SECCION XX SNTE, EXTINCIÓN DEL CORPORATIVISMO

Luis Ignacio Palacios 17/01/2014 Comentarios

Herencias perversas, “logros sindicales” ocultos, maniqueísmo informativo de la dirigencia formal de la Sección XX del Sindicato nacional de trabajadores de la educación; este es el escenario que hoy trastoca al sistema de enseñanza en Nayarit, la educación básica colapsada por los apetitos insatisfechos de los dueños de esta franquicia sindical, la dinastía Montengro, todo lo cual, nos muestra que, ante las respuestas racionales del gobierno estatal, con el vínculo político extirpado, el corporativismo sindical se encuentra en extinción.

Desde hace semanas, cuando todo mundo anda de festejos decembrinos, los excelentes operadores financieros que tiene Roberto en la secretaría de finanzas y administración, llevaron a cabo la programación del gasto público, entre otras cuestiones, el convenio laboral que se tiene que firmar con la Sección XX del Snte; todo está a tono, haciendo sinergia con las reformas constitucionales, dejando todo listo para que, en el mes de Febrero, el gobierno de la república asumirá el pago y la ministración de los pagos a los profesores de educación y a sus rémoras sindicales.

De los dirigentes de la Sección XX Roberto Avila Arciniega y cuates que le acompañan,  permanecen tozudos e irreflexivos en las negociaciones con las autoridades educativas del Estado, poco o nada podemos afirmar sobre su capacidad política de entender el nuevo tiempo que se vive en el país; de un tajo, las reformas constitucionales rompieron el círculo perverso de las relaciones ocultas de los gobiernos con el Snte; se empeñan en vivir en un tiempo pasado que ya se fue para nunca más volver.

Son sus corifeos, los Montenegro quienes azuzan los paros de labores; a ver cómo les cae a sus huestes, los descuentos a sus salarios por los días que permanezcan si dar clases; ¿cuál es el motivo recurrente de la puja con estos paros locos..? un “pago” anteriormente pactado, 62 millones de pesos que se incluían en las asignaciones sindicales, solo que esta cantidad nada despreciable, se iba directamente y sin escalas a los bolsillos de quienes operan el famoso programa ya fallido “Tú sumas”.

El instrumento de operación política con el cual los Montenegro pretendieron salirse de su tinta sindical para incursionar en  los estratos sociales, en la búsqueda de un posicionamiento político para los herederos de la dinastía; intento fallido, dado que era la misma gata solo que revolcada, los mismo profes comisionados en las delegaciones sindicales, eran los mismos operadores del “Tu sumas”.

Ningún sindicato ha puesto de rodillas a su patrón; y éstos menos; solos con sus acciones están cavando su tumba política. Grave no saber leer adecuadamente el escenario de modificaciones constitucionales que impactaron trascendentemente en las relaciones sindicales, extinguieron el corporativismo al que estaban acostumbrados; siguen en picada …

Contacto: luisi48@prodigy.net.mx

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido