica a los jueces locales por su talante provinciano, algo chovinista pues.

 Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido