MADRUGUETE DE POLO DOMÍNGUEZ

Luis Ignacio Palacios 19/11/2013 Comentarios

Ya son varios los lustros que el doctor Leopoldo Domínguez, tiene su experiencia como político; es un cuadro acreditado por la militancia de su partido, Acción Nacional, que en la entidad tiene una singular dirigencia, utilizan al instituto político que tienen en un puño, para validar en la entidad el viejo dicho “perdiendo.., ganamos..!” nuestro viejo conocido ha sido su víctima reiterada, junto con otros distinguidos cuadros políticos, que de una u otra forma los han desdeñado, pese a su enorme rentabilidad electoral, como Rodolfo Alvarez de San Francisco en BadeBa.

De eso se trata la presencia del blanquiazul en Nayarit, ha tenido la oportunidad de ser poder, con alianzas y sin ellas; y sin embargo, por su pasión por los equívocos, por la irresponsabilidad, la falta de un verdadero compromiso social, Acción nacional es víctima de sus yerros, de sus dirigentes, de sus ediles desgüevados, y de sus diputados condescendientes.

Es en este contexto, hace unos días cuando un grupo de sus amigos le organizan un “espontáneo” desayuno en su honor, de facto le destapan como su pre candidato a la presidencia municipal de Tepic; así, ya le da orden a sus expresiones que pretenden ser la frase ancla de sus acciones proselitistas de campaña “Tepic está enfermo y necesita un doctor”, aserto que puede resultar, y además señala “es un gran reto y alguien lo tiene que hacer, Tepic está enfermo y necesita un doctor, pero un cirujano de verdad, estamos en pie de lucha”

Se cubre una vez más el expediente inicial de toda contienda, para la oposición es relativamente fácil inventariar sus argumentos y descalificaciones en contra del gobierno establecido, con algo de imaginación concretan su posible plataforma de marketing, y tal como sucede continuo con los acelerados, que impulsados por sus ansias de poder, incurren en violaciones voluntarias al marco legal que nos rige, específicamente en las normas que regulan las acciones anticipadas de campaña.

He ahí el escenario típico, los procedimientos anticipados en las nuevas democracias, que encuentra severas limitaciones, la población y sus abanderados fuera de la burocracia y nomenclatura de los partidos tienen un acceso limitado al escenario en donde se definen las elecciones.

A personas socialmente aceptadas, con cierto grado de preparación en la ciencia política, con claras ambiciones de acceder al poder y con precariedades para definir un proyecto político de gobierno municipal, les seduce lo que a Polo Domínguez, quieren ver la realidad bajo el espontaneísmo de su visión; y no tal cual es; la realidad política es inclemente, es un imperativo categórico, el deber ser no existe, el hubiera menos, estos son terrenos pantanosos y se requiere de un ciertos rasgos de conducta y singular personalidad, donde la ética no existe y la moral, es un árbol que da moras.

MADRUGUETES FUERA DEL MARCO LEGAL

Pocos políticos profesionales y más aún los espontáneos, se saben conocedores del marco normativo que rige los actos anticipados de las campañas electorales, son de carácter constitucional y reglamentario a nivel local; la federación y las entidades federativas tienen ya sus normas establecidas, que aunque no son homogéneas tienen el propósito de garantizar la seguridad jurídica y la equidad en los procesos electorales, frente a aquellos que los ciudadanos, pre candidatos y grupos sociales, incluso partidos políticos, en que incurren en franca violación a dichas normas.

El principio constitucional deviene del numeral 116 de la carta magna, replica el contenido del artículo 41 de la misma CPEUM referente a la campaña presidencial, y aquel de gobernadores; y la regulación secundaria federal, está en el COFIPE, que tiene varios dispositivos que se condensan en tres: prohibición a precandidatos de realizar actividades de proselitismo o difusión de propaganda antes del inicio de las precampañas; son infracciones de partidos, aspirantes, precandidatos la realización de actos anticipados de pre o de campaña; existe un procedimiento para la presentación de la quejas sobre este tipo de actos; y esta conducta puede ser objeto de sanciones, entre otras, la negativa del registro del precandidato acelerado.

El 62% de las entidades federativas regulan los actos anticipados como el Cofipe; con variaciones mínimas el 13%; existen entidades que establecen en su ley electoral el concepto de actos anticipados 16% Nayarit entre ellas; y algunas tienen una regulación ambigua, el 9%.

La fracción V del numeral 143 de nuestra Ley electoral, es bastante explícito para definir e identificar la conducta anticipada de actos de pre y campaña electoral; ¿ha funcionado alguna queja..? el escriba lo desconoce, sobre todo porque en el pasado inmediato, el actual y el anterior gobernante, tuvieron en exceso protagonismo político, con un claro posicionamiento en el imaginario electoral, que a la postre les produjo su triunfo en las urnas.

El Tribunal electoral del poder judicial de la federación ha resuelto que la transmisión de promocionales o actos de precampaña, produce un posicionamiento ventajoso que vulnera el principio de equidad en toda contienda electoral.

Lo que hace Polo Domínguez y sus amigos es posible que nos permitan identificar estas conductas, típicas de  actos anticipados, legalmente punibles; sin embargo me gustaría ver quién es el aventado que presenta la queja en su contra.

Contacto: luisi48@prodigy.net.mx

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido