¿Y EL DESARROLLO SOCIAL..?

Luis Ignacio Palacios 31/03/2014 Comentarios

En la óptica de los ciudadanos, este es un gobierno que hace “muchas cosas”, merced a la presencia del gobernante Roberto Sandoval, en todo tipo de medios dando puntual cumplimiento de informar con veracidad a la sociedad de todas y cada una de sus actividades, en esa pasión que tiene el titular del poder ejecutivo de mantener los canales abiertos de comunicación con todos los sectores sociales, y haciendo énfasis en los estratos de la población que requieren de la mano amiga de las instituciones.

En efecto, es variopinta la gama de actividades que Roberto lleva a cabo, seguidos y replicados los actos de la administración por parte de sus operadores y los titulares de las carteras del gabinete estatal; lo que impacta, lo que es cotidiano y lo que se deja de conocer es un tema de la visión particular que la gente puede o deja de hacer, finalmente, los resultados de este gobierno están a la vista de todos, del modo tal que solo queda el oficio de los hacedores de los medios para testimoniar el accionar del gobernante.

De esta forma, como Sandoval Castañeda no se está quieto ni una sola semana en la ciudad capital, se aprecia que cumple a cabalidad, el dicho que expresó en su toma de posesión, que su “gobierno no iba a ser desde el escritorio, sino en el territorio..” de esta manera, se han hecho las giras temáticas, las necesarias para llegar hasta los lugares más alejados, el territorio de los marginados, para ser el conducto de los ambiciosos programas de justicia social que los gobiernos federal y estatal, tienen para paliar la pobreza y la marginalidad social.

Este es, quizás uno de los temas que pudiesen resultar polémicos ahora que estamos en ciernes del proceso electoral para renovar ayuntamientos y la cámara de diputados; en efecto, las cifras de la pobreza (extrema incluso) la marginalidad y carencia alimentaria, no son del todo conocidas; se tienen registros de porcentajes por debajo de las cifras que maneja e Inegi y la Coneval, instituciones que sirven de base para el diseño de los presupuestos que la federación destina para combatir la pobreza y la marginalidad social.

Con un novedoso enfoque, y utilizando métodos que ya aprobó la ONU para medir los polígonos de pobreza en américa latina, (solo el DF ha hecho esto) en la Sedesol del gobierno estatal, a cargo de Orlando Jiménez, se está llevando a cabo una reorientación del cómo se aplican los dineros del Estado para que sean mejor aprovechados por la población marginada; y esto tiene que ver, con las singulares características de la población flotante que tenemos en Nayarit; municipios como Tepic, tienen la mayor cantidad de personas que no cubren sus necesidades básicas.

La denominada canasta alimentaria le es exigua a los 90 mil pobres que tenemos en la ciudad capital; para el tamaño de nuestra entidad y con la población de un millón cien mil habitantes, estos datos duros, se saben manejables, por las instancias del gobierno federal; desde luego que no somos Chiapas, Oaxaca o Zacatecas; dónde los índices de pobreza son realmente altos y preocupantes.

Y este es, el punto nodal de todo gobierno, saber hacer bién “las cosas” como lo ve la gente, y en el caso de Nayarit y el accionar de Roberto Sandoval y su activo secretario Orlando Jiménez, es encontrar los mejores mecanismos de la distribución del gasto público en modos y formas que puedan ser mejor aprovechados por las personas que los reclaman; que dejen de ser un simple dato estadístico como lo contempla el Inegi o la Coneval.

Estas acciones en el aparato de gobierno, son novedosas para el gobierno federal, signo de que se aplica la inteligencia y el ejercicio de pensar en la política más sensible de toda administración pública; habremos de ver qué es lo que hacen o dejan de hacer los presidentes municipales en este importante asunto.

Contacto: cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido