AGENDA COMPARTIDA, DIPUTADOS

Luis Ignacio Palacios 10/09/2014 Comentarios

Septiembre es un buen mes para los políticos y gobernantes; se llevan a cabo una serie de actos emblemáticos de la liturgia nacional, en el escenario actual de los poderes, es una excelente oportunidad para que se lleve a cabo una obvia y necesaria sinergia de los tres poderes, para que, de cara al tercer informe de gobierno de Roberto Sandoval, la sociedad sepa a cabalidad, el cómo y hacia donde se encaminan las acciones de sus instituciones públicas.

Los diputados que integran la XXXI legislatura, ya pasado el pasmo y la incertidumbre de sus primeras semanas, se encuentran en la implementación de sus funciones a instancias nacionales, y hacia el interior, en la conformación de sus comisiones que les establece la ley orgánica; empero, no han tomado en cuenta, que lo primordial en estos días, es la construcción de una agenda política compartida con los otros poderes.

Bajo la égida de jefe político de la entidad, el diputado presidente Jorge Humberto Segura, una vez que entienda la trascendencia de las funciones políticas que tiene el poder legislativo en una sociedad como la nuestra, deberá dejar de lado las funciones burocráticas y administrativas en las manos del eficiente Javier Rivera y sus muchachos, para que ponga atención a las líneas políticas ya diseñadas por su jefe político y amigo, para imbricarse en una serie de acciones extra muros del congreso, solidez en la comunicación social, pluralidad en su operación y dejar que grillen las oposiciones en sus infértiles y estridentes pronunciamientos.

En el poder ejecutivo, se llevan a cabo programas de desarrollo comunitario, apoyos a los municipios y fortalecimiento del quehacer político con su amplia base social; los diputados entonces, no solo debe quedarse en sus cubículos y reducirse a las inagotables funciones de gestoría del pedigüeñismo que es consustancial en estas lides; debieran trocarse en auténticos procuradores de pueblos, con un sentido político bien preciso, para contribuir con sus acciones a la recomposición del tejido partidario en la ciudad capital en las zonas cuyo rendimiento electoral fue absolutamente precario.

En la fiscalía general se trabaja a marchas forzadas para estar al punto el 15 de diciembre cuando se inicie en tres partidos judiciales el nuevo sistema penal de corte acusatorio; y en el poder judicial, mañana Pedro Antonio Enríquez rinde su cuarto informe de labores al frente del TSJ y del CJE; y una vez que se resuelva la impronta del nuevo presidente, sea o no ratificado, el congreso y sus integrantes, tienen en éstas áreas, un mundo de trabajo para constatar la homologación de todo el cuerpo de leyes del NSJP, y se percaten del manejo de los millonarios recursos que la SETEC envió a la entidad para la implementación de este nuevo modelo de procuración y administración de justicia.

Es decir, Jorge Humberto Segura,  muchachas y muchachos que le acompañan, tienen que entrarle de lleno a ser parte activa del desarrollo político y administrativo del gobierno de Roberto Sandoval; no hay lugar para el inmovilismo.

HACER EQUIPO

Es evidente que en estas primeras semanas de ejercicio, los diputados del Pri, junto a su diputada adquirida, se han percatado que es necesario hacer labor de equipo; hasta la fecha no se han dado muestras de ello; a contrario, sus oposiciones, los legisladores del Prd y del Pan, ya andan de manita sudada; solo hay que ver los acuerdos de Cambero con Pavel y Luis Manuel; por otro lado, dada su condición de género, hay una evidente química en la discreta comunicación que llevan a cabo las diputadas, Sonia Ibarra e Ivideliza Reyes; estas dos fracciones ya hicieron equipo.

Para la dinámica del trabajo legislativo, para la contienda partidaria y mediática que se va a dar en el manejo de la tribuna de los miles de problemas que pueden llevar las oposiciones al tinglado político, los diputados tricolores, deben pues, prepararse y saber hacer equipo político; y esto solo se logra con intimación y confianzas compartidas; en estos días se desarrolla el acomodo de las curules, de los cubículos y se han evidenciado varias descortesías entre ellos; las féminas, por su condición de género, tienen la convicción de que pueden tomar y hacer lo que quieren, en la inconsciencia de su debut en estos menesteres.

Y es ahí en donde se reclama, la mano firme y el manejo fino del coordinador de los diputados; Jorge Humberto, debe acreditar don de mando y que sabe hacer uso de las facultades legales y meta legales que le permite la presidencia de la comisión de gobierno; uno de los temas marginales que quizás no le han hecho de su conocimiento, es la pésima imagen que los ujieres del congreso, encargados de la dizque seguridad del recinto legislativo, prodigan en sus malos tratos a los periodistas que cubrimos la fuente y a la ciudadanía que busca darle el sablazo a su diputado favorito.

Urge una adecuada configuración de las relaciones públicas de su presidencia; y por favor, que en la política de comunicación social, no se confunda a los empresarios de los medios, televisivos, radiofónicos y escritos, con los hacedores de prensa; los medios electrónicos son ahora de una presencia mediática instantánea, estamos en el tránsito hacia la sociedad digital y el poder legislativo, al igual que sus pares en el judicial y el ejecutivo, deben adaptarse a las nuevas modalidades de los mecanismos de difusión masiva.

Deben elaborar una agenda de política pública que incorpore a los bienes sociales a los grupos marginados, mujeres en estado de indefensión que son las rurales, y el papel que representan en la supervivencia de sus familias; los índices de pobreza marginal y económica que se han acumulado en la ciudad capital, reclaman una nueva metodología para su operación y, se tienen que concordar visiones y acciones con los otros poderes.

Bajo esta prospección, es evidente que el papel del legislativo en el nuevo contexto de un gobierno consolidado frente a la oposición de la derecha en la ciudad capital, y en las que representan el 49% de los diputados Pan, Prd, Pt, Verde y MC, debe ser relevante, pro activo y no solo un simple receptáculo de las iniciativas del poder; ellos, los diputados son poder y deben tener las capacidades inherentes para ejercerlo. De nada…

Contacto: cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido