CULTURA Y VALORES CÍVICOS

Luis Ignacio Palacios 24/02/2014 Comentarios

¿Dónde tendremos que buscar para entender la falta de valores y cultura cívica que le es consustancial a estudiantes, maestros y autoridades educativas..? en la historia reciente de los últimos veinticinco o treinta años, cuando a los genios del gobierno de la república se les ocurrió modificar sustancialmente los programas de educación primaria y educación media, secundaria, escuelas técnicas, preparatorias se adocenaron con la aparición de los Cetis, Cecyten y otras instituciones del mismo corte.

La visión del Estado mexicano cambió, sin que hubiera sido una demanda colectiva de la sociedad, o de algún sector importante que, beligerante demandara la transformación de nuestro sistema educativo; se terminaron las clases de civismo, la visión de la historia desde la construcción del nacionalismo mexicano y el énfasis en que este país, fue construido en base a un proyecto revolucionario.

Cierto, ninguna sociedad puede permanecer impávida ante la evolución general de la sociedad y del bloque del hemisferio occidental en que nos encontramos; el acuerdo trilateral de libre comercio con USA y Canadá, aportó su alta dosis de desnacionalización que nos faltaba y pues de esta manera, el Estado mexicano, dicho en el cual englobo a los gobiernos de los tres niveles, está produciendo una generación de mexicanos que no tiene un cabal conocimiento de los valores y símbolos patrios que son la característica de nuestra nación.

Este fin de semana, se llevó a cabo una competencia nacional de escoltas, el primer día tuvo una moderada asistencia; sin embargo, las autoridades educativas del gobierno estatal, estuvieron ciegos y mudos, no tuvo ni una letra de publicidad oficial este evento; el domingo, era un páramo, solo los concursantes y unos cuantos familiares de los participantes, una de las escoltas locales, la de la Escuela de Enfermería de la UAN, pasó a las finales y hasta ayer, no supimos el resultado.

Estimo que la política de comunicación social del gobierno estatal, debiera tomar en cuenta este tópico, considerar que eventos de esta naturaleza, y el cumplir con entusiasmo el calendario cívico, pueden tener la misma importancia en la difusión masiva de sus comunicados, de los temas de entretenimiento popular.

Uno y mil tópicos del “gobierno de la gente” son dinámicamente publicitados; eventos de cultura popular acaparan los textos de los boletines, estimo que se margina la divulgación de una cultura y valores patrios, a los que ayer el presidente Peña Nieto llamó de fundamental importancia para la vida nacional, dijo que ”Amar a la bandera, es amar a México, a nuestra historia y tradiciones es  un orgullo que nos une.. ., Nuestra Bandera es uno de los símbolos que nos representa como Nación, nos da identidad y, sobre todo, orgullo de ser mexicanos…»

DEPENDENCIAS ANODINAS

Esta dolorosa circunstancia de carencia de políticas públicas para mantener e incrementar los valores patrios, se debe a que quizás porque no existe un centro emisor de la misma, que le corresponde al secretario Marco Antonio Ledesma quién es de los miembros del gabinete, mudo y torpe, que se esconde ante los medios porque no ha sabido superar sus limitaciones en la contienda que prevalece al interior de los mandos de la dependencia a su cargo.

Es grave que las autoridades educativas no promuevan con eventos específicos la cultura y los valores cívicos; los símbolos de la patria, himno, bandera, escudo nacional, y todo lo que en su rededor se puede hacer en todos los niveles de educación pública; porque la inasistencia al evento nacional de la competencia de escoltas, no tuvo difusión alguna en los canales oficiales; y los medios privados son tan precarias su línea editorial que si algo no viene en los boletines oficiales no lo difunden.

Así de cruel y grotesco significa que los jóvenes de hoy, que sus maestros y los padres de familia estén en una dimensión en la cual, los sentimientos y actitudes sobre nuestra nacionalidad no existen..! puede resultar anacrónico nuestro punto de vista, pero si a los niños y jóvenes de hoy, no se le genera ningún sentimiento de pertenencia, de adhesión a esta gran nación al escuchar la música y la letra del himno nacional; si no le tienen respeto a la significación histórica de la bandera nacional; sencillamente es que ya se logró la desnacionalización de nuestra gente, seremos un pueblo sin alma.

EL CONCURSO DE ORATORIA “JUAN ESCUTIA”

En este panorama de ausencia de nacionalismo, el Congreso del Estado permanece fiel a un evento que es ya una tradición para muchos alumnos y estudiantes; el concurso de oratoria “Juan Escutia” una disciplina abandonada en los programas oficiales de estudio, que sin embargo ahí permanece dejando su semilla en las conciencias de los niños y jovencitos que se atreven a incursionar en esta difícil habilidad.

En este evento, Armando García el diputado presidente dijo “Nos congratulamos de que la práctica de la oratoria, sigue vigente en la niñez y la juventud nayaritas a partir del concurso Juan Escutia, un evento en el cual tienen la oportunidad de exponer su visión acerca del pasado, presente y futuro de nuestro Estado y de nuestra nación”

Dijo a los concursantes que son unos triunfadores, por haber tenido la responsabilidad de prepararse para este evento, pero sobre todo, un éxito para los maestros y padres de familia, “que han sabido educar y guiar a sus alumnos e hijos por el buen camino de la cultura y el estudio”.

Contacto: luisi48@prodigy.net.mx

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido